Contenido Patrocinado

Lasaña fría con caponata y mozzarella

El pisto agridulce de berenjenas y tomate típico de Sicilia se puede tomar de muchas formas. Hoy lo usamos para una lasaña frescachona, hecha con la ayuda de una pantalla inteligente.

  • Comentar
  • Imprimir

Nos requeteencanta la cocina italiana, no lo escondemos, y por eso en ocasiones no nos basta con una sola receta de un mismo plato. Ya os hemos enseñado a preparar caponata a la judía y la versión clásica de esta elaboración tradicional siciliana, pero esta bendita y agridulce fusión de berenjenas y tomate también va genial en una lasaña fría con mozzarella, que es como la preparamos en el vídeo de hoy.

Si, como el 97% de la población mundial, te agobias cuando estás guisando porque tienes que parar el vídeo o leer la receta pero no quieres que se te queme el sofrito, hay algo que te puede ayudar: la pantalla inteligente Google Nest Hub. Con ella puedes interactuar con la voz o con gestos para que te dicte los pasos a seguir, inicie un temporizador, apunte cosas en la lista de la compra o te ponga música. Vamos, que sólo le falta tener unos bracitos y cocinar ella sola.

LASAÑA FRÍA CON CAPONATA Y MOZZARELLA

Ingredientes

Para 4-6 personas

Caponata

  • 1 kg de berenjenas
  • 1 cebolla grande
  • 1 o 2 ramas de apio (dependiendo del tamaño)
  • 3 cucharadas de concentrado de tomate
  • 350 g de tomates pelados (pueden ser en conserva)
  • 150 g de aceitunas verdes
  • 125 ml de vinagre de vino blanco
  • 3 cucharadas de alcaparras
  • 3 cucharadas rasas de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Lasaña

  • 4 placas de lasaña
  • 250 g de mozzarella
  • 2 tomates rojos
  • 1 puñado de hojas de albahaca fresca
  • Aceite para cubrir hasta la mitad de la albahaca
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Poner en remojo las placas de lasaña siguiendo las instrucciones del paquete.
  2. Quitar los extremos de las berenjenas, cortarlas en rebanadas gruesas y luego trocearlas a tamaño de bocado. Poner los trozos de berenjena en un recipiente. Añadir un buen chorro de aceite de oliva y mezclarlo.
  3. En una bandeja de horno, poner papel vegetal y extender la berenjena por toda la superficie. Hornear a 220º con el ventilador durante unos 30-40 minutos, hasta que estén bien tiernas y doradas.
  4. Picar la cebolla y el apio en trozos gruesos. Poner la cebolla y el apio en una sartén con un poco de aceite, salpimentar y sofreír durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.
  5. Una vez está bien sofrito, añadir tres tomates pelados y cocinar unos minutos hasta que pierdan líquido. Disolver tres cucharadas de concentrado de tomate en un poco de agua. Sumarlo a la sartén, bajar el fuego un poco y dejar que se evapore.
  6. Cuando ya se ha reducido, añadir el vinagre, el azúcar, las alcaparras y las aceitunas y cocinar unos 10-15 minutos o hasta que quede espeso. Retirarlo del fuego.
  7. Mientras las berenjenas y el resto de los ingredientes se enfrían, cortar la mozzarella en rodajas. Preparar un aceite de albahaca poniendo en el vaso de la batidora un puñado de albahaca y una pizca de sal y cubriendo hasta la mitad con aceite. Triturar hasta que se integre todo.
  8. Pelar dos tomates rojos (se pueden escaldar previamente) y trocearlos en dados pequeños. Salpimentar y dejarlos en un recipiente con dos cucharadas de aceite.
  9. Retirar las placas de pasta del agua y secarlas suavemente. Mezclar las berenjenas con el resto del sofrito en un bol y remover.
  10. En un recipiente plano o bandeja, o en platos individuales, poner un poco de caponata sobre una placa de pasta. Cubrir con otra placa y añadir una segunda capa de caponata. Volver a hacer un tercer piso. Por último, poner una cuarta placa, colocar encima la mozzarella y el tomate. Terminar aliñando con el aceite de albahaca.
  • Comentar
  • Imprimir

Lo más visto en El Comidista