Dónde enseñar a los niños a cocinar y a comer bien

  • Comentar
  • Imprimir
Dónde enseñar a los niños a cocinar y a comer bien
Elvis, el oso y la magdalena. / VICENS GIMÉNEZ.

Si hay algo seguro en este mundo es que una buena educación gastronómica –y un paladar aventurero y dispuesto a probarlo todo por lo menos una vez– empieza cuando eres niño. No estoy diciendo que todos los niños remilgados con la comida lo sean porque sus padres no les han educado bien, sino que hay maneras de convencerles de que a lo mejor se están perdiendo algo si no le dan una oportunidad a algunos platos o ingredientes. Y por las buenas, no por el clásico sistema "hasta que no te lo acabes no te levantas" que tantas tardes de horror infantil ha patrocinado (y que en mi caso, me ha dejado secuelas como el odio visceral al hígado).

Además de trabajar el tema en casa (como ya sugerimos en este artículo de El País Semanal), existe otro camino para sacar a los críos de la pasta con tomate, los nuggets y las chuches: aprovechar los talleres y otras ofertas destinadas a introducirles en el fantástico mundo de la comida. Para conocer los mejores, hemos pedido ayuda a Mammaproof, una web dedicada a seleccionar "locales Family Welcome" en los que no sólo haya una mínima infraestructura para gestionar la estancia de los más pequeños –tronas, cambiadores, etcétera– sino que además los niños sean bien recibidos, se encuentren cómodos o se realicen actividades didácticas relacionadas con el arte, la ciencia o, en este caso, la gastronomía.

Sus creadoras son Sarah y Mavi, dos madres de Barcelona que también publican una guía anual de esta clase de sitios en papel, de momento en su ciudad y en Madrid. En cuanto les preguntamos por experiencias y talleres para acercar la cocina al universo infantil, pusieron en movimiento a algunas de sus agentes y nos mandaron un montón de sugerencias. "Algunas de ellas aún están pendientes de una visita para ser publicadas en nuestra web", advierte Mavi, "y otras son ya grandes clásicos que descubriréis pinchando en el enlace de la crónica". Aprovechamos para agradecer a Eva de Yosilosé, Diana de Lanoa Handmade, Carme de Bizcocho de Chocolate, Laura de La niña sin nombre, Cristina Ferrer y a las chicas de Entremadres por las recomendaciones que podéis leer a continuación.



Madrid

1. "Unanimidad entre nuestras agentes ante el trabajo de Cata en The Good Food Company. Por lo visto organizan talleres de cocina en familia, en un ambiente de lo más relajado y divertido, donde luego te comes lo que has preparado. Todas coinciden en que la experiencia resulta de lo más positiva".

2. "A Punto es una librería donde organizan talleres de cocina también para niños y adolescentes, algo especialmente interesante teniendo en cuenta que esta edad –entre 11 y 17 años– suele estar muy olvidada en las actividades infantiles y familiares".

3. "Otro clásico madrileño es la Escuela de Cocina Telva, donde los pequeños pueden pasar la tarde preparando una merendola... y comiéndosela después. El próximo taller se celebrará el 7 de marzo".

4. "Nuestra recomendación en la guía de Madrid #RutaMmmp: el taller de cocina ¡Mamá, quiero ser chef! de Ruth de Apetitoh, (además de otros que surgen estacionalmente) donde, además de preparar algún plato, se les enseñan las bondades de una dieta variada".

5. "Y por supuesto la tienda Mammaproof por excelencia en Madrid: La Cocinita de Chamberí, donde podrás encontrar desde cestas de comida ecológica hasta todo lo que necesitas para cocinar con tus hijos. En el amplio espacio de la trastienda se organizan también cursos de cocina para niños y familias".

Lacocinita31

La cocinita de Chamberí / CON BOTAS DE AGUA

Barcelona

1. "L'Associació Cultural Nyamnyam ha creado un programa educativo para acercar a los niños a la comida a través del arte de la mano de diferentes artistas. Nos gusta la propuesta porque permite al niño experimentar de manera más amplia con la comida. Estuvimos en el taller el pasado enero con la artista Anne Lise Le Gac y los niños se lo pasaron pipa amasando. Los padres vuelven al final del taller para el vermut y degustación final".

2. "Nos cuentan que en Marmitón (Castelldefels) están haciendo un trabajo muy bonito con los niños y sus familias. Se definen como "escuela de cocina para todos" y hacen cursos de maridaje para adultos o bocadillos de inspiración japonesa para niños. Todavía tenemos pendiente una visita, pero ya nos han llegado buenos ecos".

3. "Un gran clásico: el taller de cocina Patacutxi los sábados al mediodía en el Semproniana, restaurante de Ada Parellada. Los padres y los niños comen por separado, y éstos últimos preparan un plato con la ayuda de monitores especializados. Cambian cada mes para que nadie se aburra: en febrero, toca tarta de zanahoria".

4. "No están especializados en familia, pero nosotros estuvimos haciendo un taller de caramelos impartido por Papabubble en La Patente y lo pasamos muy bien. ¡Esperamos que sigan planteando iniciativas como ésta, lo pasamos en grande haciendo piruletas!".

La_patente_colorante

Taller de piruletas en La Patente por Pappabubble/ MAMMAPROOF (Mavi)

5. "Si eres de los que te zampaste MasterChef Junior con tus hijos, no te pierdas el curso Master Kids que organizan en Cookiteca para niños y niñas a partir de ocho años.También molan sus talleres familiares donde aprenderás a cocinar en familia, desde sushi hasta cupcakes".

6. "Para una escapada gastronómica de la ciudad recomendamos Món Sant Benet, un antiguo monasterio reconvertido en proyecto cultural y de ocio donde la Fundación Alicia organiza interesantes cursos de cocina en familia. Desde allí promueven los buenos hábitos alimenticios, enseñan a los niños cómo se trabaja un huerto y otras actividades relacionadas con la vida saludable. Os contamos nuestra experiencia aquí".

RECOMENDACIONES DE LOS LECTORES

León

Aunque se autocalifica como una pleasure store, Dolcetriz no es una sex shop ni nada parecido, sino un espacio dedicado a la gastronomía. En su apartado MiniChefs montan talleres para niños, fiestas de cumpleaños con actividades culinarias y "campamentos de cocina" para cuando los críos están de vacaciones y dan mucho la caca en casa.

Santander

El chulísimo restaurante Deluz organiza cada domingo sus Cooking Kids!, nos informa Marta Ruiz. Los niños cocinan rosquillas, brownies o miniburguers de 12.00 a 14.00, y luego disponen de animadoras hasta las 17.00, con lo que los padres pueden hacer la sobremesa tranquilamente mientras ellos juegan.

Valencia

La escuela Valencia Club Cocina imparte cursos para niños desde hace años. "Actualmente tienen programado un curso de iniciación, en el que enseñan a los más peques a hacer las salsas básicas, como la bechamel, masas, arroces, pasta fresca o postres", explica Vanessa. Allí se celebró el cásting para Masterchef Junior, así que preparados deben de estar.

Terrassa

En Su 23.11 Espai de Cuina llevan nueve años organizando cursos de cocina para niños, además de los de mayores, y en verano y en Navidad organizan talleres, como alternativa a los campus de fútbol o básquet. "Intentamos trabajar con ellos a nivel de organizacion en la cocina, limpian, pesan ingredientes, cortan, calculan cantidades ... Hacen lo que en casa no se deja hacer", nos cuentan los organizadores.

A Coruña

En el espacio Langstrump el sábado 22 organizan un taller para conocer las frutas exóticas, descubrir lo divertidas y sabrosas que son y averiguar la cantidad de cosas que se pueden hacer con ellas.

¿Conoces buenas iniciativas relacionadas con niños y alimentación en tu localidad? Compártelas en los comentarios y las añadiremos a esta miniguía.

Documentación: Mònica Escudero.

Comentarios

Una entrada muy interesante sobre un tema que nos preocupa a muchos padres, ansioso estoy por conocer propuestas como estas por aquí por el sur...Hoy en Cocinar con-Ciencia, Cenas fulleras 10: Risotto con trufa y setas Carrefour: http://cocinarconciencia.blogspot.com.es/2014/02/cenas-fulleras-10-risotto-con-trufa-y.html
Para que mi hijo (4 años) pruebe algo nuevo el truco es llevármelo a la cocina y que me ayude a prepararlo, ¡éxito asegurado! Es mi ayudante oficial para la crema de verduras. Gracias por el post. He echado un vistazo a varios de los sitios de Barcelona e iremos a alguno.
Mikel, cuando he leído el título, la respuesta me ha salido del alma: en casa. Pero claro, esto que parece tan fácil, no suele serlo. Los padres, de entrada, ya tienen que comer a diario de casi todo. tener menús semanales para que no se nos olvide ningún grupo de alimentos, ni falte pescado y legumbres, ni haya carne en demasía, por ejemplo. Luego, asergurarse productos frescos a diario, como verdura y fruta. Ser su mejor ejemplo. Y luego darles de todo desde pequeños y con naturalidad. No hay frase que más me reviente que "esconder" alimentos o engañarles para que coman. Creo que el que que mis hijos coman de todo, se debe a que a la que podían masticar y no atragantarse, dejé los purés por los "chafados": verdura y legumbre sobre todo. Y, poco tiempo después, entero. Llamando a todo por su nombre, sin mentir ni engañar. Y que empiecen pronto en la cocina, les hará conocedores de la nutrición para su salud, y les ayudará a ser independientes. Un saludo.
Mi hijo Lluís es de los que a la primera dicen: "No me gusta" a todo sin haberlo probado. Con él hemos explorado desde el "venga, va" hasta el "te vas a dormir sin cenar", pasando por cronometrarle. Pero 2 iniciativas funcionaron. La primera fue la "noche de fiesta": una noche a la semana no había broncas, se cocinaba algo que a todos nos gustara. El resto de la semana, a batallar. Y la segunda fue cocinar juntos, hacernos fotos y subirlas al Facebook. Ahora para nuestros amiguetes Lluís es "el chef de Facebook", él se siente super orgulloso y yo contenta de tener ese pinche tan fantástico. Aunque la lechuga se le siga atragantando.
Si me permiten, diré que dond emejor se le enseña a los niños es en la propia casa, acercándoles a la cocina y que interpreten ellos sólos la importancia de una buena comida, el proceso que se sigue, y el valor de cada elementos del plato diario. http://interesproductivo.blogspot.com.es/2014/02/el-sexo-en-las-empresas.html
Desayunan cereales azucarados con leche, almuerzan y meriendan bolleria y chuches, comen y cenan fritos, rebozados y empanados cargados de grasas con pan.....todo esto unido a la falta de ejercicio, se pasan el dia sentados en clase y en casa, jugando con la consola, delante del ordenador o viendo la tele, se desplazan en coche o bus al colegio..., no es dificil entender porque nuestros jóvenes andan sobrados de peso. La hora del recreo en cualquier centro educativo es especialmente clamorosa: ya no solo han disminuido los alimentos mas o menos saludables de la dieta mediterranea (bocadillos de pan blanco con jamon, queso, o mortadela) si no que estos han sucumbido ante la bolleria: palmeras, napolitanas, suizos, croissants, etc., o los aun peores de la bolleria industrial que se compran envasados: donuts, gofres, etc. Lo mejor para el almuerzo y la merienda es la fruta y los frutos secos. http://www.dietapaleolitica.es/showthread.php?t=155
Es en casa y en la escuela (hay que enfatizar la impresionante labor de la escuela pública en educación alimentaria, al menos donde yo vivo) donde se aprende a apreciar la comida y la cocina. Yo intenté lo de esas generalmente "pijas" (solo hay que comprobar la horrorosamente obsesiva densidad de inglés o anglicismos que suelen meter, diríase que con calzador, en sus nombres) escuelas (or whatever) de gastronomía para niños (me autoinculpo de pijerío pasajero y temporal). El resultado fue más bien contraproducente. Por suerte, la situación se pudo reconducir, en parte gracias a múltiples viajes desde la más tierna infancia y la consiguiente exposición, de la manera más espontánea y natural, a variadísimas cocinas y materias primas, y, por supuesto, a recrear en casa dicha variedad.
Genial, eso del odio "visceral" (que comparto) al hígado.http://gastrocinemia.blogspot.com.es/
"hay maneras de convencerles de que a lo mejor se están perdiendo algo si no le dan una oportunidad a algunos platos o ingredientes. Y por las buenas, no por el clásico sistema "hasta que no te lo acabes no te levantas" que tantas tardes de horror infantil ha patrocinado"¿Tu no tienes hijos, verdad?Se nota.
¿Locales Family Welcome? Dios mío, pero qué catetos somos...
Creo que ya lo han dicho, se aprende en casa. Si un niño en casa ve como solo se fríe y se descongela, o se comen siempre las mismas dos cosas (porque no nos engañemos, hay muchos adultos raritos para comer también) no lo vamos a arreglar llevándolo a cualquier taller pijiolo un par de veces. Y el tiempo no es excusa, hay montones de cosas que se preparan en un pispás y son los padres los que tienen que aprender eso para transmitirlo a sus hijos.
Mi sistema ha sido y es el siguiente: "Venga prueba un poquito y si no te gusta lo escupes en la servilleta".Resultado :muy pocas cosas no come con 10 años...Hay cosas que le gustan menos..(el tomate fresco ,por ejemplo), pero le encantan los espárragos verdes a la plancha , las endibias con crema de queso y nueces , las alcachofas al horno, y todo tipo de alubias, garbanzos,etc.En mucho restaurantes me proponen un menú infantil (pasta, nugets, croquetas), pero ella elige garbanzos con Bacalao, Fabada.Desde luego ,si es por ella siempre comería de postre chocolate, pero le encanta la manzana, el melón , la sandía, el aguacate,....¿Suerte?,No creo, en casa el ejemplo es comer de todo.El aprendizaje cuesta...pero una vez superados los miedos y las adversiones, todo es más fácil y fluye..."Be water my friend".
Con tan solo 11 años mi madre me mandó preparar una salsa de tomate, me dijo que yo estaba harta de ver cómo ella la hacía, así que me dejó sola en una cocina de gas.Entre lágrimas le preguntaba qué tenía que hacer y ella me iba dando instrucciones,pero desde la distancia ya que ella estaba ocupada en otras labores del hogar.Me prendió fuego la sartén y ella tuvo que venir corriendo a poner una tapa encima porque yo no sabía qué hacer y quedé paralizada.Ahora ya no se me olvida, me quedó grabado a fuego.Después de la salsa de tomate vinieron más platos,todos los sábados preparaba tortilla de patata con cebolla e incluso un año me dieron la responsabilidad de preparar un merluza a la cazuela una Nochebuena que mi madre se encontraba indispuesta.Aquí me tenéis,una persona totalmente normal con un pie en casa y otro en la López Ibor.Ahora soy madre y desde luego que a mi hijo lo tendré cerca de los fogones pero si tuviera la oportunidad de asistir a un taller de cocina iría a pasármelo bien.
Tengo que reconocer que soy mala comedora, pero me da mucha rabia que la gente diga que es porque mis padres no me enseñaron. Su casa es un ejemplo de dieta mediterránea (fruta, verdura, pescado, carne, legumbres...), pero yo con la cebolla y el pimiento no puedo.
Por fin! Siempre he pensado que si desde pequeños se hacían las cosas bien se consigue que de mayor ni pensemos en hacer dietas, porque tendremos un peso adecuado. Todo está en la educación. Igual que nos inculcan que en rojo no se cruza, también debemos de inculcar ciertos hábitos (mínimos) de alimentación. Animo a los medios de comunicación a seguir por aquí. Los avances científicos son importantes, pero la educación lo es aun más.
Muy buen artículo. Sin embargo, no olvidemos que para los niños el control de la comida es sobre todo un juego de poder. Si los niños comen solo cuatro cosas y de malos modos, es porque gracias a eso atraen la atención de los padres y se convierten en los amos de la casa tres o cuatro veces al día. No pueden controlar otras cosas, pero controlan cuando abren la boca y con eso traen a los padres de cabeza. Por lo tanto, interesarles por la comida está bien, pero no soñemos solucionar con eso otros problemas que no tienen nada que ver.
Pedro, tengo dos y sigo pensando eso... Un saludo.
Usar la palabra 'chef' es muy golosa, tanto para niños como para adultos. Lo mejor, antes de buscarles extra escolares y meterles en una cocina es irles integrando en ella, ofreciéndoles que colaboren en platos que les gusten, dulces, salados, etc.Hoy os dejo uno fácil para empezar con niños:http://cocinadeemergencia.blogspot.com.es/2013/11/medias-lunas-con-platano-y-chocolate.html
En Fuengirola (Málaga) se dan talleres dirigidos a niños y adolescentes básicamente de reposteria en el Obrador Cati Schiff. https://www.facebook.com/ObradorCatiSchiff?fref=tsTengo dos hijos, de 13 y 16 años, y ambos se atreven con la cocina, aunque es el pequeño el que más le tiran los fogones. Sin duda, tiene mucho que ver que su padre sea quien cocina de forma habitual en casa.Respecto a los gustos, yo creo que no hay que forzar la máquina. Mi experiencia es que los crios pasan por una temporada de rechazo de toda novedad culinaria pero, una vez que la superan, su curiosidad natural les hace ampliar horizontes sin problemas.
Me encanta tu propuesta. Tomo nota, que alguno visitaremos, seguro.http://tarragonain.blogspot.com.es
Pues para aprender a comer bien y a cocinar, nada mejor que comenzar por la comida del comedor escolar. En el comedor del colegio de Soutelo de Montes (Pontevedra) se han organizado as jornadas gastronómicas internacionales. Durante varios meses el cocinero del comedor, con la colaboración de los alumnos, preparará menús de diferentes países. Todo, hasta el ketchup, se prepara en el cole.http://www.lavozdegalicia.es/noticia/deza/2014/01/17/hamburguesas-ceip-soutelo-ganan-mc-donalds/0003_201401D17C12992.htm#.Utjb2Rj_41A.facebookhttp://ocio.farodevigo.es/hosteleria/noticias/nws-262343-cocina-fusion-soutelosauce.html
En el centro gastronómico Gastronomia Activa (Marià Cubí 155, Barcelona) organizan multitud de cursos para niños, adolescentes y familias como taller de cupcakes, de cake pops, de comida sana y divertida, taller de cocina sana en familia, y ayudan a los niños a divertirse con la fruta a través de los colores y las texrturas. Muy bien enfocado. También tienen un modulo de varias sesiones para adolescentes. Os paso el link http://www.gastronomiaactiva.com/52021_es/Actividades-para-ni%C3%B1os-y-familias/
En Barcelona también está la Escuela de Cocina Boquería de Eulalia Fargas (http://www.escuelacocinaboqueria.com) dentro del mercado de la Boquería. Mi hija fue allí hace años (cuando tenía 9 años --ahora tiene 22) en un Casal de verano y recuerdo que nos gustó mucho. No sólo cocinaban, sino que también visitaban los puestos del mercado donde vendían lo que iban a cocinar. Desde entonces, siempre se la recomiendo a mis amigos con hijos.
Supongo que cada niño es un mundo. Yo nunca tuve muchos problemas para comer cuando era niña, la verdad. Al principio, me daba un poco de reparo lo verde, pero como en mi casa no había nunca otras opciones, el hambre siempre me obligó a comermelo.... hoy en día disfruto comiendo cualquier cosa, sea del color que sea. De todos modos, siempre es bueno saber a dónde podemos recurrir en casos extremos. http://tastyrules.wordpress.com
Vengo de pasar un fin de semana en Francia. No sé si a los niños les llevan a talleres hiperpijos o no. El caso es que en restaurantes normales, nada de Family Friendly o cosas similares, los niños comían su plato del día (no estoy hablando de macarrones con tomate), en razonable silencio y dejando hablar a los adultos, participando en la conversación y no monopolizándola. Así en cuatro ocasiones y con cuatro familias distintas. ¿Casualidad? No creo. Probar a hacer lo mismo en un contexto español equivale a cortarse las venas antes del postre. En esas familias también tienen prisas, también trabajan ambos, .... Los críos iban comiendo a su ritmo, advertían de lo que no iban a comer (uno no era partidario de la cebolla, otro de la zanahoria,..) y los padres no hacían drama de tal postura y forzaban lo justo.
Hola!!!En Coruña también existimos!! Mira el taller que hemos preparado para este mes... "Esto no me gusta" especial frutas exóticas!
http://langstrump.es/esto-no-me-gusta/Este es el enlace... que antes me lo comí!
El reto es educar el paladar de esos niños que en edades tempranas suele estar reacio a probar e innovar en los sabores. Por ello os traemos restaurantes donde llevarles y que prueben verdaderas delicias a muy buenos precios. Http://www.capitanfood.com
El reto es educar el paladar de esos niños que en edades tempranas suele estar reacio a probar e innovar en los sabores. Por ello os traemos restaurantes donde llevarles y que prueben verdaderas delicias a muy buenos precios http://www.capitanfood.com
Hay un sitio donde siempre me siento muy gusto con los niños, y tienen un buen servicio, se llama: "baby Deli", está por la calle lagasca de Madrid.http://goo.gl/scpcHL
Para que coman baratito http://cort.as/7-u2
Estupenda la nota, nada mejor para comenzar a preparar la memoria sensorial que hacerlo de peque. Si no fuera por mis abuelos que me enseñaron mis primeros pasos en la cocina y a su frase de "Como puedes decir que no te gusta si no lo haz probado" No me dedicaría a lo que más me gusta hacer. Mimar los sentidos http://fernandopadinsaez.blogspot.com.es/
Yo conozco un sitio en Madrid, en la Plaza de Colón; el restaurante Riofrío. Aparece en la guía mamaproof y no sólo tienen un trato especial con los peques, sino que también disponen de una ludoteca, Riofrío Kids, con unas cuantas monitoras que no vigilan a los pequeños, sino que los entretienen jugando con ellos. Hacen puntualmente algunos talleres y también organizan los cumpleaños de los chiquitos pensando, no sólo en ellos, a quiénes homenajean, miman y educan, sino también en nosotros los padres, con una mesa en su terraza para poder merendar a gusto.Fui el finde pasado y también me comentaron que ahora van a preparar cumpleaños temáticos, con un mago y, para no dejar de ser un restaurantazo como son, con clases de cocina para los más pequeños.Os lo recomiendo; Riofrío, Génova 28 - Plaza de Colón
¡Muchas gracias a todos por las aportaciones! Llevo la mañana de reuniones (y ahora tengo otra), pero en cuanto tenga un momento actualizo el post con vuestras propuestas. ¡Abrazos!
¡Que gran idea! No sabía que había tantas cosas... aú así para mí, desde luego, también es importante involucrarlos en la cocina en casa...lo normal es que cuando ellos participan se animen a probarlo! De todas maneras cómo tengas un niño que es "mal comedor" no sé como de fácil será! jajaj por suerte aún no me ha tocado lidiar con estas cosas..jaja
Para que los niños coman bien no hay que enseñarles la palabra "quieres". Estoy harta de ver a los padres preguntar a sus hijos qué quieren para comer. La palabra quieres no existe. Se come lo que los padres decidan y punto http://xurl.es/9ik46
Parece que aún no nos han presentado ¡Y eso que llevamos más de 11 años con nuestra cocina y nuestros cuentos a cuestas por toda España!Os invitamos a conocernos, entrad en nuestra cocina, estaréis en vuestra casa. Tenemos material variadísimo editado en papel, on line, cursos para todas las edades, cuenta cuentos gastronómicos para todo tipo de público ¡Y el material de la web es de uso gratuito!¡Aprovechad, que la puerta está abierta!www.lacocinaencuentada.comComo dice nuestra web: "Trabajamos contigo para conseguir que nuestrosniños y niñas crezcan sanos y autónomos.Se trata de un derecho, el suyo y de un deber, el nuestro."
¿Dónde enseñar a los niños a cocinar y comer bien? En casa, digo yo.
Hola, en Valencia está la escuela de cocina Valencia Club Cocina, donde imparten cursos para los niños desde hace varios años. http://www.valenciaclubcocina.com/es/tienda/tematicos/iniciacion-pequenos-chefs/Actualmente tienen programado un curso de iniciación, en el que enseñan a los más peques a hacer las salsas básicas, como la bechamel, masas, arroces, pasta fresca, postres, ... Además, esta escuela fue escenario del casting de Masterchef junior que se celebró en Valencia.
Que chulo el artículo. Esta claro que, en la educación de nuestros hijos, el modelo que más resultado es el Democratico. Pero esto no hay que confundirlo con el que los niños son niños y, en muchas ocasiones, son los padres los que tienen que decidir como se hacen las cosas.Lso talleres de cocina con niños son una muy buena idea para "aprender" a comer con nuestros hijos y que sean participes de la decisión. Para gestionar el miedo a ser "malos padres" cuando imponemos cosas a nuestros os recomiendo el siguiente artículo: http://www.webpsicologos.com/blog/2013/12/17/mama-mala-como-gestionar-la-ansiedad-y-la-culpa-en-las-madres-primerizas/
La alimentación como objetivo primordial para "sentirse bien" es el primer paso para conseguir una salud plena. Tal vez os interese este nueve espacio, en el que la belleza tiene su punto de mira, pero en el que nos ofrecen tips de todo tipo con el objetivo de "estar bien". www.clipsdebelleza.com
En Cantabria también hay muy buenas iniciativas. En el restaurante Deluz (www.deluz.es) tienen sus Cooking Kids de los domingos. También en el colegio Altamira hay clases de http://menudoscocineros.es/
Mikel, odias el hígado, no por ningún trauma, simplemente porque está malo... (a mí tampoco me gusta, por mucho que he intentado apreciar su 'peculiar' sabor)
Mikel, si odias el hígado (como yo)pero toleras el paté no está todo perdido: yo le dí una última oportunidad en una boda a la que asistí en marruecos por educación me metí un trozo en la boca mientras me acordaba de todos los difuntos del novio... y quede sorprendido gratamente. allí lo preparan a la brasa en brocheta y al lado te ponen unos cuenquitos con comino molido y sal, para que mojes el trozo de hígado asado.Pruebalo, no pierdes nada.saludos
Un huerto es fantástico para que los niños se encariñen con los alimentos. La ceremonia en la mesa cuando se pueda, también; comer con prisas y con telediarios mal asunto. Y poner énfasis o bien centrar la atención en cosas sencillas, por ejemplo, el pan malo, la fruta que no sabe a nada, o lo contrario; hay que darle importancia a estas cosas en conversaciones -conversaciones como el resto, no monólogos- desde que tengan edad de entenderlas.Yo tampoco soporto el hígado, y el cordero tampoco, el resto de carnes me las como por educación.Mi padre por ejemplo se pone verde con el bacalao y todavía no me dice el motivo aunque sé perfectamente que algo hubo, en fin..
Entonces, si entiendo bien por el comentario de la moderadora Mónica (tengo dos -hijos-), el artículo lo escribe ella y no Mikel como consta al principio de artículo, no?Podrías firmar a duo.Yo de pequeña odiaba la cebolla, ajo, lechuga y similares, cosas que ahora nunca faltan en mi casa, me chiflan. Los gustos cambian. Una vez tiré un trozo de hígado a la basura, así bien escondido debajo de toda la porquería, y aparece mi madre, lo saca, lo pasa por agua y me obliga a comerlo. ¡Qué bestia la tía! (no, no le guardo rencor). El hígado se sigue dando a los niños? Antes era el pan nuestro de cada día (junto con los sesos, puag!).
A ver, que parece que hay gente no ha leído la parte del artículo que dice “Además de trabajar el tema en casa…” ¡Cuanta susceptibilidad! A pesar de lo mucho que me gusta la cocina, he de reconocer que mi marido y yo llevamos una dieta pésima (la verdura en general la vemos de lejos) y estoy haciendo máximos esfuerzos para que mi peque de 15 meses coma desde el principio mejor de lo que nosotros lo hacemos habitualmente y se acostumbre y sienta a gusto con una dieta equilibrada. Esta tarde (toma casualidad!) vamos a nuestro primer taller en La Cocinita de Chamartín. Precisamente a hacer medallones del tan odiado brócoli. Por supuesto no me lo tomo como “voy a llevarle a este taller y que le enseñen a comer verdura”. Le llevo sobre todo para que se divierta guarreando con la comida en compañía de otros niños de su edad. Igual que le llevamos a teatro para bebés, talleres de música, cantajuegos o a jugar al parque. Es un aspecto más a cultivar en su educación y a estas edades sólo se puede hacer jugando.
Quería decir La Coninita de Chamberí, que les he cambiado de barrio sin querer :-)
Mi hijo come de todo, o casi de todo, vale: no le gustan los mejillones ni las almejas, pero con cinco recién cumplidos es lógico. Prefiere el pescado a la pizza y le encantan las legumbres y las sopas. Si a un niño desde que es un bebé le vas dando todo tipo de alimentos comerá de todo. Esos que dicen "mi hijo no puede ni ver el pescado" es que quizás le dieron demasiada perca o no saben cocinar.
Creo que a los niños se les enseña a comer en casa y es cuestión de sentido común y que la comida o no comida no sea el centro de atención de las familias. Los niños utilizan la comida, si se le da excesiva importancia, como un elemento de chantaje. Sentido común y hacerles comer poco a poco y en pequeñas cantidades de todo.
La mejor forma de que un niño adquiera buenos hábitos alimenticios es imitando a sus padres, si ellos comen bien, seguro que los más pequeños de la casa también lo harán. Cocinar en familia y comer todos juntos son prácticas que ayudarán a llevar a los niños por el camino de la alimentación equilibrada, según recomienda la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap).
Para todos lo que encontráis a faltar consejos sobre la educación cocinillas y nutricional en casa, en el post ya pone que el de hoy es una especie de seguna parte o complemento de un artículo que publicamos hace un par de años en El País Semanal y que podéis leer aquí: http://blogs.elpais.com/el-comidista/2012/05/recetas-brunch-para-el-dia-de-la-madre.htmlSaludos!
Mikel,Nosotros tenemos una escuela de cocina, en Terrassa, Su2311.Espai de cuina, y desde que empezamos hace ya nueve años con nuestras classes con adultos, paralelamente siempre hemos trabajado con niños, en verano y en navidad hacemos talleres de cocina, como alternativa a los campus de fútbol o básquet. La verdad és que durante todo éste tiempo hemos visto como los crios evolucionan, primero les cuesta probar sabores nuevos, pero después una vez elaborado por ellos mismos les encanta probar lo que han cocinado.Intentamos trabajar con ellos a nivel de organizacion en la cocina, limpian, pesan ingredientes, cortan, calculan cantidades ... Hacen lo que en casa no se deja hacer.Desde aquí aprovecho para decir a todos los padres y madres que dejen ayudar a los niños en la cocina, entiendo que el dia a dia es largo y agotador y al llegar a casa ponerse a cocinar puede ser para alguien pesado y si se hace con niños largo, ya que ellos no tienen tanta agilidad como nosotros, pero para eso estan los findes, para cocinar con ellos y en familia. Aprovechadlo !Nosotros apostamos por ello, para que los niños aprendar a cocinar y así aprendan a comer bien y sano.
A mis hermanos y a mí nos educaron exactamente igual y unos éramos "buenos comedores" y nada maniáticos y otros remilgados y "malos comedores". Padres del mundo, no tenéis la culpa de todo, ya veis. Existe el libre albedrío.
Cocinar con ellos también puede ayudarnos a que coman mejor. Para ello toma nota de platos faciles... http://tastyrules.wordpress.com
Pues llevando a los niños a sitios de calidad, está claro, ¿NO? Burguer, kebab, 100 montaditos, etc., lo que viene siendo calidad calidad....http://cuidadoconloshuevos.blogspot.com/
Nosotros tenemos una Escuelita de Cocina para niños en ALMERIA." TU CHEF EN CASA ALMERIA Y TALLERES".Ademas estamos en los Colegios realizando Talleres de Cocina con los peques, donde no solo le enseñamos a cocinar, comer divertido, saludable y de colores, sino que tambien le enseñamos las tareas del hogar para luego poder ayudar en las tareas de casa .
Está claro que la culpa de que los niñoxs coman mal no es de los padres ( bueno, puede haber excepciones, lo admito). Yo nunca he tenido problemas y a mi hermano se le hacía bola hasta la sopa ( y no es una exageración). Pero si puede que el esfuerzo invertido en comer bien no se refleje directamente durante la infancia.... el niño al que se le hacía bola la sopa, es ahora cocinero y como de todo y sin problema. Eso sí, tardó 27 años en comer bien y de todo.
Interesantes propuestas para introducir a los más pequeños en la gastronomía y también para que se entretengan. Si además conseguimos que valoren un poco más la cocina saludable pues que más se puede pedir. Por cierto, una foto estupenda la de la portada.Saludos
En LA MESA MÁLAGA llevamos disfrutando con niños en la cocina desde hace tres años.Con ellos hacemos talleres de cocina y de repostería. Nos encanta enseñarles de donde vienen algunos de sus alimentos favoritos y como pueden hacerlos ellos mismos: pasta fresca, ketchup, pan, yogures,… les gusta mucho aprender diferentes comidas del mundo y manipular la comida hasta que consiguen el plato y se sienten muy orgullosos.Tenemos talleres como "Pan: del campo a tu mesa", donde los niños ven el proceso desde la espiga de trigo hasta el amasado y horneado de un pan. También lo hacemos con el cacao y el chocolate.Y como no, los cumple talleres en los que los niños tienen su fiesta especial cocinando y disfrutando con sus amigos: hacen su tarta, hornean cupcakes, amasan pizzas o rellenan empanadas.
Muchas gracias a toda la comunidad del Comidista por aportar tantas buenas reflexiones e ideas de lugares que no conocía... Estoy de acuerdo con vosotros, la educación empieza en casa, pero me gusta pensar que no acaba allí. Está el comedor del cole, los amigos, las comidas en casa de los abuelos, las salidas con los papis, ir a comprar el pan, el pescado, cuidar un huerto, etc. ¡los niños son esponjas!
En Funky Forest (Costa del Sol) Malaga llevamos dos años haciendo talleres de cocina, reposteria y agricultura ecologica. Hacemos campamentos vacacionales bilingues y en nuestro Restaurante pueden degustar nuestro menu para toda la familia mientras los niños juegan. www.funkyforest.es
Hola : en Peque Cocina ( Coin _Málaga) llevamos un año y medio haciendo de la comida una expresión de nuestros estados y nuestros sentimientos. Cada creación es única, porque parte de la imaginación y habilidad de cada uno. Compartimos la merienda o el almuerzo. Probamos nuevos sabores y hacemos protagonista de un cuento al ingrediente elegido. Expresar lo que cada uno es, jugar y compartir mediante la alimentación es nuestro objetivo. VEN Y ENCUENTRATE. Facebook: Inmaculada Cocina clandestina. Eatwith: Inmaculada Domínguez
Mil gracias por recomendarnos!!!!
Creo que es una excelente idea, de pequeños no estamos dispuestos a probar cosas "raras, verduras y demás. Este tipo de contacto con la cocina puede ser muy positivo para los niños. Aunque creo que conforme vamos madurando superamos todos estos obstaculos (o al menos casi todos)
En verano, cuando termina el cole, la Escuela de Cocina Javier Vílchez (Granada) organiza cursos de cocina para peques, donde aprenden a cocinar su almuerzo y luego se lo comen. Me consta que se lo pasan pipa :)
Yo opino que todo comienza cuando los mismos padres les preguntan a sus hijos! Te gusta eso? el niño instintivamente dirá que no puesto que el confía en sus padres y si ellos le preguntan a el que es solo un niño pues que confianza podrá tener el niño!
Me ha encantado el Post.Gracias.
Como siempre magníficos tus artículos
Muy buen artículo, nos quedamos con una buena idea. Es estupendo que nuestros hijos sepan que comer y como comer con nuestra ayuda.
Vamos no será uno de los cursos de cocina en Madrid más conocidos pero a mi me encantó El taller Dulce Juanita de cocina. Fui con mis hijos a un curso y se lo hicieron tan ameno a ellos y a nosotros los padres que volveré seguro. Las instalaciones además super nuevas, la decoración,.. me gustó el ambiente en general mucho. Aquí os dejo su web para que los veáis http://www.tallerdecocinadulcejuanita.com
  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Lo más visto en El Comidista