El secreto está en la salsa
El secreto está en la salsa.

Pollo piri piri, la receta portuguesa con picante africano

  • Comentar
  • Imprimir

Un pollo jugoso, idealmente preparado a la brasa para conseguir un toque ahumado y acompañado de una salsa con toques picantes, dulces y salados que lo complementa a la perfección.

Es curioso cómo, al menos en el sur de Portugal donde estuve el pasado verano, el frango piri piri solamente se consume en establecimientos dedicados al mismo, y es raro verlo en la carta de los restaurantes de carta o menú. Hablamos de un fantástico pollo asado -idealmente a la brasa- que se condimenta con una de las salsas más populares de la gastronomía portuguesa; la salsa piri piri. Esta receta me recuerda muchísimo al pollo asado a la peruana, el pollo al carbón, porque al final es un pollo marinado que luego se asa en un horno de brasas (o en un horno normal, pero se perderá ese saborcito ahumado tan característico).

Generalmente se utilizan pollos de tamaño pequeño, no muy grandes para que sean más manejables; obviamente, cuanto mejor sea el pollo, más rico será nuestro frango piri piri. Me estoy acordando de Nando’s, esa cadena inglesa que aparece en los lugares más recónditos y triunfaba allá por donde iba (al menos cuando viví en Londres y Leeds). Todo pollo con diferentes salsas: barato, rico y digno de repetición.

Para hacer el pollo asado con salsa piri piri podréis utilizar el pollo entero o comprar directamente los cuartos traseros, lo que más os apetezca. Si os gusta la pechuga, optad por el ave entera, mientras que si lo queréis más jugoso por completo, comprad sólo muslos o cuartos traseros. La clave es su salsa de influencia africana: picante elaborada a partir de chiles (ojo de pájaro) y también tiene un punto algo dulzón y salado, con mucho umami. Si no encontráis ese tipo de chile no os preocupéis, lo podéis sustituir por algún chile thai que suele ser más fácil de encontrar.

Antes de asar el pollo me gusta marinarlo, unas 12 horas en la nevera bien tapado, para que se impregne de todos los sabores y también se quede más jugoso. Después, lo podréis servir con unas patatas asadas o salteadas, un poco de perejil o unas rodajas de limón, como se hace en Portugal. Hay quien asa el pollo con la salsa ya untada y también hay quienes la sirven solamente al lado, para que cada uno moje lo que quiera. Por supuesto, si os sobra podréis preparar unos huevos fritos con patatas y pollo desmechado o también una lasaña, unas lentejas… ¡creatividad al poder!

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 pollo entero, si es de campo mejor
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de limón
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para la salsa piri piri

  • Entre 1 y 4 chiles piri piri, o los que tengamos (cantidad al gusto de picante)
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de jengibre fresco
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Orégano seco
  • 1 cuchadita de salsa de soja
  • 40 ml de vinagre blanco
  • 2 cucharaditas de zumo de limón

Preparación

  1. Pelar y triturar los dientes de ajo con el aceite de oliva, el zumo de limón y la sal y untar todo el pollo con la mezcla. Tapar y dejar 12 horas en la nevera.

  2. Triturar todos los ingredientes de la salsa piri piri menos el aceite (quitar primero los rabos y las semillas de los chiles).

  3. Cuando esté todo bien triturado añadir el aceite de oliva necesario, removiendo bien. Reservar.

  4. Precalentar el horno a 200 ºC y situar el pollo en una bandeja apta para el mismo. Poner en la base medio vaso de agua y hornear durante 30 minutos. Dar la vuelta a mitad de la cocción, para que se haga de manera uniforme.

  5. Tras ese momento, sacar el pollo del horno y untarlo completamente con la salsa piri piri.

  6. Encender el grill y dorar el pollo completamente (lo ideal sería terminarlo en las brasas). Servir con unas patatas asadas salteadas en mantequilla, patatas fritas, o en puré, una ensalada verde o la guarnición que se quiera.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista