Una combinación espectacular
Una combinación espectacular.

Judiones salteados con mantequilla y cebolla encurtida

  • Comentar
  • Imprimir

Elegimos una legumbre de buen tamaño y la tostamos ligeramente en una sartén con ajo, especias y mantequilla. La acompañamos de arroz aromático con cebolla cítrica para refrescar.

Sobre las legumbres poco se puede decir que no sepamos todos ya: son una fuente nutricional completísima, baratas e increíblemente fáciles de preparar, además de ser tan versátiles que podemos usarlas en guisos, salteados, ensaladas, cremas e, incluso, repostería vegana. Si estoy obligado a sacarles una pega, sólo puedo mencionar que requieren muchas horas para rehidratarse -si este paso da pereza, es más por el cansancio y el ritmo de vida que estamos obligados a llevar que por la pobre legumbre, que no tiene culpa de nada-; pero gracias a que hoy día podemos encontrarlas cocidas y listas para su uso directo, es absurdo querer buscarle tres pies al gato.

Para la siguiente receta vamos a tirar de comodidad y rapidez: usaremos judiones de bote. ¿Quieres utilizar cualquier otra legumbre? Pues adelante, pero deben tener suficiente superfície para conseguir un tueste adecuado con la mantequilla, por lo que descartaría garbanzos y lentejas. Para cortar con lo graso, acompañaremos el plato con una cebolla encurtida con zumo de limón, y lo serviremos todo con arroz y bien de hierbas aromáticas, que redondearán el plato con su frescor.

Este plato se prepara en menos de media hora, y cualquier sobra nos puede servir para darle otra vida y así solucionarnos una cena. Por ejemplo, lo que me sobró de judiones salteados lo reutilicé para preparar una ensalada con cogollos de lechuga, pepino, aceitunas Kalamata, cebolla morada encurtida, cilantro y vinagreta de limón y salsa de soja. Por posibilidades, que no sea.

Dificultad

Mucho más sencillo que seguirle el ritmo a la política de Madrid.

Ingredientes

Para 2 personas

  • Unos 350 g de judiones cocidos
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada rasa de pimentón dulce
  • 1 cucharada rasa de comino en polvo
  • Media cucharadita de pimienta negra molida (o al gusto)
  • 2 cucharadas bien colmadas de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita rasa de sal (o al gusto)

Para la cebolla encurtida

  • Una cebolla morada
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de azúcar blanco
  • El zumo de un limón (reservar su ralladura para presentar el plato)
  • 4 cucharadas de agua
  • Un chile fresco picado (opcional)

Además

  • Unos 100 g de arroz al gusto
  • La ralladura del limón
  • Cilantro, cebollino o cualquier aromática que guste

Preparación

  1. Lavar bien el arroz y cocinarlo según las instrucciones del fabricante.

  2. Pelar y cortar en juliana la cebolla y mezclar los ingredientes para encurtirla (reservando la ralladura de limón para decorar). Remover bien y refrigerar mientras cocinamos.

  3. Pelar y picar los ajos y añadirlos a una sartén grande junto a la mantequilla y el aceite. Cocinar a fuego bajo.

  4. Colar los judiones y añadirlos a la sartén antes de que el ajo se dore. Subir el fuego y añadir las especias y la sal. Remover bien y dejar que se tuesten ligeramente.

  5. Servir los judiones encima del arroz. Añadir la ralladura de limón, la cebolla encurtida y cualquier hierba aromática fresca, y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista