Un hummus extrafino y dos formas de convertirlo en un plato completo

El untable por excelencia de Oriente Próximo puede ser una delicia o una pastorra difícil de tragar. Aquí tienes una receta para que salga suave con garbanzos de bote, más dos maneras de tunearlo.

  • Comentar
  • Imprimir

Tal como lo conocemos en España, el hummus suele ser casi siempre una crema que se sirve como aperitivo, a lo sumo con un chorrillo de aceite o alguna especia por encima. Sin embargo, en su zona de origen (Oriente Próximo) no es raro que se sirva con otras preparaciones en el centro, desde verduras hasta carnes, para convertirlo en un plato más completo.

Esto es precisamente lo que hacemos hoy, en dos versiones: una, con tomatitos salteados con limón y hierbas aromáticas, y otra, con carne picada especiada. Por si a estas alturas no supieras preparar hummus a pesar de la chapa que hemos dado con este producto, también te damos una receta de Yotam Ottolenghi para que quede ultrafino, que parte de garbanzos de bote. Todo lo tienes en el vídeo de arriba.

HUMMUS EXTRAFINO DE GARBANZOS DE BOTE

Ingredientes

  • 400 g de garbanzos cocidos envasados (peso escurrido)
  • ½ cucharadita de comino en grano
  • 120-150 g de tahina (dependiendo de lo intensa que sea)
  • 1 diente de ajo
  • 1 ½ cucharada de zumo de limón
  • Sal

Preparación

  1. Colar los garbanzos de bote y escurrirlos bien.
  2. Repartirlos sobre un paño limpio, cubrirlos con otro y moverlos suavemente durante uno o dos minutos. Esto hará que gran parte de las pieles se separen para que se puedan eliminar. No pasa nada si no quedan todos pelados.
  3. Colocar los garbanzos en una olla y cubrirlos con agua. Añadir sal y el comino, y llevar a ebullición suave durante 15 minutos para que se ablanden.
  4. Escurrir los garbanzos conservando parte del agua de cocción.
  5. Ponerlos en un robot de cocina o en un vaso de batidora y añadir la tahina, el ajo, el zumo de limón, un par de cubos de hielo, sal y dos cucharadas del agua de cocción.
  6. Triturar bien, probarlo y corregir de sal, zumo de limón o tahina si fuera necesario. También se puede ajustar la densidad añadiendo más agua de cocción y removiendo bien.

HUMMUS CON TOMATITOS CONFITADOS

Ingredientes

  • Entre 300 y 400 g de hummus
  • 300 g de tomates cherry
  • 1 cucharadita rasa de comino en grano
  • 2 dientes de ajo
  • 1 limón
  • 1 cucharadita azúcar moreno
  • Tomillo fresco
  • Orégano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra

Preparación

  1. Poner los tomatitos en una sartén en la que quepan sin amontonarse.
  2. Añadir dos dientes de ajo sin pelar aplastados con un cuchillo, una guindilla, tomillo, orégano, comino, un poco de azúcar, sal y pimenta negra. Añade aceite de oliva hasta que cubra un poco menos de la mitad de los tomatitos.
  3. Poner la sartén a fuego bajo y dejar que los tomatitos se cocinen tapados durante unos 15-20 minutos, meneando la sartén de vez en cuando. Si están blandos, están listos.
  4. Repartir el hummus en un plato de forma que quede un hueco en el centro.
  5. Colocar los tomates asados y terminar con unas hojitas de tomillo y orégano y un poco de ralladura de limón. Servir con pan tostado o pan de pita.

HUMMUS CON CARNE PICADA ESPECIADA

Ingredientes

  • Entre 300 y 400 g de hummus
  • 300 g de carne picada de ternera (o de cordero)
  • ½ cucharadita de comino en grano
  • ½ cucharadita de semillas de cilantro en polvo
  • ½ cucharadita de chile en polvo
  • ½ cucharadita de orégano seco
  • 6 ciruelas pasas
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra
  • Pipas de calabaza

Preparación

  1. Calentar una sartén a fuego medio con aceite de oliva y añadir un diente de ajo laminado, el comino y las semillas de cilantro en polvo. Cocinarlo un par de minutos.
  2. Subir un poco el fuego, añadir la carne picada y saltear.
  3. Cuando se empiece a dorar, salpimentar y sumar el orégano, la cayena y las ciruelas pasas picadas. Remover, y en el momento en que la carne coja un color oscuro, está lista.
  4. Servir el hummus en un plato y la carne picada en el centro.
  5. Para darle un toque crujiente se pueden añadir unas pipas de calabaza ligeramente tostadas en una sartén con aceite y un poco de sal. Terminar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Si haces estas recetas, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te salen mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista