Latkes: las irresistibles tortitas fritas de patata

Con una larga tradición a sus espaldas, el plato típico judío vive una segunda juventud en las redes sociales. Su receta no es complicada, pero para que la patata quede crujiente hay que seguir ciertas normas.

  • Comentar
  • Imprimir
Latkes: las irresistibles tortitas fritas de patata. /

Los latkes no son precisamente un plato novedoso: en su forma actual, los judíos askenazíes los llevan consumiendo desde finales del siglo XIX o principios del XX. Sin embargo, estas tortitas fritas de patata rallada y cebolla parecen vivir días de expansión en la actualidad gracias a las redes sociales, cosa nada extraña teniendo en cuenta su atractivo: ves una foto de un latke en Instagram y es difícil que no sientes cierta necesidad de probarlo.

En su mejor forma, los latkes son crujientes por fuera y blanditos por dentro. Su lista básica de ingredientes no es larga (patata, cebolla, huevo y poco más), pero permiten la entrada de otros sin grandes problemas, sean especias, hierbas u hortalizas que sustituyan parte o toda la patata (véase zanahoria, calabacín, boniato o remolacha). Hacerlos es fácil, pero hay que seguir ciertas reglas para que no queden blandurrios. Si quieres saber cuáles son, mira el vídeo de arriba y sigue nuestra receta.

LATKES (TORTITAS FRITAS DE PATATA)

Ingredientes

Para unos 16 latkes

  • Unos 500 g de patatas agrias o monalisa
  • 1 cebolla grande (250 g, aproximadamente)
  • 2 huevos
  • 60 g de crackers o tostaditas de pan ácimo
  • Aceite de girasol o de oliva suave
  • 2 cucharaditas rasas de sal

Preparación

  1. Picar fina la cebolla y triturar las crackers hasta convertirlas en polvo.
  2. Pelar las patatas. Cortarlas en cuatro trozos si son grandes, o en dos si son pequeñas. Rallarlos en tiras finas con una mandolina o un robot de cocina, o en su defecto, con un rallador.
  3. Poner la patata sobre una estameña o tela fina, hacer un hatillo y apretar para sacar todo el líquido posible de las patatas.
  4. En un bol, juntar la patata con la cebolla, los huevos batidos, las crackers trituradas y la sal. Mezclar bien.
  5. Poner un chorro generoso de aceite en una sartén y calentarlo a fuego medio. Debe estar caliente, pero no en exceso, porque si no los latkes no se harán bien por dentro.
  6. Coger porciones de la masa con la mano y formar discos planos de unos cuatro dedos de ancho, e ir friéndolos en tandas primero por un lado, y luego por el otro. Cuando estén dorados por ambas caras, dejarlos encima de una rejilla o de papel de cocina.
  7. Se pueden acompañar con un puré de manzana sin azúcar o con una salsa de yogur con limón y sal, guacamole. Y también están buenos con guacamole o con queso crema y salmón ahumado.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista