La Turuleca: brasa peruana a precio de risa
El pollo asado de La Turuleca es para volverse turuleta.

La Turuleca: brasa peruana a precio de risa

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

La Turuleca es un riquísimo restaurante tradicional peruano en el que destacan los pollos asados a la brasa. Y por cierto, la gallina se llamaba así, no "Turuleta".

¡La gallina turuleca! ¿O era turuleta?

Una investigación nada profunda sobre el tema sugiere que en España la llamábamos turuleta y, en Perú, turuleca.

¿Y por qué le ponen ese nombre a un restaurante?

Primero, por que les da la gana. Y, segundo, porque una de las especialidades son los pollos asados a la brasa. Supongo que pasar del pollo a la gallina fue cosa de un pisco.

¿Y qué tiene de especial este sitio de nombre gallináceo?

Lo lleva el mismo equipo que Ceviche 103, mi restaurante peruano favorito de Barcelona, con la idea de ofrecer comida peruana tradicional. Aunque desde el punto de vista culinario es un poco menos elaborado, la comida es igual de rica y los precios son muy competitivos. En La Turuleca puedes comer bastante contundente por menos de veinte euros.

Hombre, un restaurante asequible, para variar…

Muy asequible, diría yo, y con una relación calidad precio bastante imbatible. A pesar de que ya conocía la buena mano del cocinero, Roberto Sihuay, me sorprendió lo bien que se mueve en un formato más humilde que el de su restaurante ‘madre’.

Callos y mollejas, algo duritas pero sabrosas. JORDI LUQUE

A ver, dejate de filosofadas, ¿qué comiste?

Empecé con un irrenunciable Pisco Sour, buenísimo, exactamente igual que en Ceviche 103. Hay que beberlo con precaución por dos motivos: uno, por el pelotazo y, dos, porque el cóctel cuesta tanto como un plato, y puede hacer subir la cuenta.

Seguí con un combinado de rahi –callos– y mollejas de pollo a la brasa acompañadas de tres salsas –de ají amarillo, huacatay y vinagreta–. Me gustó mucho el aderezo, pero no tanto la textura de la casquería. Probablemente es un tema cultural, aquí las mollejas y los callos se cuecen haciendo chup chup y quedan melosas. La brasa las deja secas y chiclosas.

Buenísimo el pollo asado con patatas. Ya, ya sé que ensalzar un humilde pollo asado parece un poco afectado, pero está justificado. En La Turuleca lo marinan en una docena de especias y lo asan en un horno especial que funciona con brasa. El resultado es una carne sabrosa y muy, muy tierna. Mención aparte para las patatas fritas que lo acompañan, perfectas.

Pescado a lo macho. Lo puedes comer aunque no seas tan macho como él. JORDI LUQUE

Bastante sencillo todo, ¿no?

Sí, ese es el encanto: una cocina sencilla pero muy bien hecha

Ahá…

Ni ahá, ni uhú. Y no fue tan sencilla la dorada a lo macho. El pescado se cocina al horno y se acompaña de unas salsa dulzona, muy agradable, a base de ajíes y marisco –pulpo, langostinos, sepia–.

¿Comiste postre o reventaste antes?

Los postres, una tarta de chocolate y una de limón con merengue, estuvieron correctos, especialmente la de limón.

Arf…. JORDI LUQUE

¿Algo que añadir?

Sí, que tienen un menú rico y abundante por once euros con noventa. Ah, y que no comí ceviche…

¿Por qué?

Porque ya lo conozco. Lo preparan igual que en Ceviche 103, es decir, buenísimo.

La Turuleca. Arizala, 5. Barcelona. Tel. 935297088. Mapa.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista