Flan de yogur, tartar de fresa y gelatina de frambuesa
Cremoso, fresco y sabroso.

Flan de yogur, tartar de fresa y gelatina de frambuesa

  • Comentar
  • Imprimir

El flan es un postre totalmente versátil, en el que podemos sustituir la leche por otros ingredientes como el yogur. Lo acompañamos con un par de frutas de temporada: fresas y frambuesas.

Si hay algún ingrediente que me sorprenda y me admire por encima de los demás son los huevos. ¿No os parece alucinante la versatilidad que tienen? Fritos, revueltos, pasados por agua, duros, en pasteles salados o en muchísimos dulces... ¿Quién no tiene en su casa una docena de de ellos? Tengo que confesar, ahora mismo y delante de todo el mundo, que en mi casa el huevo frito es el rey e incluso algunos días de Navidad ha sido la comida estrella.

Hoy vamos con versión de una receta clásica, el flan. Dicen que este actual postre nació hace miles de años como una preparación salada, y que fue en la época medieval cuándo surgió el "flado", una especie de torta plana cuajada a partir de huevos que podía ser dulce o salada, ideal para la época de Cuaresma. Poco tiempo después los franceses decidieron cubrirlo con caramelo, y así convertirlo en uno de los postres más famosos en el mundo entero.

El clásico se elabora con huevos, leche y azúcar, pero siguiendo algunas normas básicas podemos versionarlo con diferentes ingredientes. Hoy, en lugar de leche, usaremos yogur para conseguir un flan más fresco y un poquito más ácido, cuyo caramelizado potencia el contraste. Como acompañamiento, aprovechamos la temporada y vamos con unas fabulosas fresas y una gelatina -sencillísima- de frutos rojos.

Dificultad

Para lo bueno que está, poca.

Ingredientes

Para la gelatina

  • 150 g de frambuesas
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 hoja de gelatina grande

Para el flan

  • 150 ml de caramelo líquido
  • 500 ml de yogur griego
  • 6 huevos grandes
  • 150 g de azúcar
  • 200 ml de nata
  • 220 g de leche condensada

Para el tartar de fresa

  • 150 g de fresas
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 limón
  • Pimienta rosa

Preparación

Para la gelatina

  1. Poner a remojo la hoja de gelatina en agua muy fría, licuar las frambuesas hasta obtener sólo su jugo. Calentar la mitad del zumo en un cacillo con el azúcar, y cuando hierva escurrir bien la gelatina y añadirle.
  2. Apagar el fuego, incorporar el resto del zumo y verter sobre un recipiente que se desmolde fácilmente. Llevar a la nevera hasta que se solidifique, desmoldar y picar al gusto.

Para el flan

  1. Calentar el horno a 200ºC con una bandeja llena de agua, en la que quepan los moldes cubiertos hasta la mitad. Poner el caramelo caliente en la base los moldes (pueden ser redondeados individuales o uno rectangular de toda la vida).
  2. Mezclar bien los yogures con los huevos, el azúcar, la nata y la leche condensada, y verter sobre los moldes caramelizados.
  3. Llevar al horno y cocinar durante 30 minutos si son pequeños y 50 minutos si es un molde grande. Pinchar antes de retirar, como si fuera un bizcocho: si sale limpio está listo.
  4. Retirar del horno, dejar enfriar y guardar en la nevera un mínimo de dos horas. Servir acompañado de la gelatina y un tartar de fresas bien picadas, aliñado con un poco de azúcar, zumo de limón y pimienta rosa.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista