Ligeros y exóticos
Ligeros y exóticos.

Bocaditos de langostino con sambal de cilantro

  • Comentar
  • Imprimir

Un entrante para tus comidas navideñas que no empapuza, a base de langostinos con una salsa aromática de aire tailandés. Se prepara en cuestión de minutos y tiene un coste más que razonable.

Si buscas un entrante navideño ligerito, exótico, sabroso y con el que no vayas a dejarte la paga extra, estos pastelito de langostino pueden ser la solución a tus dilemas. Están listos en cuestión de minutos, son baratos -pueden hacerse sin problema con langostinos congelados- y, aunque los preparamos al estilo tailandés se les puede dar una vuelta hacia donde más nos apetezca, solo cambiando algunos de los ingredientes.

¿Que pasas de liarte a última hora y quieres tenerlo todo hecho con antelación? Puedes hacer los pastelitos, congelarlos en bolsas o tápers -para que el frío no los queme- y posteriormente dejarlos descongelar en la nevera durante unas 12 horas (y de ahí directos a la sartén). Si buscas un par de aperitivos más que también te llevan a Tailandia sin demasiada complicación, puedes apostar por estos champiñones rellenos -cambiando las gambas por un poco de carne magra de cerdo picada- y horneados. Y como no hay dos sin tres, este tartar de salmón, que también puedes preparar con atún, bonito o trucha con el toquecito especiado de la sriracha.

También puedes cambiar los langostinos por bacalao o merluza, y darle una vuelta a la salsa para que sea más mediterránea (algo a tener en cuenta si tienes cilantrofóbicos entre tus invitados). Sustituye el cilantro por perejil, la lima por limón, el jengibre por cuatro tomates secos rehidratados, el aceite de sésamo por uno de oliva y el azúcar por una cucharada colmada de alcaparras: la salsa tendrá una textura parecida pero un sabor completamente diferente.

Dificultad

Necesitas un robot de cocina.

Ingredientes

Para 4 personas

Para los bocaditos

  • 400 g de langostinos pelados (pueden ser descongelados)
  • 3 rebanadas de pan de molde o brioche sin corteza
  • Un diente de ajo
  • Dos chalotas
  • Un huevo grande
  • Sal o un par de cucharadas de salsa de pescado thai
  • Nuez moscada rallada
  • Pimienta
  • Un poco de aceite neutro -oliva suave o girasol- para cocinarlas

Para la salsa

  • Un chile rojo fresco o una cucharada de pasta de sambal (o cantidad al gusto)
  • ½ pimiento verde
  • Un diente de ajo (o al gusto)
  • El zumo y la ralladura de la piel de una lima
  • Un trozo de jengibre pelado como de 1 cm de largo
  • Una cucharadita colmada de azúcar (mejor si es moreno)
  • Dos puñados de hojas de cilantro
  • Sal o un par de cucharadas de salsa de pescado thai
  • Una cucharada de aceite de sésamo

Preparación

  1. Poner en un robot de cocina el diente de ajo y las chalotas, todo pelado y con la base quitada. Triturar bien (si es necesario, despegarlos de la pared con una espátula, volverlos a llevar al fondo y repetir el proceso).
  2. Añadir los langostinos, el pan, el huevo, la sal o salsa de pescado y la nuez moscada y procesar hasta conseguir una masa integrada pero en la que aún se puedan distinguir trocitos de langostino. Llevar a la nevera cubierto con film de cocina y dejar reposar una hora hasta que quede integrada
  3. Mientras poner en un robot de cocina todos los ingredientes de la salsa y procesar hasta que tenga la consistencia de un pesto.
  4. Hacer tortitas un poco más grandes que una moneda de dos euros y de un poco más de un dedo de grosor (para comerlas de un bocado). Pasarlas por una sartén antiadherente con un poco de aceite, a fuego medio un minuto y medio por cada lado. Servir inmediatamente con la salsa para mojar.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista