Dos formas de hacer salsa de tomate: rápida y finolis

Todo amante de la cocina debe hacer salsa de tomate al menos una vez en la vida. Te damos dos fórmulas, una para cagaprisas y otra para gourmets con tiempo. Distintas, pero igual de satisfactorias.

  • Comentar
  • Imprimir
El espagueti con tomate dignificado. /

Según un cálculo rigurosamente acientífico que acabo de hacer mirando en Google, hay unas tres millones de recetas de salsa de tomate en Internet. ¿Por qué añadir más? Primero, para que no tengáis que hacer ese tremendo esfuerzo de meteros en el buscador y teclear “receta salsa de tomate”. Y segundo, porque vamos a tratar de hacer algo diferente: irnos a los dos extremos.

Para empezar iremos a por una salsa de tomate ultrarrápida, especial para cagaprisas. Cero elaboración, máxima velocidad y un resultado sorprendente por su viveza, ideal para acompañar unos huevos fritos o un arroz a la cubana. Después apostaremos por el refinamiento para conseguir una salsa de tomate suave y tierna como el culito de un bebé, que tendrá un sabor más profundo, y podrá protagonizar sin problemas un buen plato de pasta. Como siempre, tú eliges si quieres ir por la vida perdiendo el culo o si eres más de tomarse la existencia con elegancia: en este caso, te garantizamos que ambos caminos serán igual de placenteros.

SALSA DE TOMATE ULTRARRÁPIDA

Dificultad

Para personas que no han pensado nada en su vida.

Ingredientes

  • 1 kg de tomate muy maduro
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Picar el tomate y triturarlo con el ajo.

  2. Poner cuatro cucharadas de aceite en la sartén, añadir el tomate, salar, subir el fuego y tapar y cocer a fuego vivo, tapado casi del todo durante unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando.

  3. Pasar por el chino. Corregir de sal y, si está demasiado ácida, añadir un poco de azúcar.

 

SALSA DE TOMATE FINOLIS

Dificultad

Poca: es más paciencia que otra cosa.

Ingredientes

  • 1 kg de tomate muy maduro
  • 1 cebolla
  • ½ pimiento verde
  • 1 cucharada de albahaca picada
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Picar la cebolla y el pimiento y rehogarlos a fuego suave con aceite de oliva unos 30 minutos, hasta que estén muy blandos.

  2. Mientras, escaldar los tomates en agua hirviendo, pelarlos y triturarlos.

  3. Añadir el tomate y el ajo picado muy fino a la cebolla y el pimiento, salar y dejar que se haga destapado unos 45 minutos a fuego muy suave.

  4. Añadir la albahaca y el orégano y dejar un par de minutos más.

  5. Pasar por el chino y corregir de sal.

*Fe de errores: la cebolla se había incluido por error en la versión escrita de la salsa rápida, cuando no la lleva. Disculpen las molestias, ya nos hemos dado 10 latigazos por nuestra torpeza.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista