Otoñal y deliciosa
Otoñal y deliciosa.

Ensalada tibia de lentejas y boniato asado

  • Comentar
  • Imprimir

Aunque parezca que esta ensalada otoñal lleva mucho tiempo, gracias al microondas y una variedad de lentejas de cocción corta podemos tenerla lista en poco más de 20 minutos.

Si te gusta pasear por los mercados locales, te habrás dado cuenta de que los puestos empiezan a cambiar de color. Los pardos de las setas, las castañas y los tubérculos se abren paso entre los naranjas de boniatos, calabazas y caquis. Aunque todavía se ven tomates y berenjenas, es el momento de las espinacas, coles de Bruselas, el brócoli y el repollo. Los mercados ya huelen a otoño, así que es momento de cambiar nuestra cesta de la compra y disfrutar de los ingredientes que nos trae.

Si todavía no has inaugurado la temporada de otoño en tu cocina, te propongo que comiences por esta ensalada tibia de lentejas y boniato asado. Puede que lo de las lentejas y el boniato asado te eche para atrás, ya que son ingredientes que requieren su tiempo de cocción, pero te aseguro que este plato lo tienes listo en media hora si te organizas bien.

¿El primer consejo? Utilizar una lenteja que se cueza rápidamente, como la lenteja beluga, que es una lenteja pequeña y de color casi negro. Al igual que ocurre con las variedades pardina y verdina, no necesita remojo y la tienes lista en 20 minutos (aunque las otras dos variedades pueden necesitar un poco más de tiempo de cocción). Si tienes olla a presión, estarán listas incluso antes.

El segundo consejo consiste en hacer primero el boniato al microondas y marcarlo luego en la parrilla (o sartén, si no tienes parrilla). La cuestión es dorarlo un poquito para que tome un sabor más marcado. Si no quieres utilizar panceta ibérica, puedes cambiarla por tofu ahumado o queso de cabra, que también le viene de maravilla a esta ensalada: que la disfrutes.

Dificultad

Poca, es un pim-pam-pum.

Ingredientes

Para cuatro personas

  • 400 g de boniato
  • 200 g de lenteja beluga (o pardina, o verdina)
  • 4 puñados de espinacas baby
  • 100 g de panceta ibérica
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 80 g de granada (unas 4 cucharadas generosas)
  • 60 g de almendras tostadas
  • 4-5 ramas de tomillo
  • El zumo de medio limón
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Poner el aceite de oliva con el tomillo en un cazo y calentarlo a fuego mínimo durante 10 minutos. No dejar nunca que burbujee ni que humee. Transcurrido este tiempo, apagar el fuego, retirar y dejar que repose.
  2. Llenar una olla grande con agua y llevarla a ebullición. Añadir las lentejas y el laurel, y cocer durante 20 minutos a fuego medio, medio tapado (ajustar el tiempo de cocción si usamos otro tipo de lenteja).
  3. Preparar el resto de los ingredientes: cortar el boniato en rodajas de 1 cm, la panceta a trozos más o menos regulares, extraer los granos a la granada y picar las almendras en trozos grandes.
  4. Cocinar el boniato en el microondas durante cuatro minutos a potencia máxima. Calentar una parrilla o sartén con un poco de aceite de oliva, y marcar el boniato cocido, con una pizca de sal, para que tome un poco de color.
  5. Una vez hecho el boniato, saltear la panceta en la misma sartén con un poco de aceite de oliva, hasta que esté dorada y con aspecto crujiente.
  6. Cuando las lentejas estén hechas, escurrirlas bien para eliminar el máximo de agua. Ponerlas en un bol y aliñarlas con el aceite de tomillo, sal, pimienta y el zumo de limón. Probar y ajustar el aliño.
  7. Montar la ensalada con una base de espinacas y distribuir por encima las lentejas, el boniato, la panceta, las almendras y la granada.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista