El rigatoni de la victoria
El rigatoni de la victoria.

Pasta con pesto tramposo

  • Comentar
  • Imprimir

La receta ganadora en la 3ª edición del concurso Comidista Invitado guarda un ingrediente secreto en su salsa. La autora de estos rigatoni es María José Díaz, que podrá disfrutar de un merecido lote de productos.

La pasta le gusta a casi todo el mundo; la prueba está en la cantidad de recetas que nos habéis enviado donde este ingrediente era el protagonista. Nos han llegado raviolis y lumaconis rellenos, casarecces, tagliatelle, rigatonis y un montón de variedades de pasta más con una pinta de lo más apetecible. Como en las dos ediciones anteriores del concurso Comidista Invitado, os agradecemos mucho que os hayáis metido en los fogones, medido las cantidades y fotografiado el resultado para participar. De corazón os decimos que estáis todos para empadronaros en Italia mañana mismo.

Pero esto es un certamen culinario, y por tanto debe haber una propuesta ganadora. En esta ocasión, la receta que más nos ha convencido ha sido la que nos ha mandado María José Díaz: rigatoni con pesto tramposo. En ella María José introduce en la salsa pesto un ingrediente poco común en su versión tradicional: tronco de brócoli, una parte que por lo general solemos desechar. "Podría pensarse que aportará un inconfundible sabor, pero en absoluto, pasa totalmente desapercibido", nos comenta nuestra comidista invitada.

Gracias a su engañosa creación culinaria María José se podrá pegar un homenaje de gran categoría con el premio: un jugoso lote de productos de nuestra querida tienda Petra Mora valorado en 186 euros. Este regalo consta de 26 productos diferentes, entre los que están su aceite de oliva virgen extra, su queso cremoso, sus pimientos de piquillo confitados o el vino tinto de Rioja Rosalba. Y también otros alimentos de la propia ganadería de Petra Mora, como el entrecot de ternera.

Qué fantasía de premio. PETRA MORA

"Esta receta es infalible para quien no le guste la verdura o para poner a prueba el paladar de los invitados, ya que no van a lograr adivinar jamás el ingrediente secreto de este pesto especial y diferente", asegura María José Díaz. Según cuenta, las cantidades de los ingredientes de la salsa también son un poco tramposas porque no siguen las proporciones del pesto clásico, "consiguiendo así un plato más ligero, pero igualmente delicioso". "Además, para tener un plato completo se le podría añadir a la receta unas gambas salteadas o langostinos", aconseja la ganadora.

RIGATONI CON PESTO TRAMPOSO

Ingredientes

Para 2 personas

  • Dos o tres puñados generosos de rigatoni (unos 60-80 g de pasta por persona) u otra pasta corta (fusilli o penne por ejemplo)
  • Un tronco de brócoli (unos 100-130 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 50 g de queso parmesano rallado o Grana Padano
  • 40 g de piñones (o pistachos, almendras o avellanas)
  • 1/2 diente de ajo pequeño
  • 15-20 hojas de albahaca fresca (al gusto)
  • 1 cucharadita de sal (al gusto)

Preparación

  1. Cortar el brócoli en trozos -no hace falta que sean muy pequeños, como de tres centímetros- y colocar en un recipiente apto para microondas con un chorrito de agua, un tupper de cristal y tapar. Cocinar durante cuatro minutos aproximadamente, hasta que al pinchar los trozos el cuchillo entre con facilidad. Escurrir el agua y reservar. Otra opción para cocinar el brócoli sería al vapor; el truco para que no tenga un sabor fuerte es no cocerlo en agua como habitualmente se hace.
  2. En un vaso de batidora poner el resto de ingredientes: el aceite, el queso, los piñones o fruto seco elegido, el ajo, la albahaca y la sal junto con el brócoli cocido. Triturar todo bien, probar y ajustar sal y albahaca al gusto. Es importante no quedarse corto con la sal ya que el brócoli aporta un sabor algo dulzón.
  3. Cocer la pasta en una cazuela con agua y sal durante el tiempo indicado en el paquete. Cuando esté lista colocar el colador en la cazuela -y no al revés, es decir, no hay que escurrir la pasta echándola sobre el colador- y escurrir el exceso de agua, conservando como un dedo en el fondo de la cazuela, tampoco demasiado y dependiendo de lo espesa que se quiera la salsa. De esta forma el agua de cocción hará que la salsa ligue bien y se impregne toda la pasta.
  4. Añadir el pesto a la cazuela, remover bien para integrarlo y servir al momento, con un poco más de queso rallado por encima y unas gotitas de aceite de oliva.
  5. Preguntar a los comensales si pueden adivinar qué ingredientes lleva la salsa y dejarles impresionados cuando descubran que están comiendo brócoli sin darse cuenta.

Si tu receta no ha sido una de las ganadoras, no te preocupes. Pronto volverá el Comidista Invitado con un reto diferente, pero con el mismo objetivo: que tú puedas ser protagonista de esta web por un día.

Puedes consultar las bases del concurso aquí.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista