¿Son los aditivos tan malos como los pintan?

Los conservantes, colorantes y otros "E" que se añaden a los alimentos cargan con la leyenda de ser perjudiciales, pero deberíamos fijarnos más en otras cosas para valorar si un alimento es saludable.

  • Comentar
  • Imprimir

Si nos creyéramos lo que publican algunas webs o las listas que circulan por Facebook, deberíamos pensar que los aditivos son los malos malísimos de la película alimentaria. Desde los ochenta, los "E" que se añaden a la comida para mantener o mejorar su duración, frescura, sabor, textura o aspecto cargan con el sambenito de ser perjudiciales para la salud, cuando no directamente cancerígenos.

¿Está justificada la fama de los conservantes, colorantes, acidulantes, antioxidantes y demás parientes? En el vídeo de arriba analizamos la leyenda negra de los aditivos y explicamos qué son, de qué se les puede echar la culpa y de qué no, y en qué hay que fijarse cuando nos los encontramos en la etiqueta de un producto.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista