La verdad que está muy bonita la foto
La verdad que está muy bonita la foto.

Ensalada de uvas con aliño tailandés

  • Comentar
  • Imprimir

El dulzor de las uvas contrasta muy bien con el picante y la acidez de los aliños tailandeses en una ensalada rapidísima. Por su frescura, es un acompañamiento perfecto para platos contundentes.

Que Tailandia tiene una gastronomía amplísima, llena de contrastes y sabores potentes no es misterio para nadie a estas alturas. En sus platos, la presencia del ácido, el picante, lo dulce y lo salado son arrolladoras, pero con proporciones siempre equilibradas para potenciar el disfrute. Sus ensaladas, por ejemplo, siempre cuentan con el componente salado de la salsa de pescado, la acidez de la lima o el tamarindo, el picante de los chiles y el dulzor del azúcar del fruto de la palma. Siguiendo este esquema, experimentar se nos hace bastante fácil.

Estamos en temporada de uvas y, por suerte para perezosos como yo, las encontramos sin pepitas casi en cualquier parte. Partiendo de esta base dulce que nos aporta, vamos a construir una ensalada con inspiración tailandesa similar al conocido laab (sobre el que ya escribimos). Personalmente me gusta que esta ensalada sea muy picante y se sirva muy fría, de modo que pongo las uvas en el congelador unos 30-45 minutos antes de manipularlas: la acompañaremos de una gran cantidad de menta y cilantro para que sea muy aromática.

Algo característico de este tipo de ensaladas tailandesas es el polvo de arroz tostado. Mi recomendación es hacerlo porque aporta un sabor tostado riquísimo, y para ello solo tenéis que tostar granos de arroz -glutinoso, jazmín o basmati- en seco hasta que se doren y luego triturarlos, ya sea en un mortero o en un molinillo de especias.

Dificultad

Fácil: es una ensalada, no encontrar un alquiler asequible en una capital.

Ingredientes

Para 2 personas, como guarnición

  • 300 g de uvas sin pepitas
  • 10 g de hojas de menta (un puñado grande)
  • 6 g hojas de cilantro (un puñado pequeño)
  • Media cebolla morada

Para el aliño

  • 1 cucharada y media de salsa de pescado
  • 1 cucharada de chile en copos (o al gusto)
  • 2 cucharadas de agua
  • El zumo de una lima
  • 1 cucharada y media de arroz tostado en polvo
  • 1 cucharadita rasa de azúcar blanco
  • Media cucharadita de sal

Preparación

  1. Lavar las uvas y meterlas en el congelador unos 30-45 minutos.

  2. Tostar dos cucharadas de granos de arroz hasta que estén dorados y triturarlos.

  3. Preparar el aliño mezclándolo todo con cucharada y media del polvo de arroz tostado y refrigerar.

  4. Limpiar la menta y el cilantro y deshojar la cantidad necesaria.

  5. Cortar las uvas por la mitad y la cebolla morada en juliana. Añadir las hojas de menta y cilantro. Aliñar y servir al momento.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista