Esto lo cocinas en una tarde
Esto lo cocinas en una tarde.

'Batch cooking' de abril: cocina una tarde y come toda la semana

  • Comentar
  • Imprimir

¿Organizar el menú semanal te quita el sueño y de lunes a viernes no tienes tiempo? Aquí tienes un montón de ideas de platos sencillos y sabrosos para cuatro personas que se preparan en una sola tarde.

El entusiasmo que me despiertan las frutas y verduras de primavera me tientan a decir que es la mejor estación del año, pero entonces pienso en las raíces de invierno y los tomates, la sandía, el melón y otras frutas de verano y pienso que quién sería yo para dar prioridad a unas delicias sobre otras. Así que me limitaré a dar ideas para disfrutarlas de todas las maneras posibles en estas sugerencias para cocinar una tarde y pasar el resto de la semana viviendo de rentas.

Todo lo que puede congelarse, descongelarse y quedar igual de bien -siempre en bolsas de congelación, de silicona o recipientes perfectamente cerrados- es mejor para comerlo a final de semana, como el pollo con peras o la crema de guisantes, que aunque lleva patata volverá a quedar perfecta si la llevamos a ebullición. Si tenemos sitio en el congelador, podemos duplicar las cantidades y tener ya una comida para la siguiente semana, igual que tendremos la base para un salteado o ensalada saludable si cocinamos más quinoa y la congelamos en las mismas porciones en las que la vayamos a necesitar después. Esto puede parecer una tontería, pero cualquiera que se haya pasado cuatro días seguidos comiendo lo mismo por congelar cuatro raciones en un mismo táper cuando vives solo os contará por qué es importante.

Comprar un salmón entero suele ser más económico que hacerlo por rodajas o trozos: si lo hacemos así, pedimos que lo preparen en supremas y lo congelamos correctamente etiquetado, tendremos pescado para unas cuantas cenas. Además, con la carne que queda pegada a las espinas del salmón -se retira fácilmente raspando con una cuchara- podemos preparar un tartar de aperitivo o una salsa para pasta con puerro pochado y leche evaporada, y después usar la misma espina y la cabeza del pescado para preparar un sabroso fumet.

Seguimos sin incluir los desayunos, meriendas o picoteos en la organización semanal, ya que estos no necesariamente se cocinan. De nuevo recomendamos dejar algunos de los básicos —en cada casa son diferentes— preparados en una bandeja dentro de la nevera para no tener que pensar demasiado mientras todavía luchas por despertarte. Yogur o kéfir, leche o bebida vegetal con copos de avena para tomar fría o caliente -tal cual o con un poco de chocolate 70% rallado, cacao o pasas, orejones o dátiles picados-, queso fresco o quark, naranjas, fresas, arándanos, frambuesas y moras, plátanos, los primeros albaricoques o aguacate para comer en tostada o bocadillo. Otros básicos para llevar son botecitos o bolsitas con frutos secos y frutas deshidratadas, huevos cocidos -o una tortilla francesa hecha al momento en tres minutos- y algún untable con crudités o tomates cherry que también podemos untar en una tostada de pan integral, muy agradecidos en estas situaciones.

Cenas

  • Salmón en papillote con ajos tiernos y tomate deshidratado + boniato con mantequilla de miso + ensalada de tomate con olivada verde de anchoa
  • Pollo asado con peras y salvia + quinoa hervida + ensalada de espinacas con pasas y pistachos con aliño de yogur
  • Crema de guisantes con yogur, menta y piñones + pasta fresca con alcachofas y olivada verde de anchoa
  • Bocadillo de bonito en aceite de oliva, champiñones, tomates cherry y espárragos asados + untable de alubias con aguacate y miso picante
  • Acelgas y patatas con refrito de ajo y pimentón + huevo a la plancha

Comidas

  • Acelgas y patatas con refrito de ajo y pimentón + huevo duro + ensalada de tomate con ajos tiernos y tomate deshidratado
  • Crema de guisantes con yogur, menta y piñones + ensalada de quinoa con bonito en aceite de oliva, champiñones, tomates cherry y espárragos asados
  • Ensalada de lentejas con col asada a la vinagreta de mostaza y pipas + lomo asado
  • Salmón en papillote con ajos tiernos y tomate deshidratado + alcachofas con mantequilla y limón + untable de alubias con aguacate y miso picante
  • Pollo asado con peras y salvia + boniato con mantequilla de miso + ensalada de espinacas con pasas y pistachos con aliño de yogur

Preparación

  1. Cuando lleguemos a casa de comprar, si el salmón es fresco y no vamos a tomarlo ese día o el siguiente, congelarlo hasta el momento de consumo. Sacarlo el día antes y dejarlo descongelar en la nevera.
  2. Encender el horno a 180 grados. Poner en una bandeja apta los contramuslos de pollo salpimentados -cortar 4 por la mitad, las raciones son de 1,5-, las peras peladas, cortadas en cuartos, unas 16 hojas de salvia, 200 ml de vino blanco, sal y pimienta, y llevar al horno. En otra bandeja poner los tomates cherry, los espárragos, los champiñones cortados en cuartos, 4 dientes de ajo pelados y laminados, aceite, vinagre, sal, pimienta, y aromáticas al gusto. Salpimentar el lomo y hornearlo envuelto en papel de horno (para que no se seque). Añadir 8 alcachofas -solo lavadas-, 4 boniatos grandes y una col o repollo, cortada por la mitad a lo largo con la parte cortada hacia abajo (si no cabe todo, hacerlo por turnos).
  3. Pasados 15 minutos, dar unas vueltas al contenido de la bandeja de los champiñones y girar los contramuslos de pollo. Estas dos cosas tardarán unos 30 minutos, igual que el lomo. Cuando el lomo esté listo, dejar que se temple antes de cortarlo, para no perder el jugo (cuando lo vayamos a comer, calentarlo muy suavemente para que no se seque).
  4. Cuando los tomates cherry con champiñones y espárragos estén listos, reservarlos y servir la mitad con quinoa y bonito y la otra mitad en bocadillo, también con bonito. El jugo que han soltado durante la cocción más el aderezo que les hemos puesto harán de aliño, aunque tal vez haya que rectificar de algo: probar y decidir.
  5. Las alcachofas tardarán entre 45 minutos y una hora, la col y los boniatos una hora o un poco más.
  6. Mientras, preparar un aliño con 12 tomates secos -previamente remojados- y un manojo de ajos tiernos picados, desechando las capas exteriores que se hayan quedado secas, y 10 cucharadas de aceite de oliva (se puede usar un robot de cocina).
  7. Mientras, triturar las alubias con los aguacates, un poco de agua, vinagre de manzana o vino blanco al gusto, miso y chile hasta conseguir la textura que más nos guste. El untable está listo: guardarlo con un poco de aceite encima para que no se reseque.
  8. Preparar también la olivada con las aceitunas verdes sin hueso, las anchoas, el aceite de las mismas -y un poco más- y chile al gusto. Servir la mitad con la pasta fresca con las alcachofas a las que habremos quitado la hojas externas y cortado en 6 trozos a lo largo -preparando la pasta al momento y calentando las alcachofas antes un par de minutos con la salsa, y mantecando todo antes de servir con un poco del agua de la cocción- y el resto con una ensalada de tomates.
  9. Cuando vayamos a preparar el salmón, pintar cada lomo con una cucharada muy generosa de la mezcla de ajos tiernos, aceite y tomate seco y, si se puede, dejar macerar por lo menos media hora. Preparar una papillote doblando bien papel de horno a su alrededor para que no se escapen los jugos y cocinar sobre una plancha o sartén, unos dos minutos por cada lado (o al gusto). Ajustar de sal después de cocinarlo, ya que el tomate lo salará. El resto de la mezcla lo usaremos para aliñar una ensalada de tomate.
  10. Mezclar 4 cucharadas de mantequilla con sal, pimienta, ralladura y zumo de limón al gusto, que usaremos para aliñar la mitad de las alcachofas. Cuando salgan del horno y podamos manipularlas sin quemarnos, quitarles las hojas de fuera, cortarlas por la mitad a lo largo y aliñar aún en caliente.
  11. Mezclar 6 cucharadas de mantequilla con miso al gusto, que usaremos para aliñar los boniatos. Cuando estén listos y podamos manipularlos sin quemarnos, cortarlos a lo largo y aliñarlos.
  12. Preparar una vinagreta con 8 cucharadas de aceite, vinagre al gusto, sal, pimienta, curry y las pipas peladas, que usaremos para aliñar la col. Cuando la col esté lista y aún caliente, la cortaremos en gajos y aliñaremos, dándole unas vueltas para que se impregne bien. Cuando ya esté fría, añadir las lentejas y la ensalada está lista.
  13. Lavar bien la quinoa en un colador de malla fina bajo el grifo y cocinarla unos 20 minutos en agua hirviendo. Escurrir y usar la mitad para preparar la ensalada, y el resto para acompañar el pollo.
  14. Cocer 4 huevos a temperatura ambiente en agua hirviendo a fuego mínimo durante 9 minutos, y cortar después la cocción con abundante agua fría.
  15. Mientras se cocinan, cortar dos pepinos, cuatro zanahorias y un pimiento en palitos. Estas crudités en un tarro o bolsa de silicona bien cerrada aguantarán bien tres días en la nevera: en ese momento habrá que repetir el proceso con el resto para acompañar el untable de judías con aguacate y miso el resto de la semana.
  16. Llevar dos ollas al fuego. En una poner un poco de aceite y dorar 3 patatas pequeñas, 2 puerros en rodajas y 2 cebollas. Cuando tenga buen color y huela bien, salpimentar, cubrir con 1,2 l de agua o caldo, añadir los guisantes y llevar a ebullición durante 15 minutos. Añadir 3 yogures, leche de coco o leche vegetal al gusto, sal y pimienta y un puñado de hojas de menta triturar y probar para ajustar el sazón. Servir con los piñones y un chorrito de aceite.
  17. En la otra olla con agua salada hirviendo, poner 8 patatas medianas peladas y cortadas en 6 trozos. Lavar las acelgas, separar las pencas de las hojas y trocear ambas (sin mezclarlas). Pasados 10 minutos desde que las patatas han arrancado el hervor, añadir las pencas de las acelgas, y las hojas 2 minutos después. A los 15 minutos retirar y escurrir. En la misma olla, preparar un refrito con aceite y ajo picado o laminado al gusto, a fuego medio-bajo. Cuando el ajo esté dorado, añadir pimentón al gusto sin dejar de remover para que no se queme. Añadir un chorretón de vinagre,dar unas vueltas y devolver la verdura a la olla, dando vueltas un par de minutos para que el aliño se reparta bien. Servir la mitad con un huevo a la plancha y el resto con el huevo duro picado.
  18. La primera vez que vayamos a comer la ensalada de espinacas, preparar un aliño con 2 yogures, ralladura y zumo de limón, aceite, sal y pimienta al gusto. Preparar la ensalada con la mitad de las espinacas baby, la mitad de los pistachos y la mitad de las pasas, aliñar con la mitad de la salsa y reservar el resto para la siguiente ensalada.

¿Quieres más ideas de 'batchcooking'? Mira nuestras anteriores entregas.

La lista de la compra

Verdulería

4 peras (cualquier variedad apta para cocinar), 500 g de tomates cherry, 400 g de espárragos, 400 g de champiñones, 4 cabezas de ajo, 1 col o repollo mediana (unos 800 g), 8 alcachofas, 4 boniatos grandes, un manojo de ajos tiernos, 2 aguacates, 8 tomates medianos (los raf aún están de temporada), 4 pepinos, 8 zanahorias, 2 pimientos, 11 patatas pequeñas, 2 puerros, 2 cebollas, menta, 1,2 k de acelgas, 400 g de espinacas baby.

Pescado

8 supremas de salmón de unos 150 g cada una.

Aves

12 contramuslos de pollo, 8 huevos.

Lácteos

125 g de mantequilla, 5 yogures (o yogures de soja, leche de coco o bebida vegetal, para la salsa de la ensalada y la crema de verdura).

Carnicería

Una pieza de lomo de 800 g (si puede ser, de dos colores).

Además

Aceite de oliva, vinagre al gusto, sal, pimienta, salvia, vino blanco, 8 latas pequeñas de bonito en aceite de oliva, 12 tomates secos, 2 tarros de alubias (de 600 g cada uno peso escurrido, aproximadamente), 2 latas pequeñas de anchoas en aceite, 150 g de aceitunas verdes sin hueso, chile, 500 g de pasta fresca al gusto (2 paquetes), miso, curry, 50 g de pipas peladas, 500 g de quinoa. 800 g de guisantes congelados, 1,2 l de caldo de verdura (opcional), 50 g de piñones, 60 g de pasas, 60 g de pistachos, 2 tarros de lentejas cocidas (de unos 600 g cada uno, peso escurrido), papel de horno, pimentón.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista