Diez sopas frías para el verano

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Diez sopas frías para el verano
Es difícil ser verde / EL COMIDISTA.

Mi lema para el verano es, desde hace muchos años, "no pases ni un día sin tomar una sopa fría", y tener siempre a mano en la nevera una de estas ensaladas líquidas es obligatorio para una supervivencia digna. Cuando la canícula aprieta tanto que no tienes ganas ni de comer, un gazpacho, una crema de pepino y yogur o una vichysoisse ligerita suenan tan seductoras y apetecibles como Hugh Jackman trayéndote el desayuno a la cama (pero sin marcar demasiado músculo, que entonces da un poco de yuyu). Por eso hemos decidido dedicar el Top 10 de la semana a estos salvavidas, que además suelen ser extremadamente sencillos de preparar y no le piden nada más a nuestro cerebro reblandecido por el calor que cortar y pasar por la batidora algunas verduras y un par de aderezos.

Hace poco Mikel dedicó una entrada a algunos de los principios básicos de la Sagrada Escuela del Gazpacho, y no está de más recordarlos por si hay alguien con el genoma creativo de Ferràn Adrià en la sala. Resumiendo: el caldo de pollo, las flores, el gazpacho en pizza y la salsa Perrins a chorrosifón no son una buena idea. Las frutas, los frutos secos y los toques ácidos y alegres, sí suelen serlo. Si tenéis alguna duda, usad como base el tomate y un puntito de cebolla y poneos creativos con el resto de vegetales, siempre poco a poco para que el drama, si lo hay, no sea de proporciones épicas. Y de regalo, un truco para ahorrarse pelar el tomate: podéis procesarlo solo y pasarlo por el chino, os ahorraréis los molestos pellejitos pero no perderéis la textura que le aporta la pulpa del resto de los ingredientes.

Recordad que publicaremos las listas todos los miércoles de agosto, y en ellas podréis encontrar platos tan necesarios para sobrevivir a la canícula como las ensaladas que compartimos la semana pasada, recetas que no pasan por el fuego y sugerencias adecuadas para llevarse a la playa, piscina o monte (o al trabajo, que no todo el mundo tiene vacaciones en agosto). Dicho esto, vamos con las recetas, que seguro que hay hambre (y sed, y calorazo).

Sopa de sandía, curry y chile de Carlos

Si quieres refrescarte a lo loco y a la vez ponerte el umami por las nubes, esta es la receta que estabas esperando. Nos la cedió Carlos del recientemente desaparecido –aunque todavía esperamos a que recupere la cordura y vuelva con energías renovadas después de las vacaciones– blog No más - de mamá, un experto en ponerle un punto picante y ácido (¿será por eso que nos entendemos tan bien?) a todo lo que cocina.

Nivel de frescor: 9, el queso le da algo de cuerpo (aunque también está muy rico).

Sopa fría de tomate y cerezas

Ahora que todavía quedan cerezas hermosas en el mercado –y a un precio mucho más razonable que a principio de temporada, cuando nos da por comprarlas a lo loco a precio de mercancía del Juan Sebastían Elkano– es el momento de recordar una sopa que propone mezclar ésta dulce y sabrosa fruta con el tomate.

Nivel de frescor: 9,5, sobre todo si somos generosos con las cerezas de la guarnición.


Crema de aguacate y calabacín

Si la memoria no me falla, esta fue la primera vez que utilizamos aguacate en lugar de lácteos para dar cremosidad a una crema, sopa o batido (si os sorprende su uso en dulce, recordad que el aguacate se utiliza como fruta en la mitad del mundo). Desde entonces nos hemos lanzado a probarlo en todas sus versiones, y solo se me ocurre dar las gracias a la naturaleza por ofrecernos la octava maravilla en forma de textura. Si os apetece una versión más ligera, poned 500 ml más de caldo.

Nivel de frescor: 8,5, ya que es un poco contundente (se puede tomar también caliente, y pasa por el fogón).

6a00d8341bfb1653ef01901dd13913970b-550wi

Sopa de tomate, parmesano y gambas

La aparente sencillez combinada siempre con resultados espectaculares es una de las mayores bazas de María, la cocinera de la que Mikel tomó prestada la receta de esta sopa. Aunque en esta ocasión se acompañó con unas gambas, podría tomarse sola, con un crujiente del mismo parmesano que usa como ingrediente o con unos daditos de tomate fresco y cebollino. Cualquier cosa que le aporte algo de textura la volverá todavía más sorprendente.

Nivel de frescor: 8,5, por la misma razón que la receta anterior.

Sopa fría de pepino, yogur y menta

Una sopa –tal vez podríamos llamarle ‘crema’, porque lleva el toque lácteo del yogur– de aire moruno llamada a convertirse en habitante habitual de cualquier nevera. Si prefieres una que no lleve patata, porque no quieres encender el fuego o por ahorrarte unas calorías, prueba con ésta ( ), que comparte dos de los ingredientes principales pero utiliza melón en lugar del tubérculo.

Nivel de frescor: 8,5, pero sube a 9,5 sin patata.

Gazpacho de mango con gambas picantes

Tunear el gazpacho con frutas es una estupenda manera de evitar el aburrimiento que puede generar el consumo de ésta sopa en un único formato, después de tomarla a diario durante los meses de calor. Si además de añadirle una fruta tropical se busca un acompañamiento que la complete –tanto a nivel de sabor como nutricional–, el resultado es siempre una victoria, como en esta delicia con gambas picantes.

Nivel de frescor: un indiscutible 10.

6a00d8341bfb1653ef014e89b3ae95970d-550wi

Sopa fría de tomate y almendra

Tiene un poco de gazpacho y un poco de ajoblanco, con el frescor del tomate y el cuerpo que le aporta la almendra. Lo mejor de cada casa, vamos. Mikel recomendaba acompañarlo con “jamón, huevo cocido, gambas, cebolleta o tomate picados”, pero me atrevo a sumar a sus propuestas unos daditos de alguna fruta bien fresca, tipo melón.

Nivel de frescor: 8,5, pero depende del hambre que haya puede servir casi como plato único (sobre todo en la cena).

Gazpacho de tomate y melocotón

Otro ingrediente de temporada que deberíamos usar a todas horas –por su precio y porque cuando ya no quede ni uno pocho abandonado en el fondo del cajón lo echaremos mucho de menos– es el melocotón de viña. Solo, en batido, mezclado con yogur o kéfir o como ingrediente de un gazpacho al que el toque aromático y dulce del melocotón le viene de perlas. Si no encontráis estragón fresco (el seco puede ser demasiado potente) os recomiendo sustituirlo por un poco de harissa: el picante y el melocotón, como diría Jamie Oliver, son buenos amigos.

Nivel de frescor: otro 10. Estamos que lo petamos.

6a00d8341bfb1653ef0133f386cf56970b

Gazpacho de hierbabuena y albahaca

Si hay dos plantas aromáticas capaces alegrar y dar vidilla a cualquier plato son la hierbabuena y la albahaca, así que no hay que dejar volar mucho la imaginación para darse cuenta de la explosión de sabor que nos espera al tomar esta sopa. Me atrevería a sugerir, como defensora a ultranza del calabacín en crudo, la posibilidad de ahorrarse el hervor de la cucurbitácea: aunque el resultado posiblemente sea un poco más agreste a nivel de textura, el sabor será todavía más fresco.

Nivel de frescor: 9, subiendo a 9,5 con el calabacín sin cocinar.

Gazpacho de tomate, pimiento choricero y jerez

La potencia del sabor de la carne de pimiento choricero, con ese punto ahumado que tan bien sienta al tomate, especialmente al sumarle el toque dulce de la miel, hace de este primo hermano del salmorejo una opción interesante para cuando apetece salirse de la receta tradicional. Que no os tire para atrás la cantidad de vinagre y Jerez que propone Mikel: si no está alegre de ácido, la sopinchis puede resultar un poco empapuzante, ya que lleva bastante pan.

Nivel de frescor: 8,5, pero –como la sopa de tomate y almendra–, con una guarnición apañada nos puede solucionar una comida.

Comentarios

Acabo de hacer una cerveza lager con cereza que conbinará perfectamente con el gazpacho de tomate y cereza. Mmmm ceeereeezaaa.
Tienes toda la razón, la fruta es una combinaciones perfecta para las sopas frias. En casa preparamos el ajo blanco con letras de melón, una interpretación de la clásica sopa de letras de nuestra infancia.... Se pueden convertir en sopas con mensaje.http://www.dosyemas.com/index.php/ajo-blanco
Siendo muy fan de los top 10 y las sopas frías, este es un verdadero disfrute de entrada. La de aguacate y calabacín est altamente recomendable!
Desde luego las sopas frías son una buenísima opción para los días de verano. Soy andaluz y el gazpacho se come prácticamente todos los días (mi padre se lo toma como postre al final del almuerzo). En el blog de cocina e ilustración que tengo con mi novia hicimos también esta Sopa de aguacate y menta http://toestabueno.blogspot.com.es/2014/08/sopa-de-aguacate-y-menta.html
Jorrrl, el de mango y gambas da gustirrinìn sòlo con imaginarlo.
Que recetas tan ideales para estos días de mucho calor..Os dejo otra receta de Sopa Fría muy ligera y muy buena:Ingredientes:-2 vasos de Espinacas frescas, -1 vaso de Mango, -1 vaso de piña, -2 platano -2 vasos de aguaElaboración:¡pasar todo con la minipimer y listo!si quereis descubrir mas recetas Italianas, visitar nuestro blog de Gastronomia y Cultura italiana:http://pastaporpasta.com
Hace algún tiempo hicimos una sopa fría de melón con menta y pomelo rosa muy rica y refrescante siguiendo a Adriá:http://coctor.blogspot.com.es/2012/08/jornada-gastronomica-14072012.html?m=1
Y con esto el verano se hace más largo en placer, más corto en calor. http://casaquerida.com/2014/08/13/disquisiciones-veraniegas/
La verdad es que suenan deliciosas.
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista