Cenas de verano: menú completo de tres platos, sin carne y con sabor

Estamos hartos de adoctrinarte para que bajes el ritmo con la carnecita, aunque nunca es suficiente. Esta cena de verano es vegetariana, fácil y un poco engañosa: poco parece pero bastante es.

  • Comentar
  • Imprimir
Una cena muy completita
Una cena muy completita.

Las noches tórridas de agosto están para disfrutarlas, ya sea en el bungalow, la terraza del apartamento o en tu casa luchando por sobrellevar el FOMO -envidia, para las que estéis hartas de eufemismos para darle brilli a la precariedad- que te dan las vacaciones de tus amigas en las redes sociales. Si te gusta comer, cenar bien siempre puede ser el consuelo perfecto para seguir viva si no tienes acceso las vacaciones en este verano de la inflación. Y, además, como hemos demostrado cienes y cienes de veces, no hace falta ponerte ciego a chuletón (aunque no prescindimos de los huevos y la leche).

Esta combi va a consistir en un entrante a modo de snack golosete salado, con unas galletas de pistacho y cheddar que igual a priori no te parecen gran cantidad, pero son consistentes. El principal es una ensalada disfrutona de brócoli -el enésimo intento de hacerte ver que no es aburrido- con uno de esos aliños explosivos de salsa cremosita y con un punto dulce. Para acabar, un postre tradicionalísimo (según dónde) pero que resulta de las cosas más fáciles que se pueden cocinar: flan de mató o requesón.

Si te organizas bien, los tres platos pueden ir fluyendo en tu cocina de manera más o menos rápida. Puedes aprovechar el horneado del flan para hacer a la vez las galletas, que habría que sacar un poco antes, y la ensalada que proponemos, como siempre, tiene fácil opción de tuneo. Todas las recetas son para cuatro personas.

COOKIES SALADAS DE PISTACHO Y CHEDDAR

Ingredientes

  • 20 g de pistacho triturado
  • 90 g de pistachos pelados enteros (crudos mejor)
  • 165 g de queso cheddar rallado
  • 160 g de harina
  • 110 g de mantequilla atemperada
  • Guindilla/cayena picada
  • Pimienta negra

Preparación

  1. Picar los pistachos enteros en trozos grandes. Solo un corte de cuchillo o una triturada rápida de procesador o de mortero. La idea es que queden trozos grandecitos.
  2. Poner todos los ingredientes, menos los pistachos picados, en un recipiente para hacer la masa. Con las manos un poco mojadas empezar a amasar todo bien y añadir los pistachos picados al final. La idea es que quede una pasta uniforme. No lleva sal porque este tipo de queso ya suele ser salado, y el picantito como siempre es al gusto.
  3. Hacer un rulo con la masa y envolver en film para dejar enfriar una hora en la nevera.
  4. Sacar de la nevera y, todavía fría, ir cortando rebanadas con un grosor de un poco menos de un centímetro. Dar un poco de forma con las manos. Puede que alguna se rompa al cortar con el cuchillo un pistacho entero.
  5. Hornear 23 minutos a 170º en una bandeja de horno con papel (no hace falta ninguna grasa más para que no se peguen porque ya hay suficiente).

ENSALADA AMERICANA DE BRÓCOLI CREMOSA

Ingredientes

Para la salsa

  • 1 huevo
  • 300 ml de aceite de girasol
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de manzana
  • 125 ml de nata
  • Sal
  • Pimienta

Además

  • 1 kilo de brócoli
  • 150 gramos de pipas de girasol
  • 150 gramos de arándanos rojos deshidratados
  • 80 gramos de pipas de calabaza
  • 100 gramos de orejones troceados

Preparación

  1. Desbrozar el brócoli en arbolitos aptos para comer con tenedor y cocinarlos al vapor durante entre siete y 10 minutos, según se prefiera más al dente o menos. También se pueden hervir, pero al vapor conservan mucho más sabor y es realmente fácil, como te hemos explicado.
  2. Cortar la cocción del brócoli con agua helada y escurrirlo bien, colocar en una ensaladera y añadir todas las semillas. Esta selección aporta crujiente y dulzor, pero se puede variar, por ejemplo, pasas de uva blanca en vez de los orejones, para un puntito de acidez y conservar el colorcito que aporte contraste
  3. Preparar la salsa en un recipiente alargado y con batidora de mano. Primero el huevo, el aceite, el ajo y el azúcar y vinagre. Batir primero sin mover esperando a la emulsión y, cuando levante, añadir la nata poco a poco. Corregir con sal y pimienta al gusto.
  4. Verter la cantidad de salsa deseada en la ensalada y remover. Con estas proporciones tiene que quedar sabrosa pero no encharcada.

FLAN DE MATÓ O REQUESÓN

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 110 gramos de mató (requesón en castellano)
  • 50 gramos de azúcar
  • 125 ml de leche
  • Miel

Preparación

  1. Introducir todos los ingredientes menos la miel en un recipiente y batir con la batidora.
  2. Untar con un poco de miel los moldes de flan. Es el mismo proceso que con caramelo, pero la gracia es recordar la combinación de miel y mató que se estila mucho en Cataluña.
  3. Verter la mezcla en los moldes a ¾ partes de capacidad y poner estos en una bandeja de horno con agua caliente que le llegue al menos por la mitad. Hornear al baño maría durante unos 30 minutos a 180º.
  4. Al sacar del horno, dejar atemperar un rato y luego enfriar en el frigorífico. Desmoldar para servir (con un poquito más de miel si se es una persona extremadamente golosa).

Si haces estas recetas, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te salen mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista