Rabo de toro estofado
Se deshace con solo mirarlo.

Rabo de toro estofado

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Las carnes de segunda dan lo mejor de si mismas cuando les aplicas una cocción lenta. Este rabo de toro solo necesita un buen fondo de verduras y un poco de vino para convertirse en una delicia.

¿De qué va todo esto de los estofados? Suena a cocina viejuna, a comida casera, y también a sencillez. Básicamente son guisos con cocciones muy lentas, elaborados con la cazuela tapada. Alguien creerá que eso ya no tiene sentido con las ollas express, pero en casos como este, es primordial la cocción lenta en una cazuela de toda la vida. El chupchup lento y nada más.

Antes de que nos caigan palos, esta es simplemente nuestra versión, seguramente diferente a los otros miles que se manejan en toda la península. Hemos usado rabo de toro Retinto, una raza un poco más cara de lo habitual, pero al ser una receta que se prepara en contadas ocasiones nos hemos dado un pequeño homenaje. Si quieres hacer unas carrilleras o morcillo, cambias la carne y listo: esta es una receta comodín que servirá para muchos platos.

Es imprescindible un acompañamiento a la altura haga juego con la salsa y sirva para recogerla. Un buen puré de patatas o unas patatas fritas caseras serán los perfectos aliados; si quieres una versión aún más simple escoge un buen pan y lánzate a mojar como si no hubiera un mañana (en el que esa miga serán potenciales michelines).

Si queremos una salsa más espesa podemos aumentar la cantidad de verduras que usemos en la preparación. No somos partidarios de marcar la carne con harina antes de la cocción -preferimos el sabor vegetal más limpio de la salsa-, pero si queréis hacerlo, adelante. También podéis añadir un poco de chocolate -un poco, no como para hacer un postre- a la receta cuando añadamos la carne.

Poco más que decir, solo paciencia y buena letra. Es el guiso perfecto para hacer el típico día tonto que estás por casa haciendo cosas, y puedes acercarte de vez en cuando a la cocina a revisar el chupchup. Dejar reposar mínimo un par de horas antes, o incluso una noche entera, si es posible aguantar sin comerselo.

Dificultad

No hace falta ser ingeniero aeronáutico Los estofados solo necesitan mimos y lentitud.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 k de rabo cortado retinto
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • Un puerro
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 200 ml de vino tinto

Preparación

  1. Añadir en una cazuela las verduras cortadas en brunoise fina, salpimentar al gusto y pochar a fuego lento durante unos 20 minutos con un poco de aceite de oliva.
  2. Añadir el rabo y el vino en la cazuela. Remover y cocinar un par de minutos destapado. Salpimentar y cubrir con agua.
  3. Cocer a fuego lento durante 2 horas tapado. Si vemos que se seca demasiado añadir un poco más de agua.
  4. Retirar los trozos de carne y triturar la salsa. Dejar reposar la carne con la salsa durante un par de horas antes de consumir. Servir bien caliente con patatas fritas o puré de patata.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista