La íbamos a llamar gazpacho de maíz, pero no queremos que se caiga Twitter
La íbamos a llamar gazpacho de maíz, pero no queremos que se caiga Twitter.

Sopa fría de maíz

  • Comentar
  • Imprimir

Esta sopa de maíz, tomate y pimiento amarillos no solo es una explosión de color, sino también una opción refrescante para cuando el calor te quita el hambre.

Esta sopa propone una combinación muy refrescante de maíz, tomate amarillo y pimiento también amarillo, para conservar el color del elemento principal. Podéis usar hortalizas de colores menos especialitos, pero entonces la crema no conservará el lindo tono amarillo que veis en la foto.

Nunca he sido entusiasta del maíz cocido en conserva, que creo que desmerece mucho del maíz cocido o asado en casa desde mazorca fresca. Quizá el abuso que se ha hecho de él -y se hace aún- en ensaladas de poca monta os puede quitar las ganas de probarlo elaborado de manera distinta, pero el maíz de mazorca asado en el horno, envuelto en aluminio, o en la barbacoa con un poco de mantequilla como hemos visto en las películas estadounidenses, queda muy rico; os animo a probarlo. Ojo, porque hay quien consume los granos de maíz también en crudo, si son suficientemente jóvenes y tiernos; no puedo aconsejarlo ni desaconsejarlo porque no he probado esta opción.

Las sopas frías son un clásico del verano porque funcionan: te hidratan y te refrescan, y te alimentan incluso cuando el calor te quita el hambre. Son una forma fantástica y variada de consumir hortalizas de todas clases más allá de ensaladas, que puedes preparar en cierta cantidad para consumir a lo largo de varios días. Y, según nos cuentan, estas cremas veganas o vegetarianas, sin ningún producto de origen animal, además contribuyen a la salud del planeta. Todo son ventajas.

Dificultad

Escasa, la de tener una batidora un poco decente.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 3 mazorcas de maíz fresco (o ya cocidas)
  • 300 g de tomates amarillos
  • 1 pimiento amarillo pequeño
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 pepino
  • 80 ml de aceite de oliva virgen
  • 3 cdas de vinagre de manzana (o al gusto)
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • Un poco de pepino, cebolla morada y perejil para adornar

Preparación

  1. Quitar las hojas y las barbas a las mazorcas y lavarlas.
  2. Para asarlas, envolverlas en papel de aluminio, mojarlas con un poco de aceite de oliva o mantequilla, y meterlas en el horno precalentado a 200 °C durante unos 25 minutos, hasta el punto que se desee.
  3. Para cocinarlas al vapor, llevar a ebullición el agua de la vaporera y cocer las mazorcas 15-20 minutos o hasta el punto que se desee.
  4. Para cocerlas en agua, llevar a ebullición agua abundante con sal en una cazuela, introducir las mazorcas y cocer por lo menos 10 minutos o hasta el punto que se desee.
  5. Cuando las mazorcas estén frías al tacto, pasar un cuchillo de arriba abajo para cortar los granos de maíz y pasarlos a un bol.
  6. Cortar los tomates, el pepino pelado y la cebolla, limpiar el pimiento y trocearlo. Añadirlo todo al bol del maíz.
  7. Agregar el aceite de oliva virgen, el vinagre, la sal y la pimienta. Mezclar, tapar y dejar reposar 30 minutos.
  8. Triturar las hortalizas a fondo hasta obtener una crema fina; añadir el agua que se considere necesario para afinar la consistencia. Comprobar la sazón y rectificar si hiciera falta. Refrigerar y servir la sopa de maíz bien fría, adornada con pepino y cebolla picados, y perejil.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista