Para todos los gustos
Para todos los gustos.

Once vinos tan buenos como económicos para celebrar la Navidad

  • Comentar
  • Imprimir

La inflación ha disparado los precios de la comida. Si quieres compensar tirando de vinos deliciosos pero asequibles, aquí te proponemos unos cuantos con una estupenda relación calidad precio.

Probablemente, en alguna de las reuniones navideñas vas a conversar sobre lo caro que está todo. Que si la luz, que si el gas, que si el combustible, que si los foulards de Hermès, que si los alimentos más básicos… Vamos, hablarás de eso seguro a no ser que recientemente haya habido un fallecimiento en tu entorno familiar o amical, algo que no te deseo podría haber sucedido y en el caso que así fuera sería natural que el recuerdo de la persona finada ocupase la conversación, a no ser que fuera un ser despreciable o vosotros unos roñicas que solo habláis de lo mal que va la economía incluso al haber perdido un ser querido. Pero vuelvo a lo de los alimentos.

Los alimentos están disparados, lo que no veo tan disparado es el precio del vino. Pero mucha gente, sí. El caso es que esta gente que sí ya lo veía disparado (y disparatado) antes de que el dinero perdiera valor. Yo tengo amigos y amigas que, aún ganándose bien la vida y ser del buen comer y beber, nunca, ni en tiempos de vacas gordas, han querido gastarse más de 10 euros en una botella de vino. Ojo, no hablo de gente que no puede permitírselo, hablo de gente que pudiendo y teniendo gusto para ello, no lo hace.

Insisto en que el vino -todavía- no ha subido de precio, pero como casi todo lo demás sí, quizá te interese compensar una cosa con la otra y de ahí esta lista. Los vinos que vienen a continuación están, en su mayoría, por debajo de los 10 euros y los pocos que superan esa barrera psicológica lo hacen por los pelos. Con que sirvas un poco menos en cada copa ya lo tienes arreglado. Todos, eso sí, están por encima de los cinco euros, porque por debajo no le salen los números a los productores, que lo sepas: es economía de la miseria.

No te líes con el orden: la lista va de menor a mayor precio y no por un orden de consumo lógico, que quizá empezaría por un blanco ligero o un espumoso y terminaría con un vino dulce: tú usa el sentido común. En cuanto a países: sólo dos vinos son extranjeros y no por nada, España ofrece una gran relación calidad precio vínica. El único país que supera España en ese ratio es Portugal, que también está representado en la lista. Luego hay un vino francés porque me ha dado por ahí, porque queda muy sofisticado y porque puedes tirarte el rollo que cuesta una fortuna cuando no es así: eso sería como una inflación de tu ego.

Depaula 2021, Viñedos Ponce

Empiezo con una Monastrell de la Manchuela, en Cuenca tirando para Albacete. Todo muy caluroso cuando hace calor y muy frío cuando no. Ahí trabaja la vid Juan Antonio Ponce y su familia. En la zona se impone la Bobal, una uva que estamos acostumbrados a beber en vinos muy señoros, pero los Ponce le dieron la vuelta a esta mala praxis (ejemplo es su Clos Lojén, que sale por unos 8 euros). En el caso de la Monastrell, que también se da en la zona a base de bien, lo mismo: esta es bien mediterránea pero invita a beber y beber. Precio: 5,90 euros.

De un lugar de La Mancha. JORDI LUQUE

El Castro de Valtuille Mencía Joven 2021, Bodegas y Viñedos Castro Ventosa

Poco hay que contar sobre la Mencía, creo, porque está de moda y todo el mundo la conoce. Vivimos un auge menciero y a mí me parece bien, porque es una uva muy agradecida, que da muy buenos resultados tanto en vinos sencillos, primarios y frescos como este, como en vinos que por precio no podrían entrar en esta lista como la mayoría de referencias de Raúl Pérez, Verónica Ortega, Fedellos de Couto o el locurón de La Faraona (más de mil euros la botella). En fin, espera encontrar acidez y mucha fruta, un vino de fresqueo en toda regla. Precio: 6,40 euros.

Fresquito, fresquito. JORDI LUQUE

Espelt Garnatxa de l’Empordà, Espelt viticultors de l’Empordà

A esto me refería en la introducción cuando decía que el listado no estaba por orden gastronómico: este es un vino dulce, no se te ocurra servirlo con una ensalada, un entrante (bueno, alguno sí, una tostadita de foie, pero como estamos esquilmados no te dará por ahí) o un principal. Este vino debería ir al final, con los postres, pero va al principio, con los precios más bajos, aunque como la botella es de medio litro, el precio es mayor de lo que te crees: en una de tres cuartos te saldría por 12 euros. Prohibitivo, ¿eh? El caso es que es un dulce elaborado con dos variedades de Garnacha -en el Empordà, Lledoner- sobremaduradas a las que se añade alcohol; no es una cosa rara, eso se llama encabezado y es característico de Jerez, antes de que envejezcan dos años. Cuento todo esto porque encontrar un vino con esta elaboración tan compleja a este precio tan contenido es un milagrito del Niño Jesús, muy adecuado para celebrar su nacimiento mientras te hinchas a polvorones. Precio: 7,80 euros.

Un milagro. JORDI LUQUE

Le Naturel Blanco 2021, Vintae

En tu mesa no puede faltar un vino de Navarra pero, para no ser obvios, será un vino blanco que sale de una tierra de rosados. ¿Eso puede ser? Sí, coño. De hecho, la gente que sabe dice que los mejores vinos de esta zona son los blancos, no los tintos. Yo que sé. Este está hecho con Garnacha Blanca anda bien de acidez y es muy fresquito y agradable con mariscos. Gamba congelada porque el presupuesto no da para más (el vino, sí da para más). Precio: 8,90 euros.

Blanco, eh, qué cosas. JORDI LUQUE

Rosat 2021, Bàrbara Forés

Terra Alta, el far west catalán; uno de ellos porque Conca de Barberà es otro far west catalán y ambos territorios están muy cerca, de hecho. Bueno, pues Terra Alta: vinos recios, gente recia, no se anda con chorradas. Este vino es rosado, pero no chorra (muchos rosados no son nada chorras). Para elaborarlo, la gente de Bàrbara Forés mezcla Garnacha, Syrah y Cariñena y eso es como decir que el vino tiene frutas, especias y cuerpo. Un vinazo, oye. Y una gente muy maja la que lo hace. Precio: 8,95 euros.

Desde el far far far west. JORDI LUQUE

Pardas Rupestris Blanc 2021, Celler Pardas

A mí de Pardas me gusta mucho todo. Y este vino, también, aunque es su vino de entrada, el más barato, creo. Es un Xarel·lo, Xarel·lo Rojo, Macabeu -la uva más infravalorada porque es lo mismo que Viura- y Malvasía. Con estos ingredientes los Pardas se marcan un vino fresco, ácido y con aroma a hierbas mediterráneas. Muy fan de los Pardas. Precio: 8,95 euros.

Bueno y barato. JORDI LUQUE

Cucú cantaba la rana 2021, Barco del Corneta

En tu mesa tampoco podía faltar un Verdejo. Pero hazte un favor y compra uno decente. uno que no huela a frutas tropicales y a comino (sudor). Barco del Corneta es una de las escasísimas bodegas que hace buenos Verdejos y este, creo, es el Verdejo bueno más barato que existe. No le des más vueltas: encontrarás un vino fresquito y todo eso, pero digno (no busques la etiqueta de la D.O. Rueda, porque no la lleva). Precio: 9,40 euros.

No huele a piña, mango ni cosas así. JORDI LUQUE

Blanco fermentado en barrica 2021, Muga

En tu mesa no puede faltar un Rioja pero, para no ser obvios, será un Rioja blanco. Si es que se trata de enloquecer a los más convencionales de tu mesa. Otra vez Viura, otra vez Malvasía pero en esta ocasión con mucha más estructura debida a la fermentación (como su nombre indica) en barrica. No temas que no te estarás metiendo un maderón, pero sí un vino blanco que puede verse las caras con embutidos, pescados grasos y alguna carne pálida. También con todas las verduras del mundo. Además, Muga es una bodega muy respetada, tanto por jóvenes de espíritu como por gente más, digamos en tono cordial, ehem, tradicional. Carcas. Por cierto, hemos superado la frontera de los diez euros sin que te hayas dado cuenta. Precio: 10,20 euros.

¿Otro Rioja blanco? Otro Rioja blanco. JORDI LUQUE

Delas Côtes du Rhône Rouge St Esprit 2019, Delas Frères

Este es el vino con el que podrás dártelas de haberte gastado, qué sé yo, 20 o 30 euros (hasta que alguien busque la referencia en Google, claro). Es un vino del Ródano, o sea francés, eso da mucha prestancia. Está elaborado con Syrah y Garnacha, típico de ahí, y por un productor consolidado, canónico: muy buen vino para el precio que tiene, e ideal para acompañar carnacas y quesazos. Precios: 10,90 euros.

Solo digo una cosa: es francés. JORDI LUQUE

Drink Me Nat Cool 2021, Niepoort

Este tiene truco, porque al ser la botella de litro, litrona, en realidad debería estar más abajo de la lista, porque es más barato de lo que se aprecia. Si te fijas en el nombre, verás que antes de la añada sale la expresión “nat cool”, un concepto inventado por Dirk Nieeport con el que quiere agrupar vinos muy bebibles, para tomar en grupo (de ahí el formato litrona). Este lo es: tiene acidez, frescor y pasa como el agua: muy bueno. Además es portugués, y los vinos portugueses son muy trendy. Precio: 11,90 euros.

Nat cool y trendy. JORDI LUQUE

Mirgin Gran Reserva 2017, Alta Alella

Burbujas, ¡no pueden faltar burbujas en ninguna celebración! ¡Las burbujas son celebración! Bueno, este espumoso es una delicia. Lo hacen muy cerquita de Barcelona, en una bodega pegadita al mar: no sé por qué me salen diminutivos pero sigo. Es un cavita elaborado a partir de las tres variedades tradicionales (Xarel·lo, Parellada y la muy presente en este texto pero underrated Macabeu). Tiene salinidad, marca distintiva de Alta Alella, y sus burbujitas gustarán a todos, incluso a los recalcitrantes que dicen que las burbujas les sientan mal. Qué pesados. Sírvelo de aperitivo o con cualquier plato, lo peor es servirlo con los postres a pesar de que pienses lo contrario. En fin, chin chin. Precio: 11,90 euros.

BURBUJAS. JORDI LUQUE
  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista