Un bodegón con tomatitos precioso
Un bodegón con tomatitos precioso.

'Batch cooking' de diciembre: cocina una tarde y come toda la semana

  • Comentar
  • Imprimir

¿Organizar el menú semanal te quita el sueño y de lunes a viernes no tienes tiempo? Aquí tienes un montón de ideas de platos sencillos y sabrosos para cuatro personas que se preparan en una sola tarde.

Ya es diciembre, y casi nos hemos pulido el que seguramente vaya a ser el año más raro de la vida de muchos de nosotros. Hemos descubierto conceptos como “confinamiento perimetral”, sobrevivido a la dura realidad a base de paciencia y memes y depositado en el 2021 la responsabilidad de que el futuro sea mejor. Pero hasta que nos toque lidiar con el familiar que se queda fuera de la comida navideña por las restricciones, consensuar menús y compaginar celebraciones con toques de queda, todavía quedan algunas semanas (y tendremos que comer para sobrellevarlas). Para ayudarte en esas labores, aquí tienes nuestro menú, lleno de productos de temporada para cocinar una tarde y comer bien unos cuantos días.

Todo lo que puede congelarse, descongelarse y quedar igual de bien -siempre en bolsas de congelación, de silicona o recipientes perfectamente cerrados- es mejor para comerlo a final de semana, como el guiso de níscalos con butifarra, la crema, el curry o los contramuslos -si tenemos sitio en el congelador, podemos duplicar las cantidades y tener ya una comida para la siguiente semana-, priorizando cosas como las patatas y las verduras. El bocadillo y la ensalada es lo único que deberemos preparar en el último momento, pero teniendo el huevo cocido y los aderezos ya listos solo tendremos que cortar y mezclar justo antes de consumirlas.

Para el untable de esta semana mezclamos los garbanzos de base con zanahoria asada, aguacate para un extra de untuosidad y albahaca, una hierba aromática que va bien con ambos. Si compras un manojo, puedes añadirla a otros platos de la semana, como la ensalada de lentejas, caballa en escabeche y pimiento, el sandwich de ensalada de huevo y el pollo asado. Si quieres ir usándola y que te dure más, puedes guardarla en la puerta de la nevera, en un vaso de plástico lleno de agua a modo de jarrón y con una bolsa -también de plástico- tapándola por encima, que cerraremos con ayuda de una goma. Este microinvernadero alargará al máximo la vida útil de nuestras aromáticas. También puedes hacer un pesto, o -mi truco favorito- comprar una planta e ir cortando según necesites: por poco más de lo que cuesta un manojo, tienes hojas frescas para mucho tiempo.

Seguimos sin incluir los desayunos, meriendas o picoteos en la organización semanal, ya que estos no necesariamente se cocinan. De nuevo recomendamos dejar algunos de los básicos —en cada casa son diferentes— preparados en una bandeja dentro de la nevera para no tener que pensar demasiado de buena mañana cuando aún se te está solidificando el cerebro. Yogur, leche o bebida vegetal con copos de avena para tomar fría o caliente, queso fresco, manzanas, peras, mandarinas, naranjas, plátanos, kaki o saroni, kiwi o aguacate para comer en tostada o bocadillo. Otros básicos para llevar son botecitos o bolsitas con frutos secos y chocolate con 70% de cacao, huevos cocidos o algún untable, que son de lo más agradecidos en estas situaciones.

Cenas

  • Contramuslos de pollo asado con tomatitos, hierbas, ajo y vinagre de módena + boniato y cebolla asados con salsa de queso azul y nueces
  • Ensalada de lentejas, caballa en escabeche sin freír y pimiento asado
  • Ensalada de patata y zanahoria asadas con salsa de yogur y variantes + huevo duro + atún en aceite
  • Guiso de butifarra con níscalos + hummus de aguacate y zanahoria con albahaca
  • Sandwich de ensalada de huevo + berenjena asada con vinagreta de anacardos y granada

Comidas

  • Contramuslos de pollo asado con tomatitos, hierbas, ajo y vinagre de módena + ensalada de patata y zanahoria asadas con salsa de yogur y variantes
  • Crema de calabaza con chirivía, puerro y naranja + caballa en escabeche sin freír
  • Arroz integral + berenjena asada con vinagreta de anacardos y granada + pechuga de pavo en papillote
  • Curry rápido de langostinos + arroz integral + hummus de aguacate y zanahoria con albahaca
  • Crema de calabaza con chirivía, puerro y naranja + Guiso de butifarra con níscalos

Preparación

  1. Si compramos los langostinos congelados, descongelarlos en la nevera de un día para otro.
  2. Encender el horno a 180°C. Distribuir en dos bandejas 4 boniatos medianos/grandes -para dos raciones cada uno-, 4 cebollas, 4 pimientos rojos, 8 patatas de ración, 12 zanahorias tiernas, 6 berenjenas medianas y una calabaza violín abierta por la mitad a lo largo y sin semillas de aproximadamente 1,4 kg.
  3. Preparar en una bandejita de pyrex o cazuela apta 400 g de tomates cherry, y regarlos con 75 ml de vinagre de módena, 4 dientes de ajo picados, 45 ml de aceite de oliva y hierbas frescas o secas picadas, sal y pimienta al gusto. Encima, poner 8 contramuslos de pollo deshuesados también salpimentados. Preparar también una pechuga de pavo de unos 700 g, salpimentada y aderezada con pimentón y ralladura de limón, envolverla primero en papel de horno y después en papel de aluminio.
  4. Cortar dos pepinos, cuatro zanahorias y un pimiento en palitos. Estas crudités en un tarro o bolsa de silicona bien cerrada aguantarán bien tres días en la nevera: en ese momento habrá que repetir el proceso con el resto para acompañar el untable de aguacate y zanahoria con albahaca el resto de la semana.
  5. Pasados unos 20 minutos desde que hemos puesto las verduras en el horno, dar la vuelta a las hortalizas y patatas para que se hagan por todas partes (sobre todo si el horno no reparte bien el calor). Las zanahorias estarán unos 10 minutos después; al retirarlas poner la bandeja con los tomates y el pollo (y, si cabe, también la pechuga de pavo en papillote).
  6. Mientras, preparar la salsa de queso fundiendo unos 100 g de queso azul al gusto -menos si es muy fuerte tipo Cabrales, tal vez un poco más si es gorgonzola- con otros 100 g de leche evaporada. Añadir 60 g de nueces peladas y picadas: la salsa de queso azul y nueces está lista.
  7. Preparar la vinagreta de anacardo con 150 ml de aceite de oliva virgen, sal, vinagre y pimienta al gusto, además de 80 g de anacardos tostados. Pelar la granada y reservarla en un tarro bien cerrado para servir con la vinagreta y la berenjena.
  8. Cuando podamos manipularlas sin quemarnos, poner en un recipiente 4 de las zanahorias con dos aguacates, 800 g de garbanzos cocidos, tahini, zumo de limón y ajo al gusto (yo pongo 3 cucharadas, 60 ml y un diente mediano y medio). Añadir un puñado de hojas de albahaca, triturar, probar y ajustar de aderezo: el hummus de aguacate y zanahoria con albahaca está listo. Tapar bien y llevar a la nevera.
  9. Las patatas, los pimientos, los boniatos y las cebollas estarán listos más o menos una hora después de haber entrado en el horno, la calabaza tardará un poco más. Como siempre, el tiempo concreto depende del tamaño de las verduras y la potencia real del horno, así que lo mejor es vigilarlo de vez en cuando mientras hacemos otras cosas. Los contramuslos con tomatitos pueden estar listos en unos 20 minutos, el pavo seguramente tardará unos 10 más; es importante dejar que se atempere y se asienten los jugos antes de abrir la papillote, unos 10 o 15 minutos. Guardar ambas aves para comer cuando corresponda.
  10. Dorar seis cebollas picadas gruesas en una olla con un poco de aceite de oliva.
  11. Poner en otra olla la parte blanca de dos puerros y cuatro chirivías troceadas. Dorar a fuego medio-bajo unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Sacar la pulpa de la calabaza asada y añadirla. Cubrir con 1,2 l de caldo de verdura, salpimentar y añadir un poco de ras el hanout (o canela, jengibre y comino en polvo). Cocinar durante unos 15 minutos, sacar del fuego y, cuando se temple, añadir 2 yogures naturales griegos y el zumo y la ralladura de una naranja. Triturar bien: la crema de calabaza con chirivía, puerro y naranja ya está lista.
  12. Cuando pueda hacerse sin quemarse, pelar los pimientos, quitar las semillas y ponerlos en un táper para la ensalada de arroz integral con caballa en escabeche sin freír (mezclar los ingredientes unas horas antes, para que los sabores se mezclen bien).
  13. Cuando pueda hacerse sin quemarse -pero aún estén calientes-, pelar las berenjenas, cortarlas por la mitad a lo largo y aliñar con la vinagreta de anacardos. Servir con la granada por encima, añadida en el último momento.
  14. Cuando ya estén frías, pelar y trocear las patatas, y trocear las zanahorias restantes. Preparar una salsa con 2 yogures griegos, aceite, sal y pimienta al gusto. Añadir variantes o pepinillos picados al gusto -yo pongo unos 200 g- y mezclar bien. Si queda muy espeso, se puede añadir un poco de agua. La ensalada de patata y zanahoria asadas con salsa de yogur y variantes está lista: si vas a tardar más de dos día en comerla, mezcla con el aliño el día antes (remueve bien antes, por si las variantes han soltado vinagre).
  15. Coger una tercera parte de la cebolla dorada y pasarla a una cazuela, añadir 600 g de níscalos troceados, 3 dientes de ajo picados, sal y pimienta. Rehogar durante unos 8 minutos. Añadir 1 kg de butifarra en 8 porciones, dejar cocinar cuatro minutos por cada lado y cubrir con 200 ml de vino blanco y 200 ml de agua o caldo. Guisar a fuego suave destapado unos 15 minutos, añadir una picada hecha con 40 g de almendras o avellanas tostadas, un diente de ajo y un puñado generoso de hojas de perejil. Remover y cocinar 5 minutos más, o el tiempo necesario para que la salsa quede gustosa y con cuerpo: el guiso de butifarra con níscalos ya está listo.
  16. Cocer 500 g de arroz integral según instrucciones del fabricante. Dejar enfriar y reservar. Cocer 8 huevos a temperatura ambiente durante 9 minutos, en agua que hierva pero al mínimo. Enfriar bajo el chorro de agua fría y reservar (4 para el sandwich y 4 para la ensalada de patata).
  17. A otro tercio de la cebolla pochada añadirle dos calabacines medianos troceados y dorar todo durante cinco minutos. Añadir una lata de leche de coco, pasta de curry tailandés al gusto -depende de la variedad es más o menos picante, el picante subirá con el reposo- y reducir a fuego medio durante unos cinco minutos. Añadir los langostinos, cocinar un minuto más y apagar el fuego: el curry rápido de langostinos ya está listo.
  18. Añadir seis dientes de ajo pelados y abiertos a lo largo a la cebolla restante, cuatro zanahorias en rodajas y bolas de pimienta, una hoja de laurel (y, si se quiere, más especias) y sal. Dorar todo unos 5 minutos. Añadir pimentón dulce o picante al gusto, dejar que coja temperatura y añadir 200 ml de aceite y vinagre al gusto (yo pongo la misma cantidad, o si se busca un resultado más suave, sustituir parte del vinagre por vino blanco seco). Cuando hierva, añadir seis caballas de ración, salpimentadas. Dejar hervir sin mover durante unos 15 minutos, dejar que se enfríe sin sacar el pescado y llevar a la nevera para que repose por lo menos un día (mejor dos). Usar media caballa por ración para la ensalada con arroz y huevo, y una para tomarla como plato principal.
  19. Para preparar los sandwiches, poner los huevos duros picados en un bol, y añadir ½ cebolla dulce picada, 4 cucharadas de mayonesa, mostaza al gusto -o salsa picante-, sal, pimienta, un chorrito de zumo de limón y un puñado de hojas de perejil picado. Mezclar todo bien y repartir entre 4 rebanadas de pan de molde (mejor si es integral). Cubrir con un pepino pequeño cortado en rodajas finas y las rebanadas de pan restantes: servir inmediatamente.

¿Quieres más ideas de 'batchcooking'? Mira nuestras anteriores entregas.

La lista de la compra

Fruta y verdura

4 boniatos para dos raciones cada uno-, 10 cebollas, 6 pimientos rojos, 8 patatas de ración, 24 zanahorias tiernas, 6 berenjenas medianas, una calabaza violín abierta por la mitad, 400 g de tomates cherry, 3 limones, 5 pepinos, una granada grande y madura, 2 aguacates al punto, un manojo de hojas de albahaca, 2 puerros, 4 chirivías, 1 naranja, 4 cabezas de ajo, 600 g de níscalos, 2 calabacines medianos, una cebolla dulce tipo Fuentes de Ebro, un manojo de hojas de perejil.

Pescado y marisco

600 g de langostinos pelados, frescos o congelados, 6 caballas de ración.

La pollería

8 contramuslos de pollo, una pechuga de pavo de unos 700 g, 8 huevos.

Carne

1 k de butifarra en 8 porciones.

Además

Vinagre de módena, aceite de oliva, hierbas frescas o secas, sal, pimienta, unos 100 g de queso azul, leche evaporada, 60 g de nueces, 80 g de anacardos tostados, tahini, 800 g de garbanzos cocidos, 1,2 l de caldo al gusto, ras el hanout, 4 yogures griegos, un tarro de variantes al gusto, vino blanco,40 g de almendras o avellanas, 500 g de arroz integral, una lata de leche de coco, pimienta grano, pimentón dulce o picante, vinagre de vino o manzana, mayonesa, una hogaza de pan (preferiblemente integral, puede ser de molde).

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista