Apionaboremolachacúrcuma
Apionaboremolachacúrcuma.

Crema de apionabo y manzana

  • Comentar
  • Imprimir

El apionabo es pariente del apio, no del nabo, y es un ingrediente muy común en las cocinas de Francia o Alemania. Hoy lo combinamos con manzana y puerro para aprovechar el sabor de esta raíz de aspecto más bien feo.

Poco se ve el apionabo en España y poco se sabe sobre él, a pesar de ser un ingrediente común en la cocina de nuestros vecinos franceses, en la alemana y en la de otros países del centro y norte de Europa. A nivel biológico tiene que ver mucho con el apio y nada con el nabo: es de la misma familia (apiáceas) y especie (Apium graveolens) que el apio común, aunque otra variedad (rapaceum), pero a diferencia de este, no se comen sus tallos ni sus hojas sino su raíz.

No destaca por su belleza, es una especie de pelota marrón, arrugada y con raíces que parecen pelillos. Sin embargo, no hay que dejarse llevar por su aspecto ya que su sabor es suave y agradable y su textura crujiente, alejado de la salinidad e intensidad del apio de toda la vida. Además, como bien escribió aquí Carlos Román en su día, se adapta a múltiples preparaciones e ingredientes.

En esta crema lo combinamos con manzana y puerro, contrarrestando lo dulce con lo salado. Se puede sustituir el puerro por cebolla o chalotas, el vino blanco por sidra, y si no puedes o quieres utilizar nata, añade a la olla una patata pelada y cortada en trozos para darle un poco más de consistencia a la crema.

Dificultad

La de encontrar apionabo.

Ingredientes

  • 200 g de apionabo
  • La parte blanca de un puerro
  • 2 manzanas (reineta o golden preferiblemente)
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 100 ml de vino blanco o sidra
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 20 g de mantequilla
  • Sal fina
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra recién molida

Preparación

  1. Lavar y cortar el puerro en juliana fina. Rehogar en una olla grande a fuego medio con la mantequilla hasta que esté ligeramente dorado y blando.

  2. Pelar y cortar las manzanas y el apio nabo en brunoise (dados pequeños de 5 mm aproximadamente). Agregarlos a la olla y salpimentar. Cocinar a fuego medio cinco minutos más.

  3. Añadir el vino blanco o la sidra y cocinar otros cinco minutos. Agregar el caldo y cocer a fuego medio-bajo 20 minutos o hasta que el apio nabo y la manzana estén tiernos.

  4. Triturar bien con una batidora de mano o un robot de cocina.

  5. Añadir la nata, la nuez moscada y más sal y pimienta si fuera necesario. Cocinar un par de minutos más y servir caliente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista