Ensalada de champiñones laminados con vinagreta de mostaza
Un poco de arte para cortar y mezclar, y lista.

Ensalada de champiñones laminados con vinagreta de mostaza

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Los champiñones crudos cortados finamente son perfectos para absorber una vinagreta con un toque alegre de mostaza. Un buen tomate refresca el conjunto, y las almendras fritas le dan resistencia al mordisco.

Es difícil conocer al detalle la autoría de ciertas recetas antiguas, porque los historiadores estaban muy ocupados narrando guerras y no le prestaban demasiada atención a estos pormenores. Por suerte hoy en día es más fácil saber quién es el creador de un plato, algo muy interesante para los que nos encanta robar recetas, prestarlas, cambiarlas, mezclarlas y experimentar en general.

Hoy traemos unos aparentemente sencillos champiñones crudos que tomamos en el Bar del Pla, un sitio que frecuentamos bastante que nos vuelve locos por lo simple y a la vez complejo del menú de tapas que manejan. (Nota: si mangas una receta, acredita a quien se la hayas robado, ¡es lo mínimo!) Consiste en unos champiñones crudos con una vinagreta de wasabi y trozos de fresa, aunque nosotros hemos simplificado la receta con ingredientes más atemporales y fáciles de conseguir.

Si no estáis acostumbrados a usarla, tened cuidado con la mandolina, ya que es un instrumento muy útil pero con el que hay que ir con ojos para no acabar con carpaccio de dedo. Si no tenéis o no la domináis, con un cuchillo afilado y un poco de paciencia podréis laminarlos igualmente. Es importante limpiar los champiñones como se merecen: no los metas debajo de una cascada de agua, coge un paño de papel húmedo y frótalos delicadamente para quitarles la posible tierra.

Para conseguir una vinagreta bien ligada usaremos unas varillas de batir y mezclaremos constantemente a una velocidad continua. Si queréis saber más sobre la ciencia del aliño os dejamos este link. Y el truco final: como el champiñón está crudo, si lo dejamos un par de minutos con la vinagreta, se cocinará ligeramente con su ácido, consiguiendo el sabor y la textura que buscamos.

Dificultad

Si consigues no cortarte un dedo con la mandolina, el resto es pan comido.

Ingredientes

Para 2 personas

  • 100 g de champiñon Portobello o normal
  • 1 tomate rosa de Barbastro / raf / cualquiera que esté rico
  • 1 cucharada de aceto balsámico de Módena
  • 1 cucharada de AOVE
  • 1 cucharada de almendras fritas o tostadas
  • 1 cucharada de cebolleta picada

Para la vinagreta

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre manzana
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 cucharadita de miel
  • Sal
  • Pimienta al gusto

Preparación

  1. Cortar el tomate en daditos y marinarlo con una cucharada de aceite de oliva y otra de vinagre de Módena durante unos minutos.
  2. Cortar el champiñón en láminas finas con ayuda de una mandolina y ponerlo con mucho cuidado en un plato hondo haciendo un montículo.
  3. Salar el tomate y con ayuda de una cuchara distribuirlo alrededor del montículo de champiñones.
  4. Mezclar los ingredientes de la vinagreta con unas varillas hasta que se emulsione y verter sobre los champiñones laminados. Dejar reposar 2/3 minutos antes de comer, decorando con la cebolleta y la almendra picadas en el último momento.

Si haces estas recetas, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista