Burrata, pimientos asados y mantequilla tostada

Burrata, pimientos asados y mantequilla tostada

  • Comentar
  • Imprimir

La cremosidad de la burrata junto al sabor intenso de los pimientos asados y la mantequilla tostada hacen de esta ensalada un plato perfecto para variar el recetario veraniego.

Si en algo nos está insistiendo de forma continuada el chef Yotam Ottolenghi es en la importancia de las grasas para añadir sabores y matices a los platos. Tanto en sus columnas como en sus libros siempre aparecen aceites y mantequillas aromatizadas con especias, hierbas frescas, cítricos y chiles que conforman el perfil de sus recetas: la grasa es sabor, y estamos hartos de las cosas insípidas.

Para esta receta vamos a partir de una burrata que vamos a destrozar con nuestras manos, dejando así que la nata de su interior cubra el plato junto a trozos de la piel o saco de la propia burrata. El aliño lo prepararemos tostando mantequilla junto a cacahuetes y semillas de sésamo, aunque la elección del fruto seco puede variar en función a lo que os guste o tengáis en casa: avellanas, almendras y pistachos casan perfectamente. La burrata irá cubierta de tiras de pimiento rojo asado, que podéis hacer en casa o comprar directamente en conserva en el mercado; en este caso, no seáis tacaños y buscad unos bien ricos y asados al carbón. Una chalota en láminas y unas hojas de perejil terminan de aportar el frescor que le puede faltar a tanto lácteo y grasa. Si el perejil no te gusta, sustitúyelo por cilantro (pero últimamente me apetece reivindicar el perejil).

¿Qué formas hay de complementar este plato? Si quieres convertirlo en el principal, puedes añadir ventresca de atún, boquerones en vinagre -en cuyo caso aconsejo reducir la cantidad de vinagre de la mantequilla- o anchoas en salazón. El pescado en conserva y los moluscos casan genial con el resto de la receta (digan lo que digan los italianos). Los mejillones en escabeche, por ejemplo, realzan la intensidad de la nata de la burrata junto a los pimientos y la mantequilla. Acompáñalo también de pan de pita o unas tostadas. Lo que sobre, que vaya al desayuno del día siguiente.

Dificultad

El erótico acto de mancharse las manos rompiendo la burrata.

Ingredientes

Para 2 personas con hambre

Para los pimientos

  • 2 pimientos rojos asados y pelados (no muy grandes)
  • 1 cucharadita de vinagre de Jerez
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal

Además

  • 1 burrata de unos 250g (o dos de 125g)
  • 1 chalota
  • 2 cucharadas generosas de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • 1 cucharada y media de semillas de sésamo blanco
  • 25 g de cacahuetes pelados y picados
  • Sal en escamas al gusto (recomiendo ser generoso por la grasa)
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Hojas de perejil al gusto

Preparación

  1. Cocinar la mantequilla en un cazo a fuego medio hasta que sevuelva de color caramelo.

  2. Añadir los cacahuetes picados y las semillas de sésamo y cocinar 30 segundos sin dejar de remover. Retirar del fuego y añadir el vinagre. Reservar.

  3. Pelar los pimientos y cortarlos en tiras. Aliñarlos con un poco de sal, una cucharadita de azúcar, un poco de pimienta negra y otra cucharadita de vinagre.

  4. Abrir la burrata directamente en el plato de servir, desmigándola y repartiéndola por toda la superficie. Salpimentarla.

  5. Añadir las tiras de pimiento, la mantequilla tostada con los cacahuetes y el sésamo, la chalota en rodajas finas y las hojas de perejil. Salpimentar de nuevo y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista