Los mejores canelones del universo

Vale, es una exageración. Pero los canelones de Nandu Jubany son los más deliciosos que he probado en mi vida. ¡Y tengo la receta!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Estamos a finales de enero. Ya habéis adelgazado todo lo que tenías que adelgazar después de poneros trofollos en Navidad, ¿verdad? Bien, pues agarráos que vienen curvas, de las de culazo y tripoche. Hoy traemos uno de los platos menos detox creados por el ser humano. Una delicia que no te hace sentirte más ligero, pero que te reconforta y que empuja a hacer las paces con la humanidad. Una cumbre de la gastronomía catalana, italiana o de donde os salga del níspero hacerla. Una maravilla llamada canelones.

Para rendir un sentido homenaje a estos rulos de pasta rellenos y napados con bechamel, he acudido a la persona que, en mi nada humilde opinión, hace los mejores canelones del universo conocido. O del universo conocido por mí, al menos. El señor en cuestión se llama Nandu Jubany, un maestro jedi de la cocina cuyo restaurante cerca de Vic (Barcelona) posee una merecida estrella Michelin.

Nandu lleva 20 años dando de comer en Can Jubany, y ha perfeccionado la receta clásica de los canelones hasta convertirlos en una exquisitez. Tranquilos porque son perfectamente factibles en casa: sólo necesitas un poco de paciencia, pero de verdad que el resultado compensa el esfuerzo. Para rentabilizar el trabajo, recomiendo preparar un mínimo de 10 raciones y congelar lo que no se vaya a comer. Si no, divide las cantidades por la mitad.

Dificultad

Son larguitos de hacer, no nos vamos a engañar.

Ingredientes

INGREDIENTES

para 10 personas

Relleno

  • 1 pollo de corral de 2,5 a 3 kg troceado
  • 5 tomates maduros pelados
  • 1⁄2 cabeza de ajos
  • 3 cebollas medianas.
  • 1 ramillete de hierbas (canela, laurel, tomillo y ajedrea)
  • 150 ml de vino rancio (se puede sustituir por algún vino dulce)
  • 100 ml de coñac
  • 200 g de pan de hogaza cortado grueso
  • 250 ml de leche
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra recién molida

Bechamel

  • 2 l de leche
  • 1/2 l de nata
  • 75 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de cebolla
  • Un poco de vino rancio y coñac
  • Sal y pimienta blanca

Canelones

  • 40 placas de pasta de huevo de buena calidad
  • 300 gr. de parmesano rallado
  • 50 g de mantequilla

Preparación

  1. Picar las cebollas del relleno.
  2. Salpimentar el pollo y dorarlo en una cazuela con su molleja, la grasa de su interior y aceite de oliva.
  3. Añadir las cebollas, los ajos y las hierbas. Cuando estén dorados (unos 10 minutos), añadir el tomate.
  4. Cuando se haya evaporado el agua del tomate, añadir el coñac y el vino rancio. Flambear.
  5. Cuando deje de oler a alcohol, ir añadiendo agua mientras el pollo se va haciendo para que no quede seco. Pasados unos 40 minutos, la carne debería estar blandita. Eliminar el exceso de grasa y rectificar de sal y pimienta.
  6. Deshuesar y picar la carne con las manos o con un robot de cocina junto a la mitad de la salsa previamente colada para eliminar los huesecillos del pollo.
  7. Mojar el pan del relleno en la leche. Añadirlo a la carne y rectificar de sal y pimienta.
  8. Devolver los huesos del pollo a la cazuela. Cubrir con agua y reducir hasta obtener un fondo que se utilizará al final para salsear los canelones. Colar el fondo para eliminar los huesos rebeldes.
  9. Empezar con la bechamel llevando la leche a ebullición. Añadir la nata.
  10. Picar la cebolla fina y pocharla unos 10 minutos con la mantequilla en una cazuela a fuego suave. Añadir la harina y cuando se empiece a dorar, verter la mezcla de leche y nata removiendo con una cuchara de madera para que no queden grumos (si quedan, no estresarse porque luego la bechamel se cuela).
  11. Cocer a fuego lento unos 10 minutos. Añadir un chorro de vino rancio y otro de coñac y cocer otros cinco minutos.
  12. Colar y rectificar de sal y pimienta blanca.
  13. Cocer las placas de pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Repartir encima el relleno y enrollar los canelones. Ponerlos en una fuente de horno untada con mantequilla y cubrir con la bechamel.
  14. Espolvorear con queso rallado y gratinar en el horno hasta que se dore la superficie. Servir con un poco de salsa del pollo por encima.

¿Has tenido problemas preparando esta receta o cualquier otra de El Comidista? Escribe a la Defensora del Cocinero: defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista