Cavas y otros espumosos navideños para todos los gustos y bolsillos

Estas botellas te alegrarán el año en curso, el próximo y la vida entera. Los precios van de 8 a 36 euros, y pueden gustar a los paladares más variopintos.

  • Comentar
  • Imprimir
cavas espumosos navidad
¡Burbujitas!.

Sabes que has circunnavegado el Sol una vez más cuando empiezas a leer (o a escribir) recopilatorios de espumosos. Son listados puntuales. Y es que hay muchos prejuicios sobre cuándo y cómo beber burbujas. Que si son solo para celebraciones; que sirven para brindar, nada más; que los dejes para los postres… todas estas creencias, como puedes imaginar, son mierda de toro (bullshit, en inglés).

Aprovecho la ventana navideña del calendario para recomendar ocho botellas —más tres joyitas ocultas— seleccionadas pensando en todos los gustos y bolsillos, pero haceros un favor: almacenad burbujas y desparramad espuma todo el año. Desde un punto de vista vínico, las burbujas son mejor que la fluoxetina, son alegría, y ser feliz es lo más disruptivo que se puede ser hoy en día.

El chollo: Cava Brut de Parés Baltà

Un chollazo. El Comidista / Jason Leung

Esta bodega del Penedés se marca auténticos pepinos —como su Cuvée de Carol— pero también trabaja bien la gama tiesa o casi tiesa, detalle que se agradece. Aquí embotellan la tradicional combinación de uvas del cava catalán (Macabeo, Xarel·lo y Parellada) y dejan algo de azúcar residual para hacer aún más amable un vino que ya lo es por su juventud, frescura y aromas a melocotón y frutas por el estilo. Es un vino nada circunspecto, es risueño, y por su ligero dulzor puede funcionar bien con postres (pero también antes).

Precio: 8,50 euros.

Con storytelling: Can Sumoi Montònega 2017

Lleno de anécdotas. El Comidista / Jason Leung

Si te ves en la obligación genealógica de compartir mesa con un comensal desagradable —por ejemplo, un nostálgico del régimen (y no precisamente de los que quieren una ensalada porque llevan 10 días a bigmacs)—, te interesará que mantenga cerrada la boca y no incordie. Por eso te vendrá bien un vino del que puedas contar muchas cosas, que centre la conversación, como este. Ahí va el argumentario: lo hace Pepe Raventós, último de una familia dedicada a la viticultura desde el siglo XV, que es objetivamente atractivo. Pepe lo elabora bajo el sello Can Sumoi, un proyecto de recuperación de viñedos abandonados. La uva proviene de agricultura biodinámica y es rarísima: se llama Montònega y desciende de la Parellada o directamente es Parellada pero con otro nombre, ahí hay debate. Es un espumoso ancestral, método alternativo al del champagne o el cava, del que encontrarás información aquí. The Guardian coló este vino en una selección internacional para las Navidades. Es un vino naturi y tiene una buena acidez, así que limpia el paladar tras comer bocados grasos. Toda esta información te da para hora y media de cháchara. Con un poco de suerte, tu familiar indeseable ya se habrá quedado dormido en el sofá.

Precio: 12,20 euros.

El directo: Aus Bruant

¡Mira el pajarito!. El Comidista / Jason Leung

Este es un vino palo. En argot winelover, el sustantivo "palo" se usa para adjetivar vinos rectos y definidos. Son atributos positivos pero palo suena mal. Por eso lo he llamado "directo", creo que así se entiende mejor. Esta Pansa Blanca (Xarel·lo) de Celler de les Aus es así: va al grano, no hay foreplay, aquí te pillo aquí te mato. Esto no le quita interés, pero le aporta transparencia. Sabe a hinojo, es salino, tiene una burbuja pequeñita e integrada y es un espumoso natural. Es un vinazo que te irá de maravilla con cualquier cosa que te lleves a la boca. Palo versátil.

Precio: 17,50 euros.

El conciliador: Naveran Odisea

Cava para todos. El Comidista / Jason Leung

Este es el típico vino que puedes llevar a cualquier casa y te asegura el triunfo. No concibo que alguien pueda decir que no le gusta este espumoso. Combina Chardonnay y Parellada y es fácil, elegante, sin estridencia. Tiene algo de acidez, algo de crianza y es aromáticamente agradable. En resumen, es un espumoso muy equilibrado que se mantiene en un discreto pero eficiente segundo plano durante toda la comida.

Precio: 11,98 euros.

El rarito: Nieva York Reserve 2019

Burbujas raritas. El Comidista / Jason Leung

Ismael Gozalo es un grandísimo elaborador segoviano que hace cosas raras con una de las uvas más bebidas de España, la Verdejo. Este ancestral, monovarietal, natural, con dos años de crianza en botella de cristal es un ejemplo ideal. No esperes encontrar los sabores tropicales que te han hecho creer que tiene la Verdejo, no están. Encontrarás acidez, aromas anisados, a frutos secos y a pasto. Es un aperitivo perfecto, pero no lo lleves a casa de gente con paladares convencionales porque les dará un parraque.

Precio: 19,90 euros.

El Convencional: Palacio de Bornos Verdejo Brut

Blockbuster. El Comidista / Jason Leung

Me voy de un extremo a otro sin moverme de Rueda, en este caso, con el marchamo de la D.O. Ignoro cuántos hectolitros elabora anualmente Palacio de Bornos, pero asumo que será un volumen industrial, como su método de producción. Dicho esto, y aunque estas cantidades y formas a mí me dan repelús, debo admitir que este espumoso está muy bien hecho y tiene un precio muy competitivo. Te aguanta lo que le eches porque a pesar de su puntito de azúcar residual tiene una considerable acidez, y compensa. Es un vino apto para todos los públicos con edad suficiente para beber, sin complejidad ninguna, pero con frescura y alegría.

Precio: 7,15 euros.

El winelover: Loxarel Barba Roja Ancestral A Pèl

Winelover. El Comidista / Jason Leung

Si tienes un amigo winelover esto le puede encajar bien. No es un espumoso conocido, lleva alguna variedad minoritaria (Sumoll, Xarel·lo vermell y Garnacha), está elaborado siguiendo el método ancestral y empieza la fermentación con sus pieles y en ánfora. A todo eso hay que sumarle el imprescindible requisito de estar muy bueno. Pega muy bien con marisquito (tiene color de cáscara de gamba cocida) y de aperitivo. Barato me parece.

Precio: 17,20 euros.

El pepinazo: L’ Escumós d’Anna Espelt

Una barbaridad. El Comidista / Jason Leung

Este espumoso está en mi podio de burbujas nacionales de 2021 y, con el poco tiempo que queda, me parece improbable que se caiga de ahí. Además, a nivel precio está bastante por debajo de sus compañeros en el cuadro de honor (a saber: Alta Alella 10 Gran Reserva y Gramona Celler Batlle 2006). Anna Espelt, tremenda elaboradora del Empordà, se marca este pepinazo con Monastrell de un viñedo del Cap de Creus, le mete una crianza de unos cuatro años y consigue una cosa bien elegante, con capas de sabor y aroma que te dan para enlazar la comida con la cena. En definitiva, que está buenísimo.

Precio: 36,90 euros.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista