La receta de los universitarios
La receta de los universitarios.

Pasta con atún: la receta de piso de estudiantes que hay que reivindicar

  • Comentar
  • Imprimir

La 'pasta al tonno' es un clásico de la gastronomía universitaria, pero eso no tiene por qué ser negativo. Añadir una lata de pescado es una de las formas más sencillas y resultonas de tunear pasta con tomate.

Es verdad, yo también comía pasta con atún en la universidad. Y en el instituto, y después de mudarme a España. A lo que voy es que el mito de que la pasta con atún es plato de estudiantes no es mentira, pero tampoco es algo negativo. Digamos que los universitarios en este caso han dado con una combinación de poco esfuerzo y máximo beneficio: al fin y al cabo la pasta con atún es una de las muchas formas de tunear una pasta con tomate.

En los hogares italianos la pasta con atún es un plato de diario o casi, un modo de añadirle un twist, como dirían allí. Como todos los platos esenciales se puede modular de mil maneras: según los ingredientes que utilices y el cuidado que le pongas puede salirte una pasta normalita o algo memorable. Por eso en la receta pongo las pautas básicas, pero para las pequeñas diferencias mejor lee las notas a continuación.

Qué pasta

El formato más canónico de la pasta con atún son los spaghetti y afines; en esta familia incluimos, por facilidad de uso, los formatos largos como linguine, bucatini, spaghettini. Hablo siempre de pasta seca de trigo duro: la pasta fresca -tagliatelle, fettuccine, pasta al huevo en general- no es la que mejor queda con esta salsa. Hablo de pasta larga, pero no hay problema si prefieres usar una corta: penne, rigatoni o fusilli también quedarán muy bien. Lo importante es que sea una pasta de calidad.

Qué tomate

La opción italiana es emplear tomate en conserva: pelado entero, en trozos -no muy común en España- o passata. Si se utiliza tomate pelado entero, la textura de la salsa será un poco más rústica, ya que quedarán algunos tropezones, y el sabor quedará más fresco, con un ligero punto de acidez. Si vas a usar los tomates pelados enteros, ve rompiéndolos poco a poco con un tenedor según se van cocinando hasta llegar a la textura que te gusta. En el caso de la passata tendrás una textura más uniforme y cremosa y un sabor más dulce. Un italiano no usaría nunca tomate frito de bote, pero ya cada uno en su casa…

Qué atún

Estamos hablando de un plato de pasta sencillo, así que descartaría los filetes de ventresca de atún rojo de almadraba: resérvalos para un aperitivo. Si es posible yo descartaría también las conservas de ínfima calidad, esas donde hay solo migajas. Una vía intermedia es, como siempre, lo ideal: la conserva de atún en aceite que te puedas permitir será, en definitiva, la mejor elección.

Más opciones

Con aceite, ajo, tomate y atún la receta base ya estaría. Pero si quieres añadirle algún extra fácil, yo te propongo algo de guindilla, unas aceitunas negras y un poco de perejil fresco. La guindilla puedes calibrarla según tu gusto por el fuego. Yo pongo una pequeña, pero picada: de esta forma habrá algo de picante y nadie se encuentra la sorpresa en el plato. Para que la salsa quede menos picante puedes poner esa misma guindilla, pero entera: solo tendrás que tener cuidado de no comerla por equivocación

Con el ajo también podemos hablar del tipo de corte: según lo dejes entero, cortado a la mitad o picado, el sabor que dará a la salsa será distinto. Cuanto más se pica, más intenso será el aroma a ajo, mientras que si lo dejas entero dejará un sabor más dulce.

Las aceitunas yo las recomiendo solo si son negras y de calidad. En España me gustan mucho las negras de Aragón, o si quieres ser más exótico prueba unas de kalamata. ¡Ojo con los huesos! Un poco de perejil fresco picado al final le da un toque fresco al plato. He especificado “fresco” aunque nadie usa perejil seco ¿verdad? ¿Verdad? Por último, una opción que desaconsejo tajantemente, es acabar el plato con queso rallado. Mata al atún y en este plato no tiene ningún sentido -aunque no siempre pescado y queso están reñidos.

Dificultad

¿Sabes abrir una lata de atún? Pues eso.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 500 g de pasta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla de cayena
  • 2 latas grandes (de 780 g) de tomate pelado en conserva o dos botes de passata (puede ser un poco menos)
  • 250 g de atún en conserva
  • 12 aceitunas negras tipo Aragón (opcional)
  • Perejil fresco

Preparación

  1. Poner a hervir el agua para la pasta, en una olla amplia (y sobre todo alta, si se van a cocer spaghetti).

  2. Cortar el ajo y sofreír en una sartén grande donde habremos calentado cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Si se usa la guindilla, este es el momento de añadirla.

  3. Añadir el tomate que vayamos a utilizar y cocinar a fuego fuerte unos 15-20 minutos, hasta que se haya evaporado el líquido en exceso (sobre todo si es tomate pelado entero o tomate triturado).

  4. Añadir las aceitunas, si se usan, y el atún, removiendo un poco. Dejar cocinar dos o tres minutos, justo el tiempo para que el atún coja temperatura.

  5. Cocer la pasta al dente, escurrirla y añadirla a la salsa en la sartén -si cabe, si no mezclar todo en la fuente de servicio o, al más puro estilo estudiantil, en la olla de cocer la pasta-, añadir el perejil picado, mezclar bien y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista