Berenjenas con tomate napolitanas en recuerdo de Adriana Restano

El fallecimiento inesperado de Adriana Restano, alma de Nina Pasta Bar, fue la noticia gastronómica más triste del final de 2021. Rendimos homenaje a la cocinera italiana con una de sus recetas favoritas.

  • Comentar
  • Imprimir

Alegría contagiosa y entusiasmo por la buena comida: quienes conocieron a Adriana Restano saben que derrochaba estas dos virtudes y las regalaba a cualquier persona que se cruzara en su camino. La chef y propietaria de Nina Pasta Bar, fallecida el 30 de diciembre a los 44 años de forma inesperada, era famosa en el madrileño barrio de La Latina tanto por su simpatía como por los platazos de comida italiana que servía. Sus espaguetis carbonara, sus "ñoquis bravos" o sus papardelle Capote con rabo de toro bebían de la tradición familiar -la Nina del nombre del restaurante era la abuela de Adriana-, pero la impregnaban de toques castizos sin prejuicios y con mucho sentido del humor.

Si no pasaste por Nina Pasta Bar, quizá pudiste ver en acción a Adriana en el programa Banana Split, cocinando unos inolvidables Ñoquis On The Block. O aquí, en El Comidista, probando a ciegas mozzarellas de supermercado y demostrando todo lo que sabía de quesos. Cuando grabamos esa cata, en septiembre del año pasado, Restano también nos enseñó a preparar mulignane a fungitiello, unas berenjenas con tomate típicas de Nápoles que le solía hacer su abuela Nina cuando iba a verla a su casa. En homenaje a la figura de Adriana, y con el consentimiento de su familia, publicamos ahora esas imágenes: creemos que difundir una receta suya para que cualquiera pueda cocinarla es la mejor manera de honrar su memoria.

BERENJENAS CON TOMATE NAPOLITANAS DE ADRIANA RESTANO

Ingredientes

  • 2 berenjenas medianas
  • 10-12 tomates en conserva, a poder ser italianos
  • 4 o 5 dientes de ajo sin pelar
  • 5 o 6 hojas de albahaca
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Burrata (opcional)
  • Pan tostado

Preparación

  1. Picar las berenjenas en dados de 1,5 cm aproximadamente. Salarlas y dejarlas una hora sobre un colador para que suelten parte de su líquido.
  2. Secar la berenjena con un paño aplastándola un poco. Freírla en aceite abundante caliente (a unos 180 grados) en una cazuela hasta que se dore, unos 2 minutos. Dejar que escurra sobre papel de cocina para que pierda el exceso de aceite.
  3. Aplastar los dientes de ajo y dorarlos en una sartén con aceite a fuego medio. Añadir los tomates con cuidado (pueden salir llamas) y aplastarlos un poco con un cucharón.
  4. Incorporar unas hojas de albahaca troceada con las manos, y dejar que el tomate se haga hasta que pierdan buena parte de su líquido, unos 10 minutos.
  5. Cuando el tomate ya no suelte agüilla, apagar el fuego, añadir un poco más de albahaca troceada y retirar los ajos y sus pieles.
  6. Poner el tomate en una fuente, añadir las berenjenas por encima y mezclar ligeramente. Se puede servir con burrata y pan tostado o usar como salsa para una pasta.
  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista