Cómo pelar alcachofas (y brasearlas en vino blanco)

Para brasear alcachofas no necesitas contarles tu vida: basta con saber pelarlas, cocerlas en vinazo y rematarlas con piñones, queso y aceitunas negras.

  • Comentar
  • Imprimir
Cómo mola esta inflorescencia comestible /

¿Qué verdura tiene pelillos en sus partes íntimas? ¿De qué estaba hecho el licor Cynar? ¿En qué hortaliza estaba basada la legendaria dieta de Rociíto? Si posees algo de cultura general, sabrás que estas tres preguntas fundamentales tienen la misma respuesta: la alcachofa.

La importancia de esta “inflorescencia comestible” -juro que alguien en Twitter me conminó una vez a llamarla así- es tal que no podíamos dejar de dedicarle una vídeorreceta. Las alcachofas despiertan cierto pánico de “qué hago con esta cosa” en muchas personas cuando las ven en la frutería o alguien se las lleva a casa. Sin embargo, pelar una alcachofa no es resolver la Conjetura de Hodge, y en este vídeo vas a aprender a hacerlo de una santísima vez.

La receta de hoy usa la técnica del braseado en vino blanco, que a mi entender saca mucho partido a nuestra querida inflorescencia. La troupe de acompañantes está formada por los habituales amiguitos mediterráneos: piñones -los frutos secos van siempre bien con las alcachofas-, el ajo, las hierbeciglias como la menta y el perejil y un punch final de queso de Mahón, que introduce unos copos de pecado graso-lácteo-animal en el plato. Si te apetece cerdearlo un poco más, añade una bolita de sobrasada o un poco de butifarra picada como relleno.

Dificultad

Para irresponsables.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 16 alcachofas

  • 50 g de piñones

  • 2 dientes de ajo

  • 2 cucharadas de aceitunas negras picadas finas

  • 1 cucharada de perejil picado

  • 1 cucharada de menta o hierbabuena picada

  • 3 cucharadas de queso de Mahón curado rallado fino

  • 1 limón

  • 400 ml de vino blanco

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Sal

Preparación

  1. Pelar y limpiar las alcachofas como se explica en el vídeo.
  2. Pelar y cortar en láminas los dientes de ajo.
  3. Escurrir y secar bien las alcachofas dejándolas boca abajo sobre un paño o papel de cocina cocina.
  4. Calentar a fuego medio tres cucharadas de aceite en una cazuela grande de base gruesa. Cuando esté bien caliente, dorar las alcachofas con los dientes de ajo y sal unos tres minutos.
  5. Mojar con el vino, salar, tapar y dejar que se hagan a fuego lento unos 20 minutos.
  6. Mezclar las aceitunas, el queso, la menta y el perejil en un bol pequeño y reservar.
  7. Tostar los piñones en una sartén a fuego medio, con cuidado de que no se quemen.
  8. Destapar las alcachofas y subir el fuego hasta que el vino se haya evaporado del todo y las alcachofas empiecen a dorarse.
  9. Poner todas las alcachofas boca arriba y rellenarlas con los piñones.
  10. Espolvorear por encima la mezcla de aceitunas, queso y hierbas y servir.

¿Has intentado hacer estas recetas u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista