Te comes el verano en un solo plato
Te comes el verano en un solo plato.

Ensalada de hortalizas con cuscús y vinagreta cremosa

  • Comentar
  • Imprimir

Los platos únicos puntúan doble cuando el calor aprieta y las energías aflojan. Esta ensalada fresca viene con un truco para preparar una salsa cuya textura no tiene nada que envidiar a la mayonesa.

Si vas en busca de un plato único para darle a tu cuerpo alegría (Macarena) con el mínimo esfuerzo, esta ensalada fresca, sabrosa y completísima te está llamando a gritos. Todos sus ingredientes están de temporada, y siempre podemos añadir algunos o quitarlos si no nos gustan: por ejemplo, el pepino puede sustituirse por calabacín crudo, y si el pimiento tal cual te va a hacer pasar la noche del loro, puedes ponerlo asado.

Cambiar el cuscús -en realidad, sémola de trigo que toma el nombre del plato más conocido que se prepara con ella- por bulgur y simplemente hidratarlo, sin pasar por el fuego, nos permitirá prepararlo en cualquier lugar (y si no tenemos acceso a estos ingredientes, siempre nos quedará un arroz hervido, siempre mejor si es integral).

Usando la yema del huevo cocido como ingrediente integrado en la vinagreta, le aportaremos una cremosidad que poco tiene que envidiar a la de la mayonesa, sin el innecesario riesgo de salmonella que esto supondría en plena canícula agostina. Si con la cantidad de zumo de limón que nos gusta la vinagreta queda demasiado espesa, podemos aligerarla con un poco de agua fría.

Dificultad

Hervir, cortar, mezclar.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 150 g de cuscús (en crudo)
  • 1 pepino mediano
  • ½ pimiento rojo
  • 3 tomates de pera -u otra variedad- bien maduros
  • 2 cucharadas de pasas de corinto (o al gusto)
  • Unas 16 aceitunas negras carnosas
  • 4 huevos de gallinas felices
  • Cebolla o cebollino
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Zumo de limón al gusto
  • Za’atar al gusto (opcional)
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Cocer los huevos nueve minutos en agua hirviendo con un chorro de vinagre; pasado este tiempo romper la cocción con agua fría corriente. Pelar y reservar.
  2. Cocinar el cuscús siguiendo las instrucciones del fabricante. Separarlo con un tenedor y ponerlo en una superficie amplia para que se enfríe (o en la ensaladera donde vayamos a prepararlo).
  3. Quitar los pedúnculos a los tomates y trocearlos. Eliminar el pedúnculo, las semillas y los nervios del pimiento y trocear. Quitar las puntas y la mitad de la piel al pepino y trocear. Si vamos a usar cebolla, pelarla y cortarla a pluma. Disponer las hortalizas encima del cuscús.
  4. Separar las yema de los huevos de las claras. Trocear las segundas y sumarlas a la ensalada. Poner las primeras en un vaso con el aceite, zumo de limón al gusto, sal, pimienta y, si se quiere, za’atar. Ajustar la textura añadiendo un poco de agua helada si fuera necesario.
  5. Aliñar la ensalada con la vinagreta de yema y terminar con las aceitunas, las pasas y, si no hemos usado cebolla, el cebollino. Rematar, si queremos, con más especias.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista