Ligera y sin complicaciones
Ligera y sin complicaciones.

Cenas de verano: primero, segundo y postre ligeros sin complicaciones

  • Comentar
  • Imprimir

Si a estas alturas del verano ya estás hasta el níspero del vermut eterno, las patatillas a todas horas y los seis helados diarios, esta cena ligera, sabrosa y sencilla te reconciliará con la comida.

A estas alturas de las vacaciones, además de con un cierto terror porque la vuelta a la realidad acecha -ah, los que siempre se las cogen en septiembre, qué afortunados nos parecen ahora- también empezamos a estar un poco hartos de comer en modo vacacional. Que si un vermut bien ilustrado porque se puede por aquí, caña y bravas por la tarde que cuenta como merienda y el helado inseparable del paseo de la noche: quien más quien menos tiene algún nivel de empacho en este momento del año.

Como tampoco estamos para mucha virguería, hoy proponemos un menú ligero para cuatro personas, con ingredientes sencillos de encontrar y que se hace con la gorra. Si tienes a mano el espiralizador de verduras que te compraste por aquel anuncio en Instagram, es un buen momento para sacarlo a pasear: puedes convertir los calabacines rellenos en calabaguetis, y servirlos crudos como ensalada o pasados por la sartén si nos apetece más así (con el resto de ingredientes en crudo por encima, en ambos casos). Si tienes un resto de queso curado, puedes rematarla con unas lascas bien finas; los peladores de patatas son perfectos para esta misión (aunque con una puntilla afilada y algo de paciencia también se puede).

De segundo, el pescado más popular, rico y económico -aunque cada vez menos- del verano, con permiso de la sardina y el boquerón: la caballa. La marcaremos a la plancha o en una sartén sin aceite y la serviremos acompañada de berenjenas sin fritanga y rematada con una bilbaína para que el ajo, el picante y el toque ácido del vinagre realcen su sabor. Si en lugar de berenjena tenemos a mano pimientos, podemos asarlos a cortados en cuartos a lo largo, en la sartén a fuego medio y dando vueltas de vez en cuando hasta que se caramelicen un poco. Como postre, una sencilla combinación de frutas que alegraremos macerándolas con un toque de lima y otro de pimienta: las cerezas, el melón, el melocotón y otras frutas de verano también podrían estar invitadas, igual que algunas aromáticas como la menta, la albahaca o el tomillo.

CALABACINES RELLENOS DE CUSCÚS

Ingredientes

  • 4 calabacines medianos
  • 100 g de cuscús
  • 30 g de almendras tostadas y peladas
  • 30 g de pasas
  • ½ cebolleta
  • Un puñado de hojas de perejil1 tomate de pera
  • 16 aceitunas negras
  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Zumo y ralladura de limón al gusto
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Hidratar el cuscús con el mismo volumen de agua caliente con un poco de sal y una cucharada de aceite. Dejar enfriar.
  2. Preparar una vinagreta con el aceite restante, sal, pimienta y zumo y ralladura de limón al gusto.
  3. Cortar los calabacines a lo largo y vaciarlos con ayuda de una cuchara y una puntilla. Si tienen muchas semillas, desecharlas.
  4. Picar en grueso las almendras y ponerlas en un bol con la carne de los calabacines también picada. Añadir el tomate, el perejil y la cebolleta picados, las pasas y la mitad de la vinagreta y remover bien.
  5. Rellenar los calabacines con la ensalada, regar con el resto de la vinagreta y, si se quiere, rematar con un poco más de pimienta y ralladura de limón.

CABALLA CON BERENJENAS A LA BILBAÍNA

Ingredientes

Para la bilbaína

  • 4 dientes de ajo (o al gusto)
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 40 ml de vinagre (o al gusto)
  • Cayena al gusto
  • Sal
  • 4 caballas de ración o 2 si son grandes, en filetes
  • 2 berenjenas medianas
  • Perejil picado al gusto

Preparación

  1. Cortar las berenjenas en rodajas de unos dos centímetros. Si tienen muchas semillas, salarlas abundantemente, dejar reposar media hora, aclarar con agua y secarlas con papel de cocina o un paño limpio y que no suelte pelo.
  2. Dorar los ajos laminados y las guindillas -enteras si se quiere que pique menos, troceadas para que pique más- en el aceite de oliva a fuego medio, y poco después y fuera del fuego el vinagre (cuidado con las salpicaduras). Reservar.
  3. Poner las berenjenas en una sartén o cazuela a fuego alegre con tapa, con un chorrito de aceite. Verter 75 ml de agua para generar vapor y tapar. Bajar el fuego a medio y dejar cocinar unos tres minutos o hasta que el agua se haya evaporado. Repetir la operación con un poco menos de agua. Dar la vuelta a las berenjenas y repetir la operación (con la misma cantidad de agua que la segunda vez).
  4. Retirar las berenjenas y pasarlas al plato y regar con la salsa reservada. En la misma sartén a fuego fuerte, marcar los filetes de caballa previamente salados dos minutos por el lado de la piel. Darles la vuelta y dejar cocinar dos minutos más o hasta que la caballa esté al punto que nos guste. Servir y regar con la bilbaína.

SANDÍA Y CIRUELAS CON LIMA Y MENTA

Ingredientes

  • 4 rodajas de sandía
  • 4 ciruelas
  • 1 lima
  • Hojas de menta
  • Pimienta

Preparación

  1. Cortar la sandía en dados y la ciruela por la mitad y después en cuñas. Aliñar con ralladura y zumo de lima, hojas de menta picada y un poco de pimienta.
    Llevar a la nevera y dejar marinar unos 20 minutos, servir bien frío.
  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista