Buñuelos de bacalao con cerveza y parmesano
Si pruebas uno, no podrás parar.

Buñuelos de bacalao con cerveza y parmesano

  • Comentar
  • Imprimir

Los puristas pondrán el grito en el cielo, pero los buñuelos son algo más que un plato típico de Semana Santa. Se pueden tunear y os lo demostramos con esta receta que os volverá conversos de este aperitivo.

No nos fiaremos jamás de alguien a quien no le gusten los buñuelos: despreciar un buñuelo cuando nos lo ofrecen es un feo muy grave. Dulces o salados, no haremos distinción alguna, avisamos.

Hoy os traemos una versión de los famosos buñuelos de bacalao, receta con miles de variantes que se guardan en secreto en las cabezas de muchas cocinas. Nosotros los hemos tuneado a nuestra manera, con cerveza y parmesano, provocando a los puristas del buñuelo tradicional, pero también atrayendo a los aventureros en los fogones. Es un plato que requiere algo de maña, pero al que pillaremos el truquillo en cuanto hagamos un par.

En principio no llevan sal añadida, ya que contamos con la que aporta el bacalao. Es difícil de calcular, porque dependerá de cómo lo desalemos (o lo desale el señor al que se lo compremos), así que una vez tengamos la masa preparada para freír, recomendamos probar un poco y ver si es necesario rectificarlos.

Recomendamos no escatimar con la calidad del bacalao, ya que notaremos bastante el resultado final. Esto suena a algo básico, pero teniendo en cuenta que consideramos las frituras algo ocasional y a la vez preciado -un homenaje en toda regla, vamos- es primordial que tenga una buena materia prima. Este principio es aplicable a croquetas y demás derivados. Anímate a pepararlos, porque son un bocado tremendo; una vez los pruebes difícilmente querrás comer de nuevo los congelados del supermercado.

Dificultad

Freír bien el primer buñuelo, el resto van igual.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 g de bacalao desalado
  • 100 g de harina
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 o 2 dientes de ajo, al gusto
  • 75 g de mantequilla
  • 150 g de cerveza
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de parmesano rallado
  • Aceite de girasol para freír

Preparación

  1. Derretir la mantequilla en un cazo a fuego suave. Añadir la cerveza y la harina y remover durante unos cuatro minutos hasta conseguir una masa consistente. Apagar el fuego y dejar que se atempere.
  2. Añadir los huevos y mezclar, poco a poco, consiguiendo una masa uniforme. Añadir el bacalao cortado a cuchillo muy fino, el perejil y el ajo picado. Por último, incorporar a la masa el parmesano. Debe quedar una masa algo espesa. Si no es así, añadir un poco más de cerveza.
  3. Poner a calentar en un cazo el suficiente aceite de girasol para poder freír los buñuelos por completo.
  4. Con la ayuda de una cuchara sopera añadir un poco de masa sobre el aceite caliente. Ir dándole vueltas, una vez se forme en el aceite, para que se dore por todos los lados. Freír un par de minutos y escurrir en papel absorbente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista