Y la próxima meca gastronómica es... ¿Benidorm?

Alicante es una provincia reconocida por la calidad de su cocina, pero Benidorm carga con el sambenito de trampa para turistas. La ciudad de los rascacielos, tan hortera como fascinante, está viviendo un cambio.

  • Comentar
  • Imprimir
benidorm playa
Un rico arroz de marisco.

La patria de los veraneantes sin velero, que envuelven los bocadillos en servilletas y atiborran las neveras para zampar debajo de la sombrilla, es la siempre fascinante ciudad de Benidorm. Qué de domingueros, qué de jubilados con chanclas y a lo loco. Este municipio alicantino, a orillas del Mar Mediterráneo, se considera la capital turística de la Comunidad Valenciana gracias a su oferta asequible y plagada de entretenimiento. Parques de atracciones, hoteles de lujo y, de repente, el show de Maria Jesús y su acordeón. Todas las propuestas tienen cabida en una urbe delirante, apodada "la Nueva York del Mediterráneo", con el mayor número de rascacielos por habitante.

Hasta aquí el análisis sociológico, ¿pero qué hay de la buena gastronomía? Todo va de la mano. Atendiendo al padrón de la Diputación, el 30% de habitantes de Benidorm es extranjero, algo que condiciona la oferta de restauración: mucho inglés, y demasiado fast food. Durante largo tiempo, la dieta mediterránea se ha visto comprometida por unas prácticas de negocio más enfocadas a la rentabilidad que a la calidad, una realidad que se invierte conforme crece el sector. Según datos de Turismo, la oferta actual es de 625 restaurantes, lo que supone más del 2,5% que en 2015.

“Para ser sinceros, Benidorm no está en el top de la gastronomía de Alicante, pero yo diría que se está acercando al resto de municipios (El Albir, La Vila) y se encamina hacia la buena cocina de producto”, afirma Tomás Arribas, restaurador de larga trayectoria en la Comunitat, y con negocios en la zona. “Siempre ha sido una plaza compleja por el tipo de turismo que atrae, pero ahora tiene una oferta aceptable”, coincide Tony Pérez, proveedor de salazones en Alma Marina y divulgador gastronómico de la comarca. “Influye que se haya creado una marca autonómica, una patronal de hosteleros y las jornadas gastronómicas”, afirma Antonio Crespo, director del CdT de Alicante.

Una ciudad hortera y maravillosa; con oferta variada, de vez en cuando consecuente, y otras veces arriesgada. Hay un Benidorm para todos, siempre dispuesto a abrazar la diversidad. Desde los que visitan Terra Mítica y se beben un granizado Happy Puppy hasta los que escalan el Gran Hotel Bali (a 200 metros de altura) y se inflan a jamón en el bufé. Para quienes valoran un buen arroz con boquerones en el chiringuito de la playa, y para los que reclaman el bogavante sobre un mantel de seda. Conviene recordar que en Benidorm, ciudad de festivales, triunfaron Raphael y Julio Iglesias. Y sí, le hemos preguntado a Maria Jesús por sus restaurantes favoritos.

GASTROBENIDORM

Quique Dacosta, BonAmb, L’Escaleta, La Finca de Susi Díaz, El Monastrell de Maria José San Román, El Rodat o Casa Pepa son los nombres del firmamento Michelin en una provincia tan valorada como Alicante, que presume de aglutinar hasta 15 estrellas. A pesar de compartir la rica despensa de productos de La Marina, el único listado que encabeza Benidorm es el de TripAdvisor. ¿Que quién podría revertir la situación? De momento, algunos nombres propios pelean por conquistar la dignidad culinaria que tanto está costando.

Punto de Sal

Del mentado Tomás Arribas (Peix i Brases, Q' Tomás), puntal de la gastronomía de Dénia, a quien muchos conocen por su relación con Quique Dacosta y El Poblet (València). En su negocio de la Playa de Levante, el hostelero aplica la sabiduría de una vida entre fogones, y apuesta por el producto de Lonja,. “Quería calidad, con toque contemporáneo, para llegar a todos los públicos. Y como hay tantos turistas, me ha tocado incluir ciertos platos afrancesados,”, admite. El resultado es un establecimiento de moda entre los empresarios, entre los jóvenes ‘bien’, donde se practica la cocina mediterránea. “Si ofrecemos sitios de nivel, atraeremos clientela de nivel”, vaticina.

Los arroces son lo suyo. PUNTO DE SAL

Punto de Sal. Plaza del Torrejo, 3. Tel. 965 855 022. Benidorm, Alicante. Mapa.

Belvedere

Ascensor a la planta 21. El restaurante del Hotel Madeira Centro no solo presume de alucinantes vistas panorámicas sobre la Bahía de Benidorm, sino también de una cocina de autor singular. Por él han pasado distintos chefs reconocidos, y actualmente ostenta la titularidad Kiko Lázaro, quien apuesta por combinar la cocina de interior (procede de Ayora) con los productos de la zona. “Aquí hay influencias manchegas, murcianas y valencianas. Aunque parezca mentira, muchas recetas de Alicante tienen como base el guiso y la carne de caza. En Belvedere nos gusta darles la vuelta con marisco, pescado y algas”, explica el cocinero. Que si ollleta, que si borreta, y el horizonte.

Belvedere: Calle del Esperanto, 1. Tel. 965 641 191. Benidorm, Alicante. Mapa.

Rice

Situado entre Benidorm y Finestrat, en la exclusiva urbanización Sierra Cortina Resort. Detrás de Rice estaban los arroces cuadrados de Kiko Moya y la carta de vinos de Alberto Redrado. El cocinero de L’Escaleta (dos estrellas Michelin) se marchó hace un tiempo, pero sigue poniendo en valor el trabajo realizado. “Hay buen producto en la cocina y buen equipo en la sala. Se trata de un restaurante diferente en el radio de Benidorm, porque la propia ubicación sirve como filtro natural”, asegura. Los habitantes de Sierra Cortina tiene un buen nivel adquisitivo y, al resto de la clientela, le toca desplazarse a propósito en busca de una propuesta gastronómica que logre emocionarlos.

Rice: Sierra Cortina Resort, Plaza Estrasburgo. Tel. 965 852 011. Finestrat, Alicante. Mapa.

EL BENIDORM DE LOS QUE SABEN

Durante la conversación con Kiko Moya, hablamos también del Benidorm popular, el de la chancla de goma y el sombrero de paja. “En los últimos años se ha producido una sobreoferta de restauración de bajo nivel, con precios por los suelos”, considera. De la misma opinión es la artista del acordeón María Jesús -nunca los imaginé en el mismo párrafo-, quien lleva 50 años viviendo en la ciudad, y dice que puedes encontrar “de todo: lo bueno, lo malo y lo regular”. Aunque admite que esperaba una evolución gastronómica más intensa, pone en valor “esos sitios de toda la vida donde hacen una comida sencilla y buena”, desde arròs amb fesols i naps, a pescado frito o coca farcida.

Bar Mal Pas

Me contaba Nacho Lurbe, quien hace uniformes de hostelería en Unipro, que el mejor calamar de playa de su vida se lo había tomado en un bar pequeñito, junto a la Iglesia vieja de Benidorm. Se estaba refiriendo a Mal Pas. El establecimiento familiar es una parada habitual de los autóctonos cuando quieren disfrutar de la cocina marinera. “Destacaría la tradición y la constancia, además de que te sientes en casa”, afirma Toni Mayor, presidente de la patronal hotelera de Benidorm Hosbec. Dado su cargo, el empresario podría recomendar infinidad de restaurantes de la zona, pero no olvida los arroces caldosos ni los bollos a la paleta más humildes de la comarca.

Rico y bonito. MALPAS

Bar Mal Pas: Calle de Santa Faç, 50. Tel. 965 858 086. Benidorm, Alicante. Mapa.

La Falúa

Una falúa (también faluca) es un barco de vela de tamaño pequeño. El restaurante que nos ocupa le debe su nombre, y también su impronta, porque su apuesta navega por el mar. Lo recomienda Kiko Moya, “es un clásico”; y también Toni Mayor, “muy mediterráneo”. Destacan los pescados de la Bahía y el marisco bien fresco, preparados conforme al recetario tradicional o incluyendo la sorpresa (de repente, un ceviche). Ambos coinciden al compararlo con otro estandarte de la zona, Ducado (Calle de Almería s/n), que también trabaja a la vieja usanza. En este caso, el producto de calidad también incluye carnes asadas, además de buenos arroces y mejores vinos.

La terraza va cotizada. LA FALÚA

La Falúa: Calle de Santander, 22. Tel. 965 853 105. Benidorm, Alicante. Mapa.

La Mejillonera

Que nadie se llame a engaño. “Me encantan los mejillones y aquí los preparan de lujo”, dice Maria Jesús. Al estilo de la casa, con tomate, rellenos, en salsa verde… El popular molusco se presta a todos los bailes en este restaurante especializado, fundado en 1981, que se mantiene fiel a sus principios. También destacan los arroces, hasta el punto de que el cocinero Josetxo Pajares logró el tercer puesto en el Certamen Internacional Alicante Ciudad del Arroz de este año. La reina del acordeón quiere poner la puntilla: “Por sitios como este creo que Benidorm es especial, que tiene unas cosas muy suyas y llegará a despuntar con una gastronomía súper”. Palabra de artista.

Mejillones a gogó. LA MEJILLONERA

La Mejillonera: Paseo de la Carretera, 16. Tel. 965 069 183. Benidorm, Alicante. Mapa.

EL BENIDORM DE LOS PIJOS

Asia Gardens

Ay, el Benidorm de los bolsillos pudientes, ese que también da sabor al mejunje. ¿Quién querría viajar al Sudeste Asiático pudiendo adentrarse en la lujosa experiencia del hotel Asia Gardens? Jardines con más de 110.000 árboles y 300 especies tropicales traídas del continente oriental, que ya es mucho traer; piscinas de desbordamiento infinito; meditación ZEN y masajes tailandeses. Casi que los ocho restaurantes (sí, sí, ocho) son lo de menos: cocina de autor (In Black), oferta mediterránea al aire libre (Palapa), un bar de champán y un comedor entre bonsáis de 200 años.

Pagas la comida y el ambiente. ASIA GARDENS

Asia Gardens: Rotonda del Fuego, s/n. Tel. 966 818 400. Finestrat, Alicante. Mapa.

Si tu ambición no conoce límites, hay otros referentes en la zona, como el Hotel Meliá Villaitana (Avenida del Alcalde Eduardo Zaplana Hernádez, 7), o el Hotel Villa Venecia Boutique, (Plaza de Sant Jaume, 1) cuya cocina dirigió antes Nazario Cano, ahora en El Rodat (una estrella Michelin).

EL BENIDORM DE LOS PINTXOS

En Benidorm hay fiesta loca, pero lejos de las timbas de bingo y los desnudos de enanos, te aconsejamos la ruta de tapas. Arranca en el casco antiguo, a escasos 50 metros de la playa, donde está la llamada Calle de los Vinos. Merece la pena La Cava Aragonesa, con sus jamones colgados y su vitrina desnuda, “donde la amabilidad Isabel ha logrado hacer parroquia”, según nos cuenta Antonio Crespo. Otra de sus habituales es Maria Jesús, por lo que no descartes una sesión privada de acordeón. Y como ya sabes que Benidorm todo lo puede, incluso la txistorra con pan… o los pintxos. “Los bares más famosos, tanto por la calidad como por su trayectoria, son Aurrera, Tragantúa, Txapela y El Gazteluxo”, apuntala Crespo, fiel peregrino de la ruta.

Clásicos atemporales. LA CAVA ARAGONESA

La Cava Aragonesa: Plaza de la Constitución, 2. Tel. 966 801 206.

BEBERSE BENIDORM

D-vora Gastrobar

Vamos acabando, y lo hacemos con las copas. Apunta el destino final: D-vora Gastrobar. Situado en el exclusivo Gastrohotel RH Canfali, se define como una mezcla de restaurante y terraza lounge, con vistas sobre la Bahía y un horario bien relajado. Lo más interesante es su ambiente informal y su carta de coctelería, donde lo mismo te tropiezas con el Negroni y el Dry Martini, que te sorprendes con un Mr.Canfali y otros cócteles de autor de inspiración frutal y botánica. La idea es divertirse entre amigos, que a fin de cuentas de eso iban las vacaciones en Benidorm.

D-vora Gastrobar: Plaza de Sant Jaume, 5. Tel. 965 270 874. Benidorm, Alacant. Mapa

Y MIENTRAS, EN LOS ALREDEDORES…

El Xato

Más allá de las mecas de la gastronomía, merece un alto la comida humilde de los pueblos aledaños a Benidorm. Hablo con Dulce Iborra, periodista y gastrónoma empedernida, quien comunica desde La Embajadora. Me cuenta que viene de un pueblecito de la zona, que en 1980 tenía 2.000 habitantes y un bar en la plaza llamado El Xato. “Hoy La Nucía -con acento en la í y tilde, solo cuando se pronuncia en castellano- es una población con 18.000 habitantes y el Xato tiene una Estrella Michelin”, prosigue. El relato tiene un mensaje: “Haríamos bien en despojarnos de traumas pasados y ofrecer lo mejor que tenemos en La Marina, producto y hospitalidad”.

O cómo un bar de pueblo asciende al firmamento de la Michelin en apenas una generación. Con humildad, con respeto y, sobre todo, con sabores de toda la vida. “Me gusta pensar que hay gente que no cambia con el éxito, sino que lo emplea para cambiar la vida de los demás y hacernos a todos un poco más felices”, dice Iborra. Afirma que es el caso de Paco Cano, hostelero que ha encumbrado el sencillo negocio de sus padres. Ahora sus menús se mueven entre los 60 y los 100 euros, con una carta de vinos de 1.000 referencias, con las mejores referencias de Alicante.

Del barrio a la Michelin. EL XATO

El Xato: Avenida de la Iglesia, 3. Tel. 965 870 931. La Nucía, Alicante. Mapa.

El Pòsit

Situado en la playa de La Vila, que así llaman al municipio los autóctonos. Las tapas de autor de El Pòsit son un placer secreto de las noche de verano. “Elaboradas, evolucionadas y baratas”, resume Dulce. Un bollet a la lloseta (1,80 euros), atún en semisalazón con escabeche (3,80 euros) o la croqueta de caldero vilero (2,80 euros). "¿Cuánto pagaríamos por esto en un restaurante del centro de una capital?”, se pregunta la periodista. Y yo, la verdad, ya no estoy en posición de responder: tengo el corazón en Benidorm.

El Pòsit: Avenida del Puerto, 23, .Villajoyosa, Alicante. Tel. 966 851 519. Mapa.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista