Los tres están buenísimos
Los tres están buenísimos.

Tres patés con cacahuete para el aperitivo

  • Comentar
  • Imprimir

Los cacahuetes sirven para mucho más que comerlos mientras te tomas una cerveza: estos tres untables son solo una pista de todo lo que puedes hacer con ellos, una batidora y un poco de imaginación.

El cacahuete es un fruto seco sabroso y económico que, solo con la ayuda de una batidora o robot de cocina, un poco de brazo y paciencia; podemos convertir no solo en la famosa mantequilla de cacahuete -ya alejada de los bocadillos americanos de jalea y completamente integrada en nuestra dieta-, sino también en diferentes untables sabrosos, para aperitivos y múltiples usos.

Podemos servirlos acompañados de palitos de verduras como pimiento, pepino, calabacín o zanahoria, pan o regañás. También podemos usarlos como base para canapés o minibocadillos: el de tomates secos con albahaca está buenísimo con salmón, el de anchoas queda muy bien con hortalizas frescas como el pepino y con el thai y un montón de verduras encurtidas en casa podríamos hacer un rico 'banh mi' vegano.

Aguanta bien varios días en la nevera, como todo lo que lleva grasa, aunque si se deja a puede separarse un poco de líquido en la parte superior, algo que podemos solucionar simplemente batiéndolo con un tenedor. La última de las versiones, en la que mezclamos garbanzos y cacahuetes, puede versionarse prácticamente con cualquier legumbre, cualquier verdura asada y cualquier fruto seco (y es ideal si te apetece algo parecido a un hummus y te has quedado sin tahini o sésamo). Podrías usar lentejas, calabaza y anacardos; judías, remolacha y avellanas o frijoles rojos, cebolla y almendras, todas con las especias y aromáticas que se nos ocurran: el éxito está asegurado.

Dificultad

Podría hacerlo un monete (con una batidora, claro).

PATÉ DE CACAHUETES CON TOMATE SECO, ALBAHACA Y LIMÓN

Ingredientes

  • 100 g de cacahuetes tostados
  • 8 mitades de tomates secos rehidratados (pueden ser en aceite)
  • Albahaca fresca o seca al gusto
  • Ajo al gusto (yo usé un diente mediano)
  • Sal
  • Zumo de limón al gusto (yo usé 45 ml)
  • Pimienta
  • Un chorrito de agua fría (empezar con dos cucharadas)

Preparación

  1. Triturar todos los ingredientes, añadiendo un poco más de agua si es necesario, hasta conseguir una pasta fina. Si la batidora no está muy allá, hacerlo en ciclos dejando descansar el motor.
  2. Probar y ajustar de aderezos antes del último batido, para que quede bien integrado. Dejar reposar en la nevera por lo menos un par de horas, para que se integren bien los sabores.

PATÉ MARINERO DE CACAHUETES

Ingredientes

  • 80 g de cacahuetes tostados
  • 1 lata de sardinas en escabeche (con su jugo)
  • Ajo al gusto (yo usé un diente mediano)
  • Un puñado de hojas de perejil
  • Un chorrito de agua fría (empezar con dos cucharadas)
  • Sal (si es necesario)
  • Pimentón dulce o picante al gusto

Preparación

  1. Triturar todos los ingredientes, añadiendo un poco de agua si es necesario, hasta conseguir una pasta fina. Probar y ajustar, sobre todo de sal (depende mucho de la cantidad que lleve la conserva).
  2. Si la batidora no está muy allá, hacerlo en ciclos dejando descansar el motor. Probar y ajustar de nuevo -esta vez de aderezos- antes del último batido, para que quede bien integrado. Dejar reposar en la nevera por lo menos un par de horas, para que se integren bien los sabores.

PATÉ THAI DE CACAHUETES Y GARBANZOS

Ingredientes

  • 100 g de cacahuetes tostados
  • 250 g de garbanzos cocidos
  • Ajo al gusto (yo usé un diente grande)
  • Zumo de lima al gusto (yo usé 60 ml)
  • Salsa de pescado o de soja
  • Un trocito de 2 cm de raíz de cúrcuma pelada (o media cucharadita en polvo)
  • Un puñado de hojas de cilantro
  • Sriracha, chile o salsa picante al gusto
  • Un chorrito de agua fría (empezar con tres cucharadas)

Preparación

  1. Trocear la cúrcuma en rodajitas (cuidado, que mancha mucho). Triturar todos los ingredientes, añadiendo un poco más de agua si es necesario, hasta conseguir una pasta fina. Si la batidora no está muy allá, hacerlo en ciclos dejando descansar el motor.
  2. Probar y ajustar de aderezos antes del último batido, para que quede bien integrado. Dejar reposar en la nevera por lo menos un par de horas, para que se integren bien los sabores.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista