Bizcoche chocolate
Con carpaccio de fresas.

Bizcocho de chocolate: la receta básica

  • Comentar
  • Imprimir

El nivel más elemental, el rito iniciático, el primer paso de la humanidad repostera: el bizcocho, por su sencilla elaboración y esponjoso resultado, es el dulce comienzo de cualquiera que se acerque a la pastelería.

¿Qué sería del mundo sin chocolate? No sé y no quiero saberlo, porque seguro que sería un lugar bastante gris. Este alimento es protagonista de múltiples preparaciones dulces y también de alguna salada; algunas de ellas son recetas complejisimas –tratar correctamente el chocolate es todo un arte– y otras realmente fáciles. Aquí, como ya sabéis, somos más de las segundas, por eso la receta que nos concierne hoy es un bizcocho de chocolate básico, rápido y sencillo, de los que se hacen en un pispás.

En esta ocasión no utilizamos chocolate en tableta sino cacao en polvo sin azúcar. Por dos motivos: nos ahorramos el paso de fundir el chocolate y logramos que el bizcocho tenga un color marrón más oscuro y un sabor más intenso. Esto no quiere decir que utilizar cacao en polvo en lugar de chocolate sea mejor para todas las recetas de pastelería, hay que tener en cuenta que cada preparación tiene unas necesidades diferentes en cuanto a sabor, color, materia grasa y textura (en este artículo lo explicaron bastante bien).

A la masa de este bizcocho de chocolate se le pueden añadir nueces, almendras, avellanas, pistachos, chips de chocolate negro o blanco, piel de algún cítrico, pasas, un chorrito de licor, etc. También puedes hacerlo en un molde redondo y convertirlo en tarta cortándolo en dos o tres capas para rellenarlo y cubrirlo con nata montada, dulce de leche, mermelada, fruta, ganache o lo que más te guste.

Dificultad

De pastelería para dummies.

Ingredientes

  • 200 g de azúcar blanco
  • 200 g de nata para montar
  • 3 huevos
  • 230 g de harina de trigo común
  • 70 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 15 g de impulsor químico
  • ½ cucharadita de sal
  • 80 g de leche
  • Nata, frutos rojos, fruta tropical, helado o lo que se quiera para acompañar

Preparación

  1. Calentar el horno a 180 ºC. Enmantecar y enharinar un molde alargado de 24 cm (se puede utilizar otro molde de otro tamaño, alargado o redondo, teniendo en cuenta que cambiará el tiempo de cocción).

  2. En un bol batir los huevos con el azúcar hasta que dupliquen su volumen y tengan un aspecto más claro y esponjoso.

  3. Añadir la nata y batir un par de minutos más.

  4. En otro bol tamizar la harina, el cacao, el impulsor químico y la sal y mezclar. Añadir al batido poco a poco e incorporar con movimientos envolventes.

  5. Por último, añadir la leche e incorporar también con movimientos suaves y envolventes.

  6. Verter la mezcla en el molde y hornear entre 45 y 50 minutos aproximadamente. Para comprobar que está listo, pinchar con un palillo o cuchillo y comprobar si sale seco. Desmoldar una vez esté frío.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista