Naranja sí, limón también
Naranja sí, limón también.

Galletas de chocolate y cítricos

  • Comentar
  • Imprimir

El chocolate y la naranja ya son pareja artística habitual. El limón como acompañante no es tan común, pero tiene mucho que aportar en este equipo. Estas galletas son la prueba.

“Tanto la cáscara de naranja como el agua de azahar se han utilizado para dar sabor al chocolate por lo menos desde el siglo XVII”, cuenta Niki Segnit en su libro La enciclopedia de los sabores. Añade también que, mientras otros ingredientes que se utilizaban para aromatizar el chocolate como la pimienta negra o el anís fueron pasando de moda, la naranja siempre se mantuvo al pie del cañón. En algunos países como Reino Unido es una combinación muy presente: cualquiera que haya viajado a tierras británicas habrá conocido su famosa Terry’s Chocolate Orange.

La pareja chocolate-limón no goza de tanta popularidad ni de tantos seguidores, pero puede ser igualmente buena. Es cierto que no suena muy apetecible una tableta de chocolate o una chocolatina con limón, sin embargo en repostería es interesante combinar ambos elementos. Estas galletas de chocolate, naranja y limón lo demuestran.

Aún estamos a tiempo de aprovechar los últimos cítricos que quedan de la temporada. Si consigues unos de agricultura ecológica, mejor que mejor, y si no, procura lavar bien su piel antes de utilizarlos. Las cantidades que indica la receta son para que las galletas sepan de verdad a naranja y limón, pero siempre puedes aumentarlas o disminuirlas según tus preferencias.

El tiempo de cocción está pensado para tener como resultado una galleta blanda y jugosa -¿se puede usar este término cuando hablamos de galletas?-, pero si te gustan más crujientes simplemente hornéalas un par de minutos más. Cómelas tibias y sabrás lo que es la perdición.

Dificultad

De primero de galletas.

Ingredientes

  • 200 g de chocolate semi amargo para la masa + 100 g troceados o chips
  • 100 g de harina
  • 70 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla
  • 1 huevo + 1 yema
  • ½ cucharadita de sal
  • ¼ cucharadita de levadura química
  • La piel de una naranja para la masa y media más para decorar
  • La piel de un limón y medio más para decorar
  • Sal en escamas para decorar

Preparación

  1. Batir el huevo, la yema, el azúcar y la ralladura de naranja y limón hasta que quede una mezcla clara y cremosa. Por otro lado, fundir el chocolate con la mantequilla a baño maría. También se puede hacer en el microondas vigilando que no se queme.

  2. Añadir el chocolate a la primera mezcla e integrar bien. Agregar la harina, la sal y la levadura química. Una vez esté todo bien integrado, agregar el chocolate troceado.

  3. Cubrir el bol con un papel film y dejar enfriar en la nevera durante media hora.

  4. Calentar el horno a 200º C.

  5. Retirar la masa de la nevera y colocar pequeñas porciones de masa sobre una bandeja de horno con papel vegetal. Todas deben ser más o menos del mismo tamaño, aproximadamente del tamaño de un Ferrero Rocher, para que nos entendamos. También se pueden hacer más grandes pero hay que tenerlo en cuenta para el tiempo de cocción.

  6. Hornear entre 7 y 10 minutos. La parte inferior de la galleta debe estar dorada y la superior bastante blanda si lo que buscas es una galleta tierna por dentro.

  7. Rallar limón y naranja encima de las galletas. Terminar con un poco de sal en escamas.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista