Delicias de inspiración china
Delicias de inspiración china.

Fideos con berenjenas, ajos tiernos y huevo

  • Comentar
  • Imprimir

Cualquier tipo de fideo nos servirá como base para preparar este plato, acompañados de una buena cantidad de verduras de temporada acompañadas de huevo, salsa y un toque fresco y crujiente para rematar.

La pasta es una buenísima base para preparar platos sencillos y rápidos, y aunque cuando pensamos en ella la primera opción que se nos ocurre es la italiana -por proximidad, supongo- hay otras culturas que la preparan con la misma maestría. Desde el cuscús los árabes y los bereberes a los spätzle alemanes, pasando por los pastelillos de arroz coreanos, los sorrentinos argentinos, los pierogi polacos y otros que ya repasamos en un artículo dedicado a las pastas del mundo.

Como la receta de hoy es de inspiración china, recomendamos usar alguno de los tipos de fideos que ofrece esta gastronomía, que no son pocos (ya que toman fideos en cualquiera de las comidas del día, con variedades específicas para el desayuno). Puedes escoger entre los vermicelli a base de arroz -normalmente aptos para celíacos, siempre que lo indique el envoltorio-, los de fécula de boniato que se usan para preparar la sopa agripicante entre otras recetas y muchísimas variedades de trigo, que van desde los fideos instantáneos que se pueden encontrar en cualquier supermercado acompañados de sobrecitos saborizantes hasta versiones frescas, con huevo y hasta con extracto de mango.

Cualquiera de estas opciones servirá para preparar este plato, igual que también podemos añadir o quitar ingredientes vegetales según el gusto y la temporada, tal cual o ajustando algunos puntos de la cocción en algunos casos. Por ejemplo, si en lugar de berenjena vamos a cocinar verduras que se beneficien de una cocción corta como calabacín, champiñones o cualquier otra seta, o pimiento, recomiendo cocinarlos poco tiempo y a fuego alegre para que conserven la textura crocante.

Respecto al uso de vinagre y picante, en ambos casos opcional pero lo recomiendo encarecidamente. Yo le añadí la salsa picante al final porque así es como me gusta este aderezo en concreto, pero si usáis picante en polvo podéis ponerlo a la vez que la soja para que se reparta bien. En platos chinos suelo usar el vinagre negro o Chinkiang, elaborado con arroz glutinoso -y, a veces, también sorgo- que se envejece en toneles de madera y es ácido y a la vez dulce y un poco ahumado, con un sabor profundo que va bien tanto en sopas y ensaladas como para mojar empanadillas (es el otro ingrediente base, junto con la salsa de soja, del aderezo con el que se sirven los jiaozi).

Dificultad

Más fácil que conseguir que Godzilla deje de romper la ciudad.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 350 g de fideos al gusto (yo usé Santon)
  • 2 berenjenas medianas
  • 8 ajos tiernos
  • 2 cebolletas (con sus tallos)
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de cacahuetes picados
  • 1 cucharada rasa de sésamo
  • Salsa de soja al gusto
  • Vinagre al gusto (opcional)
  • Aceite de oliva suave
  • Picante al gusto (yo usé Lao Gan Ma)

Preparación

  1. Sacar la capa exterior de la cebolleta y cortarla en tiras. Sacar la capa exterior de los ajos tiernos y cortarlos en trozos de unos dos centímetros.
  2. Quitar el pedúnculo a la berenjena y cortarla en dados; si tiene muchas semillas, salarla un poco y dejarla un rato sobre un colador.
  3. Poner las verduras en una sartén o cazuela -grande, tienen que caber las verduras y los fideos ya que terminaremos la cocción allí- con un poco de aceite y cocinarlas a fuego medio hasta que estén melosas y doradas.
  4. Cocinar los fideos en agua hirviendo con sal según las instrucciones del fabricante, intentando que el final de la cocción coincida con el momento en el que estén listas las verduras. Añadir a la cazuela con las verduras, sazonar con salsa de soja -y, si se quiere, un poco de vinagre- y remover bien durante un minuto para que todo se integre bien.
  5. Preparar los huevos revueltos poniendo un chorrito de aceite de aceite de oliva a fuego suave en una sartén antiadherente. Cuando esté caliente, bajar el fuego al mínimo, añadir los huevos, remover, salpimentar y dejar unos segundos sin mover hasta que se forme una capa cuajada. Repetir el proceso: remover, unos 10 segundos de descanso. Remover, unos segundos de descanso.
  6. Servir los fideos con verduras con el huevo por encima, rematar con el tallo de la cebolleta picado, sésamo, los cacahuetes picados gruesos y picante al gusto.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista