Medio carnaca, medio ensalada
Medio carnaca, medio ensalada.

Boles de lechuga con albóndigas picantes

  • Comentar
  • Imprimir

Estas sabrosas y exóticas albóndigas acompañadas de crudités y arroz, servidas dentro de unas hojas de lechuga, son perfectas para una cena que los invitados acabarán de preparar ellos mismos.

Si te gustan los sabores exóticos y comer con las manos, aquí va una receta que te encantará. Se trata de unas albóndigas con un ligero toque picante gracias a la maravillosa sriracha, y con aroma a lima y jengibre, una combinación que me encanta y que se usa mucho en la cocina del Sureste Asiático.

Tengo la suerte de tener un supermercado oriental cerca de mi casa, y me encanta pasarme de vez en cuando a cotillear lo que tienen. Como efecto colateral, siempre cae una raíz de jengibre, aceite de alguna semilla o fruto seco, especias o un bote de alguna salsa. Así es como me he hecho con una pequeña despensa de ingredientes asiáticos que me gusta utilizar de vez en cuando para dar un poco de variedad a lo que como. En cualquier caso, la gran mayoría de ingredientes de la receta de hoy se pueden encontrar en cualquier gran superficie.

Para hacer las albóndigas procura comprar una buena carne picada. Lo mejor -y más seguro- es ir a la carnicería y que te la piquen ellos mismos. Te puedes dejar asesorar por quien regente el establecimiento: a mí, personalmente, me gusta mezclar ternera y cerdo. Una vez tienes la carne picada, no dejes que pase más de un día sin utilizarla: si no la vas a cocinar el mismo día, lo mejor es congelarla nada más llegar a casa. La carne picada tiene mayor riesgo de contaminación bacteriana, así que cuanto más tiempo pase sin cocinarla en la nevera, más riesgo hay de que nos crezcan bichitos. Otra opción es dejar las albóndigas formadas el mismo día que compras la carne y congelarlas hasta que vayas a preparar la receta.

Es una de esas recetas para compartir en la mesa con más gente. De esas que deja a los comensales con la boca abierta, no solo por la pinta, sino porque es divertida y siempre le da más vidilla a la mesa cuando compartes platos, boles y cucharas.

Nivel

No es difícil, pero tienes que saber algo más que freír un huevo.

Ingredientes

Para las albóndigas

  • ½ kg de carne picada de cerdo y ternera
  • 4 cucharadas soperas colmadas de pan rallado
  • 1 huevo batido
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trozo de jengibre fresco, del tamaño de un pulgar
  • 1 cucharada de postre de Sriracha (o salsa picante al gusto)
  • ½ cucharada de postre de chile picante en polvo (o guindilla)
  • El zumo de una lima (o ½ limón)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • ½ cucharada de postre de sal y una pizca más

Para la salsa

  • 40 g de Sriracha (o salsa picante al gusto)
  • 4 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 3 cucharadas soperas de zumo de lima (o limón)
  • 3 cucharadas soperas de miel
  • 1 cucharada de postre de aceite de sésamo

Para los boles

  • 1 cogollo de lechuga o una lechuga francesa.
  • 100 g de arroz basmati
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolleta
  • Menta

Preparación

  1. Calentar el horno a 190ºC. Picar la cebolla, los ajos y el jengibre. Calentar el aceite de oliva y sofreír la cebolla con una pizca de sal a fuego lento. Cuando esté transparente, añadir el ajo y el jengibre. Sofreír un par de minutos más, apagar el fuego y reservar.
  2. Poner la carne picada en un bol. Añadir el huevo batido, el pan rallado, la cebolla, ajo y jengibre sofritos, la sriracha, el chile picante en polvo, el zumo de lima y la sal. Mezclar bien con la ayuda de un tenedor y con las manos limpias, ir tomando pequeñas porciones y darles la forma de una pelotita.
  3. Colocar las albóndigas en una fuente de horno a la que se le ha untado un poco aceite de oliva. Hornear las albóndigas a 190ºC durante 20 minutos.
  4. Mientras tanto, cocer el arroz basmati siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez cocido y escurrido, poner en un bol y reservar.
  5. Preparar la salsa poniendo todos los ingredientes en un cazo pequeño, llevarlo a ebullición y cocinar a fuego lento unos 5-8 minutos, o hasta que haya espesado ligeramente. Reservar.
  6. Separar tantas hojas de lechuga como raciones se vayan a preparar, lavarlas y dejar que se sequen. Cortar la zanahoria en juliana, la cebolleta a rodajas finas, picar la menta y reservar.
  7. Cuando las albóndigas estén hechas, ponerlas en un bol con cuidado de no quemarse y verter la salsa sobre ellas. Remover bien para que se integren ambos componentes.
  8. Servir cada componente por separado -albóndigas, lechuga, arroz y vegetales- y dejar que cada comensal se monte su bol al gusto, poniendo un poco de arroz en la lechuga, luego un poco de zanahoria, un par de albóndigas y por encima la cebolleta y la menta. Si te sobran limas, puedes rociar unas gotitas por encima y a comer.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista