Esa salsita pide pan
Esa salsita pide pan.

Pollo moruno con dátiles

  • Comentar
  • Imprimir

Si quieres que algún plato te recuerde a la cocina marroquí, usa 'ras el hanut'. Esta mezcla de especias, cuyo nombre significa "lo mejor de la tienda", nos sirve para alegrar unos contramuslos de pollo con dátiles y boniato.

El ras el hanout es una mezcla de especias molidas de composición variable, pues significa algo así como lo mejor de la tienda; es decir, que cada tendero prepara su propia mezcla y le imprime su sello. No obstante, suele llevar clavo de olor, canela, pimienta de Jamaica, cúrcuma, comino, alcaravea, cilantro, jengibre, nuez moscada, orégano y pimienta negra, entre otras especias.

Quizá nos baste el ponerle esta mezcla de especias a un plato para llamarlo moruno, aunque imagino que los naturales de Marruecos tendrían mucho que decir sobre ello. Pero abracemos la libertad de combinación de ingredientes: desde el advenimiento de Internet esto de remedar platos de tierras ajenas con uno o dos añadidos clave se ha convertido en norma. Podemos considerarlo sincretismo o habrá incluso quien lo llame apropiación cultural, pero, oye, es que el ras el hanout está para tomarlo a cucharadas.

En España, gracias a la población de origen magrebí, hace tiempo que se encuentran frascos de este preparado en los supermercados. La primera vez que compré uno me aficioné a visitar la cocina solo para esnifar un poquito de su magnífico aroma… no me juzguéis. Este pollo estofado se acompaña de otro ingrediente con pedigree norteafricano, los ricos dátiles que le aportan un toque dulzón delicioso combinado con la batata: la variedad medjool es de las más dulces y jugosas. Prepara pan para mojar; a falta de un buen pan plano árabe puedes usar uno de sus parientes, un rico mollete.

Dificultad

Muy poca (sobre todo para lo rico que sale).

Ingredientes

Para 4 personas

  • 8 contramuslos de pollo
  • 2 cdas. de ras el hanout
  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • 2 cebollas moradas
  • 4 dientes de ajo
  • 200 ml de caldo de pollo
  • 400 g de tomate troceado (puede ser de conserva)
  • 1 batata grande
  • 200 g de dátiles medjool deshuesados
  • Sal
  • Cilantro fresco
  • Arroz o cuscús para acompañar

Preparación

  1. Frotar los contramuslos con una de las cucharadas de ras el hanout y salar.

  2. Pelar y picar las cebollas. Majar el ajo. Pelar y trocear en cubos la batata.

  3. Cubrir de aceite de oliva el fondo de una cazuela y dorar el pollo a fuego medio-alto. Sacar a una fuente.

  4. Seguidamente, freír la cebolla picada en el mismo aceite, a fuego bajo hasta que la cebolla se transparente.

  5. Añadir el ajo majado y darle unas vueltas. Agregar la cucharada restante de ras el hanout y sofreír brevemente para potenciar el aroma.

  6. Poner el tomate troceado y reducir brevemente. Agregar entonces la batata troceada y el pollo sofrito, y cubrir con el caldo.

  7. Salar, tapar y estofar a fuego bajo unos 30 minutos, hasta que la batata y el pollo empiecen a estar tiernos.

  8. Añadir los dátiles al estofado. Proseguir la cocción otros 15 minutos, con la cazuela destapada para que se concentre el jugo de cocción. Servir caliente con arroz o con cuscús, y con hojas de cilantro fresco.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista