Verduras al vapor perfectas y tres aliños

Si crees que las verduras al vapor son de régimen, te equivocas: esta técnica de cocción respeta su sabor como pocas. Para clavarlas sólo necesitas seguir unas normas sencillas y probar alguno de nuestros aliños.

  • Comentar
  • Imprimir

Las verduras al vapor se suelen asociar a las dietas de adelgazamiento. Es decir, a la falta de sabor, la fobia a las grasas, la desazón y el sufrimiento. Para mí, ésta es una de las mayores injusticias de la cocina, porque pocas técnicas de cocción respetan tanto la personalidad de las hortalizas y resultan más sabrosas. Sólo hay tres secretos para triunfar con las verduras al vapor: seguir unas pocas normas fundamentales, respetar los tiempos de cocción de cada una, y rematar con un aliño sencillo pero alegre.

En el vídeo de arriba tienes unas cuantas pautas para no fracasar, y también una receta básica. El bonus track son tres aderezos diferentes: una bilbaína, una especie de chimichurri y una vinagreta de aceitunas, alcaparras y anchoas. Cualquiera de ellos elevará el nivel de satisfacción, así que tú eliges.

VERDURAS AL VAPOR CON TRES POSIBLES ALIÑOS

Para 4 personas

  • 250 g de judías verdes
  • 250 g de brócoli
  • 1/2 calabacín grande
  • 2 zanahorias grandes
  • 2 patatas medianas

Aliño de hierbas

  • 100 g de perejil
  • 1 cucharada de orégano
  • ½ cucharada de tomillo
  • 1 cucharada rasa de guindilla en copos
  • 1 o 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 6 cucharadas de aceite de oliva o girasol
  • ¾ de cucharadita de sal
  • Pimienta molida al gusto

Vinagreta de aceitunas

  • 50 g de aceitunas verdes deshuesadas
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 4 anchoas
  • 2 huevos cocidos
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 o 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 3/4 de cucharadita de sal

Salsa bilbaína

  • 3 dientes de ajo
  • 1 guindilla seca
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 5 cucharadas de aceite
  • 1 o 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 cucharadita rasa de sal (o al gusto)

Preparación

  1. Si se elige el aliño de hierbas, mezclar todos los ingredientes en un tarro. Tapar, agitar enérgicamente y reservar.
  2. Si se elige la vinagreta, picar las aceitunas, las alcaparras y las anchoas. Juntarlas en un tarro con el aceite, el vinagre y la sal. Tapar y agitar fuerte. Destapar, añadir el huevo cocido picado y remover con suavidad. Reservar.
  3. Si se elige la salsa bilbaína, filetear los ajos y picar la guindilla. Poner el ajo y el aceite en una cazuela pequeña a fuego medio. En cuanto empiecen a dorarse, retirar del fuego y añadir las guindillas y el perejil. Cuando la temperatura del aceite haya bajado un poco, añadir el vinagre y la sal y remover bien. Reservar.
  4. Poner dos dedos de agua a calentar en una olla con la vaporera encima.
  5. Mientras, pelar las patatas y las zanahorias y cortarlas en trozos de unos cuatro o cinco centímetros (ver vídeo). Cortar el calabacín, el brócoli y las judías en trozos de tamaño parecido.
  6. Poner en la olla las patatas y tapar.
  7. A los 10 minutos, añadir la zanahoria, el brócoli y las judías verdes sin que se mezclen demasiado los ingredientes, y tapar.
  8. A los dos minutos, sumar el calabacín, tapar y dejar cinco minutos.
  9. Comprobar el punto de cocción de cada verdura. Las que estén listas, sacarlas. Las que no, dejarlas un par de minutos más o hasta que se hagan.
  10. Aliñar las verduras con la salsa que se haya elegido.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista