Cremoso y sabroso
Cremoso y sabroso.

Crema de feta y yogur con tomates cherry salteados

  • Comentar
  • Imprimir

Una batidora y una sartén es todo lo que necesitas para preparar este plato. Nuestra versión de esta receta viral añade tomates cherry salteados para aportar sabor y frescura al untable original.

Tengo una relación un poco particular con las recetas que se convierten en virales en redes sociales: generalmente me dan bastante pereza -punto extra para las versiones “fit” de panes y salsas, aunque eso puede ser porque aún estoy superando el trauma del infame cloud bread-, pero hay algunas con las que conecto inmediatamente y siento la imperiosa necesidad de probar cuanto antes, mejor. Es el caso de este untable de feta, yogur, ajo y limón porque, ¿qué puede ir mal con esta oda a la cocina griega? Pues absolutamente nada, claro.

Hay versiones en las que las hierbas aromáticas se añaden al untable directamente y no por encima, pero personalmente prefiero que estén frescas y conserven su textura original, en lugar de aguadas y mezcladas con el resto de ingredientes. ¿Qué hierbas puedes usar? Menta, cualquier tipo de albahaca, perejil, cilantro, hojas tiernas de tomillo o salvia, cebollino o tallo de cebolleta; ningún problema si quieres usar dos diferentes.

Los cherry salteados son un añadido de cosecha propia, pero creedme cuando os digo que le dan bastante calidad a la película. Aportan frescura a lo untuoso ya que la idea es saltearlos ligeramente, no asesinarlos; explotan en la boca -y eso siempre es un punto a favor-, el sabor ligeramente tostado y dulce de su piel es una delicia y pone algo que en principio está planteado como untable para el aperitivo un paso más cerca de un plato completo.

¿Qué puedes hacer con esto? Pues muchísimas cosas: además de comerlo tal cual con pan o convertirlo en una tostada para el desayuno o la cena o comerlo con crudités, puedes convertirlo en un plato completo con total facilidad. Sobre unas patatas hervidas o asadas, unos garbanzos o judías cocidos o algo de arroz integral se convierte en una ensalada bastante completa, un par de cucharadas en el centro le darán una vuelta a tu sopa fría y, si quieres servirlo caliente como salsa para pasta, también puedes.

Dificultad

Necesitas una batidora y una sartén.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 g de queso feta
  • 1 yogur griego (unos 125 g)
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de zumo de limón (o al gusto)
  • 350 g de tomates cherry
  • Hierbas frescas al gusto
  • Un puñado de aceitunas negras (o al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Copos de chile al gusto (yo usé hilos de chile)
  • Pimienta recién molida
  • Sal (si puede ser, Maldon)

Preparación

  1. Trocear el feta con las manos y ponerlo sobre un colador durante unos 30 minutos para que escurra la salmuera.
  2. Poner en un robot de cocina o el vaso de la batidora el feta desmenuzado, el yogur, el zumo de limón, el diente de ajo y una pizca de pimienta negra recién molida. Triturar hasta conseguir una crema fina, pasar a un bol o plato hondo haciendo un hueco en el medio y llevar a la nevera unos minutos.
  3. Mientras, saltear los tomates cherry sin aceite a fuego vivo en una sartén durante unos cinco minutos, hasta que la piel se les tueste por algunas zonas pero no queden blandos.
  4. Poner los cherrys con las aceitunas sobre el lecho de crema de feta, aliñar con aceite, copos de chile y sal, rematar con las hierbas picadas y servir con pan, pan de pita, crudités, sobre unos garbanzos como ensalada, etc.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista