Cómo hacer filloas gallegas, las tortitas típicas de Carnaval

Se parecen a las crepes, pero en más fino, y pueden ser dulces o saladas. Alex Iglesias, del restaurante Cabanas en Lalín (Pontevedra), nos da una clase gratis para preparar este clásico del carnaval en Galicia.

  • Comentar
  • Imprimir

Definir las filloas es deporte de riesgo, porque existen infinitas variantes y en cada zona de Galicia se preparan con fórmulas diferentes. Los que no las hayan probado se podrán hacer una idea pensando en una especie de tortitas similares a las crepes, pero por lo general más finas, que pueden ser dulces o saladas dependiendo de su composición y acompañantes, y que se consumen habitualmente en los meses de matanza y en Carnaval.

Entre los ingredientes del amoado (así se llama su masa) suele haber harina de trigo, huevo y un líquido, que puede ser agua, caldo, leche o, en la versión más gore, sangre de cerdo. Se pueden tomar como un postre con azúcar o miel, pero también sirven para acompañar al cocido y van fenomenal con cualquier alimento salado. ¿Cómo se preparan? Pues para saberlo tendréis que mirar el vídeo de arriba, en el que Álex Iglesias, del restaurante Cabanas en Lalín (Pontevedra), nos da una clase gratis de filloismo 100% galego.

FILLOAS DEL RESTAURANTE CABANAS

Ingredientes

  • 130 g de harina de trigo
  • 3 huevos tamaño M
  • 200 ml de leche
  • 150 ml de caldo
  • 150 ml de agua
  • ½ cucharadita sal
  • 1 trozo pequeño de tocino

Preparación

  1. Para preparar el amoado (masa), tamizar la harina sobre un bol amplio, añadir la sal, agregar la leche, el caldo y el agua, y batir bien hasta que no queden grumos.
  2. Sumar los huevos bien batidos y remover todo bien con unas varillas. Conviene dejar reposando unos minutos para que cualquier grumo que haya podido quedar ascienda a la superficie y se pueda retirar con facilidad. La masa debe tener una textura similar a la de la nata líquida para montar.
  3. Poner a calentar una sartén, a poder ser de hierro. Cuando esté bien caliente, pinchar con un tenedor el trozo de tocino y frotarlo en la sartén para engrasar toda la superficie.
  4. Verter entre medio y tres cuartos de cazo de masa en la sartén y moverla muy rápidamente para que el líquido se reparta por toda la la superficie.
  5. Dejar que cuaje, y cuando los bordes empiecen a secarse y a despegarse, darle la vuelta (ver vídeo). Esperar a que se haga por el otro lado, y pasar la filloa a un plato. Repetir el proceso hasta terminar la masa.
  6. Se pueden tomar con azúcar, con miel o con cualquier acompañamiento dulce o salado. También acompañan bien el cocido a manera de pan.
  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista