Cóctel Bloody Simi island
Ginebra con tomate, sí se puede..

Cóctel Bloody Simi island

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

¿Creías que el zumo de tomate solo se llevaba bien con el vodka? Manel Vehí, al frente de la coctelería Boia Nit de Cadaqués, le da una vuelta de tuerca al Bloody Mary usando ginebra, aceitunas y mostaza.

El verano pasado, mientras estaba pasando unos días en Cadaqués (Girona) –aunque ahora mismo parece que fue hace tres años– Roger Cisa de OhMyBeer!, una persona con mucho criterio en el tema del comercio y el bebercio, me mandó un mensaje tan corto como contundente. "Tienes que ir a probar los cócteles de Manel Vehí en el Boia Nit", decía. Yo, que para estas cosas soy muy obediente, tardé menos de dos horas en acercarme a esta terraza situada en el Paseo Marítimo a pocos metros del Casino (que es ese lugar que tienen todos los pueblos donde siempre te encuentras a todo el mundo sin necesidad de quedar ni nada).

Desde el primer sorbo me quedé alucinada con la capacidad de Manel para jugar con los diferentes elementos que componen un cóctel. Después, chafardeando por internet, descubrí que, a pesar de ser jovencísimo, ha trabajado sitios como El Bulli, el Tickets y el 41º de los hermanos Adrià, Aviary de Grant Achatz o el Jaleo de Jose Andrés en Washington.

Si tenéis oportunidad de acercaros al Boia Nit, os aconsejo dejaros las ganas de coctelería clásica en casa y abandonaros ante el despliegue de temperaturas, texturas, zumos, espumas y frutas frescas y liofilizadas con estupendas vistas al Mediterráneo. Los niños y abstemios también pueden participar en la fiesta, os prometo que sus cócteles sin alcohol están exactamente igual de buenos que los que toñan. Aunque la receta que le pedí para compartir con vosotros, una versión mediterránea del bloody mary con ginebra en lugar de vodka que me dejó patidifusa, sí lleva una chispita.

Manel me cuenta que le tiene una estimación especial a este cóctel por varios motivos: el primero, que fue uno de los que le permitió ganar la final nacional de Mediterranean Inspirations, un concurso de coctelería convocado por la ginebra Gin Mare. Poco tiempo después esta bestia parda del vaso mezclador y la coctelera ganó también la versión internacional del evento.

El segundo motivo tiene que ver con sus abuelos, la família Kontos, que vivían en una isla de Grecia llamada Simi. En los años 20 vinieron a Cadaqués en barco para introducir la pesca del coral rojo y para quedarse. Esta simbiosis mediterránea entre Cadaqués y Simi se refleja en este cóctel, que por eso se llama Bloody Simi island.

El cóctel está formulado con Gin Mare porque está macerada con tomillo, albahaca, romero y oliva arbequina, además de los botánicos habituales, que le dan un sabor peculiar y mediterráneo. Pero también podéis macerar una ginebra normal con un poco de tomillo, albahaca y romero secos –lo de la aceituna no es necesario, porque ya está en los ingredientes– en un sitio oscuro durante dos o tres semanas y filtrarlo después. Ginebra aromatizada en casa en un pispás. 

Como supongo que el zumo de aceituna kalamata tampoco está en la zona de refrigerados de vuestro supermercado, os cuento cómo lo hice yo, una persona normal que carece de licuadora, pero no de iniciativa (sobre todo cuando se trata de comer o beber). Puse 30 aceitunas kalamata deshuesadas con tres cucharadas (unos 45 ml) de su jugo de conservación en la batidora americana, le di caña durante un buen rato hasta que quedó muy procesado y lo colé. Me dio para dos cócteles (y los posos los mezclé con mantequilla, perejil y ajo picado, que también me dio para un aperitivo).

Para servir y decorar, Manel utiliza una copa y una combinación de tomate liofilizado de Sosa que queda la mar de bonita –podéis ver la versión original aquí mismo. Yo la he bajado al universo de los simples mortales utilizando un vaso collins y elementos presentes en el cóctel (como las hierbas y la aceituna kalamata). Si no tenéis coctelera, usad un frasco de cristal cerrado y pasad la mezcla por un colador para que no caigan los hielos.

Dificultad

Lo más difícil es el zumo de kalamata. Y a partir del quinto cóctel la cosa en general se complica, pero solo si además de prepararlos te los bebes.

Ingredientes

  • 45 ml Gin Mare
  • 210 ml de zumo de tomate natural
  • 40 ml de zumo de aceituna kalamata
  • 15 ml de zumo de lima natural
  • Un golpe de jugo Maggi
  • Un golpe de salsa Perrins
  • Una punta de cucharada de mostaza de Dijon
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta
  • Para decorar: una rama de romero y dos aceitunas kalamata

Preparación

  1. Enfriar una coctelera con 3/4 hielos grandes y eliminar el agua resultante.
  2. Verter todos los ingredientes en la coctelera. Agitar bien durante unos 15 segundos hasta que se integren y se enfríen todos los elementos.
  3. Servir inmediatamente en un vaso collins, decorado con las aceitunas deshuesadas y la rama de romero.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista