Ensalada de pimientos, bonito y cebolleta

Ensalada de pimientos, bonito y cebolleta

  • Comentar
  • Imprimir

El bonito y los pimientos han nacido para estar juntos. Te enseñamos a unirlos en matrimonio en una ensalada con tres versiones: para vagos, cocinillas avanzados y perfeccionistas insoportables.

Que me perdonen los chefs famosos, pero la mayoría de sus libros de cocina no me resultan muy útiles. O tengo la sensación de que los ha escrito otra persona y que las recetas no están bien revisadas, o su nivel de exigencia culinaria me parece inalcanzable, con fórmulas que piden mil pasos, ingredientes difíciles de conseguir y un equipamiento más propio de elBulli Lab que de una cocina corriente y moliente.

Supongo que, en este último caso, no les puedo reprochar nada: más que educar a zotes como yo en los guisos del día a día, ellos tratan de mostrar lo que hacen en sus restaurantes, lo que es tan lícito como enseñar a hacer huevos fritos (y seguramente más interesante para personas con un nivel avanzado en la cocina). Ahora bien, como cocinillas de a pie, lo que me soluciona la vida son los libros prácticos con recetas no demasiado complejas, de eficacia probada y pensadas para un entorno doméstico. Y este género, por desgracia, no hay mucho chef de relumbrón que lo practique.

Naturalmente, hay excepciones. Los recetarios de Martín Berasategui. El Cocinar para ser feliz de Carme Ruscalleda. La comida de la familia, de Ferran Adrià. Y algunos otros. De entre todos ellos, tengo especial cariño a Las recetas de mi casa, de Andoni Aduriz. El chef de Mugaritz no puede dejar de ser vasco, y en sus platos veo cosas que me recuerdan a la comida de casa de mis padres (o al menos, a lo que aspiraba a ser). Además, creo que Aduriz recorre el descenso desde la alta cocina de vanguardia hasta el territorio de lo casero sin perder la elegancia, conservando el cuidado por el detalle pero evitando las complicaciones engorrosas. A sus platos no se les deshilachan las costuras como a la ropa para H&M de un diseñador famoso: siempre están buenísimos.

La ensalada de bonito y pimientos de hoy está sacada de ese libro, y adaptada ligeramente a mi gusto personal. Tiene pocos ingredientes, pero armonizan tan bien que el resultado es orgiástico. Os la traigo en tres formatos: uno para cuando no tienes demasiado tiempo, y otro para cuando quieres regodearte en el proceso, y otro para cuando te gusta subir el Tourmalet en la cocina. Elige la que más te ponga, pero intenta usar siempre bonito de buena calidad.

VERSIÓN "ME GUSTA COCINAR PERO SOY UN VAGO"

Ingredientes

Para 4 personas

  • 300 g de pimientos del piquillo en conserva
  • 300 g de bonito (a poder ser, ventresca)
  • 1 cebolleta
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre
  • Sal

Preparación

  1. Escurrir los pimientos sobre un colador.
  2. Cortar la cebolla en juliana y cubrirla en un bol con vinagre y agua fría a partes iguales para que pierda fuerza.
  3. Pelar y cortar en láminas los dientes de ajo.
  4. Poner el aceite de oliva en una sartén grande con el ajo a fuego suave. Cuando empiecen a dorarse, retirarlos.
  5. Repartir los pimientos en la sartén y freír a fuego medio unos 10 minutos. Dar la vuelta y freír 10 minutos más. Sacar y reservar.
  6. Poner en un plato dos terceras partes de los pimientos. Añadir dos terceras partes del bonito troceado con las manos y de la cebolleta. Repetir el proceso con la tercera parte restante de pimientos, bonito y cebolleta, y decorar con cebollino picado.

 

VERSIÓN "SOY MUY COCINILLAS Y QUIERO LUCIRME"

Ingredientes

Para 4 personas

  • 500 g de pimientos rojos frescos
  • Todos los de la receta anterior salvo los pimientos en conserva

Preparación

  1. Poner los pimientos sobre una bandeja de horno y ponerlo a 200 grados.
  2. Dejar que se asen durante unos 50 minutos o hasta que la piel se ponga negra.
  3. Sacarlos, meterlos en una bolsa de plástico y cerrarla (el vapor hará que se pelen mejor). Dejarlos hasta que se templen.
  4. Sacarlos, pelarlos, trocearlos en tiras con las manos y escurrirlos.
  5. Seguir la receta anterior desde el paso 2.

 

VERSIÓN "SOY INSOPORTABLE Y LO QUIERO HACER TODO YO"

Ingredientes

  • 400 g de bonito fresco limpio de espinas (a poder ser, ventresca)
  • 200 ml de aceite de oliva
  • Todos los de la receta anterior

Preparación

  1. Confitar el bonito en el aceite poniéndolo en una sartén o cazuela a fuego mínimo, el tiempo justo para que se haga por dentro. Dejar enfriar.
  2. Seguir todos los pasos de la receta anterior.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista