Para los muy chocolateros
Para los muy chocolateros.

Tarta de mousse de chocolate y marron glacé

  • Comentar
  • Imprimir

Aunque tiene un aspecto muy profesional, preparar esta tarta es tan sencillo como hacer una buena base de galleta y rellenarla con mousse de chocolate. La jugada se remata con unas castañas confitadas otoñales.

Puede que una de las preparaciones más chic de las castañas sea el marron glacé, esa confitura/glaseado de una fruta de temporada que permite comerla durante todo el año, a pesar de que ahora se considere casi un objeto gastronómico de coleccionismo viejuno. Tostadas, peladas, hervidas, sin la última piel que se debe quitar con el máximo cuidado porque la castaña tiene que quedar intacta, bañadas en almíbar sucesivamente y secadas para ser cubiertas con azúcar glas: de ahí su precio. Encontrarlos tampoco es fácil, pero yo cada vez que tengo el caprichazo acudo a Pastelerías Mallorca porque los que hacen son maravillosos, al menos eran los que mi abuela tenía de vez en cuando en casa.

Esta tarta es realmente sencilla: el único truco es hacer una buena base de galleta y una mousse de chocolate sedosa, encuentra el marrón glacé evocando recuerdos de otoño; pero lo podríamos sustituir perfectamente por una crema de castañas dulce, que queda un poco con de textura membrillo pero más cremosa. También podéis hacerlo con una crema de calabaza asada o incluso de boniato, emulando a esos robioles catalanes donde este vegetal entra a formar parte del recetario dulce.

Para mi gusto, la mousse de chocolate ideal para esta tarta se elabora con chocolate potente, para que tenga un marcado sabor a cacao con un cierto amargor final que contrarreste el dulzor y la terrosidad de la castaña. Me gusta no hacerlo sólo con nata montada porque queda más denso así que siempre suelo añadir un poco de huevo, tanto la clara como la yema, porque así queda más sedoso, igual que gracias a la acción de la mantequilla. Si queréis utilizar un chocolate menos intenso tampoco hay ningún problema.

Otra opción posible para la tarta es elaborar en la base una masa quebrada en lugar de una base de galleta, aunque ésta segunda es mucho más rápida y sencilla y hace que no necesitemos pasar por el horno en ningún momento con esta tarta fácil y rápida.

Dificultad

Fácil, y con estupendo resultado.

Ingredientes

Para un molde de 18 cm

  • Base de galleta
  • 150 g de galletas estilo Digestive
  • 1 cucharadita de cacao
  • 65 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de azúcar

Para la mousse de chocolate

  • 250 g de chocolate 70%
  • 1 huevo
  • 200 g de nata para montar
  • 30 g de azúcar glass
  • 70 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de cacao opcional

Además

  • 8 castañas marron glacé o 100 g de crema de castañas dulce

Preparación

  1. Lo primero es preparar la base de la tarta. Para ello poner papel de hornear en el molde y untar los bordes con mantequilla, y a esa mantequilla pegarle también por todo el aro un papel de hornear para luego poder despegar bien la base.

  2. Triturar la galleta muy finamente con el robot o la picadora por un lado, mezclar con el cacao y el azúcar. Derretir la mantequilla en el microondas o en un cazo con cuidado de no quemarla y mezclar con la galleta.

  3. Cubrir la base del molde, aplastando muy bien con una cuchara, y subir por los bordes dos centímetros aproximadamente, con paciencia. Haremos la forma de una tartaleta. Congelar.

  4. Mientras la base congela preparar la mousse de chocolate: derretir el chocolate con la mantequilla en el microondas poco a poco removiendo constantemente o al baño maría, con cuidado de que no se queme. Reservar.

  5. Por otro lado montar la nata, que debe estar bien fría, con la ayuda de unas varillas, hasta que esté bien firme. Reservar.

  6. Montar también la clara de huevo con el azúcar glass hasta conseguir un merengue firme.

  7. Mezclar el chocolate fundido y la mantequilla con la yema cuando ya no esté caliente. Añadir las claras de huevo con movimientos envolventes y luego la nata con movimientos envolventes. Cuando esté bien mezclado poner dentro de una manga pastelera.

  8. Cortar cuatro castañas en trocitos pequeños y disponer sobre la base de la tarta, extendido, o disponer la crema de castañas. Cubrir por encima con la mousse de chocolate, haciendo la forma que cada uno quiera, y terminar por encima con el resto del marrón glacé. Llevar a la nevera como mínimo un par de horas, desmoldar con cuidado servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista