Carpaccio de piña, arándanos, coco y menta
Cinco ingredientes, un recetón.

Carpaccio de piña, arándanos, coco y menta

  • Comentar
  • Imprimir

Un 'jetapostre' ligero y fresco que le da la vuelta a la macedonia y la convierte en un carpaccio. Los arándanos, el coco y un aromático aceite de menta rematan la jugada.

Encuentro un extraño placer en las labores repetitivas y mecánicas, esas que casi pueden hacerte entrar en trance y poner el cerebro en modo avión, como pelar habas o guisantes, limpiar anchoas o doblar parejas de calcetines. Para que el gustirrinín sea máximo, lo suyo es que de fondo, en la tele, vayan desfilando programas de cocina para ir cogiendo alguna idea al vuelo, descubrir algún ingrediente o encontrar la enésima manera de preparar puerros.

En esas me encontraba hace un par de semanas, cuando descubrí 'Rápido y fácil con Jamie', un programa en el que el cocinero prepara un menú consistente en tres recetones -una comida completa, tirando a completísima- para los que solo se necesitan cinco ingredientes. Además de ponerle ojitos a un pollo con vermú y uvas que acabará aquí más pronto que tarde, me encapriché tremendamente de este jetapostre a base de piña y arándanos, al que un aceite de menta rapidísimo da un punto extra de sabor.

Donde yo he usado coco deshidratado Oliver utilizaba un yogur griego ‘de coco’, pero los yogures ‘de frutas’ no me tiran demasiado, y me gustaba la idea de que fuera un postre solo de fruta, así que lo cambié por unas láminas de coco deshidratado. Si queréis un acabado cremoso podéis usar yogur, como Jamie, una bola de vuestro helado favorito o un poco de leche de coco. Si esta fruta no os tira demasiado, podéis cambiarlo por un poco de ralladura de lima: en cualquiera de sus versiones será fresco, delicioso y sano como una manzana (literal).

Dificultad

La de pelar la piña.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • Una piña madura
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 150 g de arándanos
  • Unas ramas de menta
  • Un par de cucharadas de coco deshidratado, en láminas o rallado

Preparación

  1. Reservar las hojas más tiernas de la menta. Coger una docena y media de las hojas más grandes, ponerlas en un mortero y machacarlas hasta conseguir una pasta. Añadir el aceite y mezclar bien.
  2. Pelar la piña y cortarla en cuatro trozos a lo largo, desechando el tronco central. Cortar láminas finas a lo largo -o como se prefiera- y disponerlas en platos o en una fuente.
  3. Cortar los arándanos por la mitad (yo usé el truco con el que se cortan los tomates cherry en este vídeo). Repartirlos por encima de la piña, terminar con el coco, el aceite de menta y sus hojas tiernas. Servir inmediatamente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista