Con sorpresa interior
Con sorpresa interior.

Manzanas envueltas

  • Comentar
  • Imprimir

Si te gustan los postres con manzana, este sencillo dulce en el que se abriga la fruta con hojaldre o con una masa quebrada te volverá turuleta.

¿Te gustan las manzanas asadas? ¿Y los postres con manzana? Pues te presentamos un postre delicioso de suculentas manzanas envueltas, bien arropaditas con su abrigo de masa, para impresionar a propios y extraños con un dulce sencillísimo, que no puede fallar y apto para todos los públicos.

No sé si estas manzanas envueltas o cosa similar existen en muchas culturas; yo las conocí en un recetario alemán, ya que Alemania es tierra prolífica en manzanas de todo pelaje. Soy amante de las manzanas ácidas que mantienen su estructura a la perfección tras la cocción, como las maravillosas reinetas. Un poco de azúcar y unas pasas en el corazón de la manzanita le aportarán todo el dulzor que necesita.

Para arropar las manzanas puedes usar sin problemas una masa quebrada comprada (mejor si la encuentras con mantequilla y no con grasas vegetales; tendrá más sabor). ¿Que si puedes usar hojaldre? Si eres así de golosón nosotros no te vamos a coartar… solo ten en cuenta que las manzanas envueltas te llenarán bastante más si las envuelves en hojaldre que si empleas otra masa con menos mantequilla. Para los más dedicados y hacendosos os damos la receta de la masa casera, similar a la de obleas para empanadillas; y si la manzana arropadita te parece poco, añádele una bola de helado de vainilla que se derrita al calor de la manzana, unas cucharadas de nata semimontada o una crema inglesa.

Dificultad

La de empaquetar la manzana en la masa. Tú puedes.

Ingredientes

Para 4 manzanas

Masa de cobertura

  • 100 g de agua
  • 110 g de vino blanco
  • 70 g de manteca
  • ½ cdta. de sal
  • 450 g de harina corriente

Manzanas asadas

  • 4 manzanas reineta o Granny Smith (firmes, que aguanten el asado)
  • 80 g de pasas
  • 1 chorretón de ron
  • 2 cdas. de azúcar
  • El zumo de un limón

Acabado

  • Un poco de azúcar adicional
  • 1 huevo batido

Elaboración

  1. Para la masa casera, derretir la manteca de cerdo y ponerla en un cuenco. Agregar el agua, el vino y la sal, mezclar.

  2. Añadir la harina y mezclar hasta obtener una masa homogénea, a mano o con un robot. Hacer una torta con la masa, envolver en plástico y dejar reposar una hora a temperatura ambiente para que se relaje y se pueda estirar cómodamente.

  3. Poner las pasas en un cuenco con el ron y dejar macerar un rato.

  4. Pelar y descorazonar las manzanas con cuidado. Rociarlas con abundante zumo de limón por dentro y por fuera.

  5. Escurrir las pasas del ron y agregar el azúcar. Dividir la masa en cuatro porciones iguales. Estirar cada porción en forma de círculo de unos 30 cm, hasta un grosor de unos dos mm.

  6. Colocar una manzana en el centro de cada círculo y llena el hueco central con las pasas.

  7. Envolverla con la masa como en un hatillo. Recortar el sobrante para dejar los cuatro costurones que se aprecian en la foto. Apretar firmemente las uniones para que se sellen y no se abran en la cocción.

  8. Colocar las manzanas envueltas en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado.

  9. Batir el huevo y pintar las manzanas. Hacer un pequeño orificio en la masa con un cuchillo, por la parte superior, para que salga el vapor. Espolvorear con algo más de azúcar, pues la masa no está azucarada.

  10. Cocer los paquetes manzaniles en el horno a 190 °C unos 30 minutos. Servir templadas.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista