Batch cooking
En una tarde nada más.

'Batch cooking' de marzo: cocina una tarde y come toda la semana

  • Comentar
  • Imprimir

¿Organizar el menú semanal te quita el sueño y de lunes a viernes no tienes tiempo? Aquí tienes muchas ideas de platos sencillos y sabrosos para cuatro personas que se preparan en una tarde.

Días cálidos, noches frescas, llevar más capas que una cebolla si vas a pasar el día entero fuera y fresas, espinacas, calabacines y demás delicias primaverales asomando ya en las fruterías mientras todavía podemos disfrutar de los ricos frutos del invierno: el mes de marzo siempre es entretenido en lo gastronómico. Si el tuyo también va a ser entretenido en todo lo demás y no vas a tener tiempo para ir cocinando día a día, es posible que estas ideas para hacerlo del tirón y vivir de rentas el resto de la semana te sean útiles.

El bacalao desalado es perfecto para añadir sabor a las ensaladas de legumbres, y las migas su formato más económico y además ideal para una preparación en la que igualmente tendríamos que trocearlo. Es importante probarlo antes de cocinar con él porque no todos tenemos el mismo concepto de lo que es un desalado, y así tendremos tiempo de darle un bañito más si lo necesita o equilibrar la cantidad de sal quitándosela a la vinagreta. En la receta que proponemos hoy es importante que esté bien desalado para que no sea excesivo al combinarlo con la olivada; si lo está y no tienes tiempo de arreglarlo, cambia el aliño por uno con frutos secos (y recicla el de olivada, por ejemplo, para los tomates raf).

Para que los estofados de legumbres queden más sabrosos, es importante hacer previamente un sofrito o conseguir de alguna otra manera que las verduras que usemos se caramelicen: en este caso usaremos el horno para este efecto. Poniendo las verduras que vayamos a usar en una fuente, cortadas en dados y aliñadas con un poco de aceite, sal y las especias o hierbas que queramos podemos conseguir, solo con remover de vez en cuando, que se doren por todas partes con el mínimo esfuerzo.

Si queremos alargar la vida de los puerros asados, podemos congelarlos sin aliñar, descongelarlos en la nevera y aliñarlos un día antes de comerlos; si te sobra sitio en el horno no dudes en poner algunos más y conservarlos así. Puedes darles salida en cremas de verduras, como aperitivo o acompañamiento -con romesco están buenísimos- o cortarlos más pequeños y añadirlos a una ensalada de legumbres. También puedes congelar los calamares encebollados, la cazuela de pollo, el guiso de calabacín y salchichas y hasta la crema de coliflor, aunque como lleva patata tendrás que darle de nuevo un hervor antes de comerla para que recupere la textura.

Seguimos sin incluir los desayunos, meriendas o picoteos en la organización semanal, ya que estos no necesariamente se cocinan. De nuevo recomendamos dejar algunos de los básicos —en cada casa son diferentes— preparados en una bandeja dentro de la nevera para no tener que pensar demasiado mientras todavía luchas por despertarte. Yogur o kéfir, leche o bebida vegetal con copos de avena para tomar fría o caliente -tal cual o con un poco de chocolate 70%, coco rallado, cacao o pasas, orejones o dátiles picados, frambuesas o arándanos-, queso fresco o quark, pechuga de pavo o de pollo asada y loncheada, hummus o cualquier otro untable de los que hemos preparado por aquí, fruta de temporada o aguacate, huevos duros, queso fresco, pepino o tomates cherry para comer en tostada o bocadillo.

Cenas

  • Ensalada de judías con espinacas baby, migas de bacalao y olivada + untable de pimiento y anacardos
  • Cazuela cremosa de maíz, champiñones y pollo + puerros asados en vinagreta de anchoas
  • Crema de coliflor, cebolla y patata asadas con piñones y queso azul + tortilla de queso
  • Calabacín con salchichas en tomate y vino tinto + cuscús integral
  • Calamares encebollados + cuscús integral + tomate raf aliñado

Comidas

  • Ensalada de judías con espinacas baby, migas de bacalao y olivada + 2 huevos duros
  • Crema de coliflor, cebolla y patata asadas con piñones y queso azul + lentejas con calabaza, nabo, zanahoria y ras el hanout
  • Lentejas con calabaza, nabo, zanahoria y ras el hanout + calamares encebollados + tomate raf aliñado
  • Cazuela cremosa de maíz, champiñones y pollo + puerros asados en vinagreta de anchoas
  • Calabacín con salchichas en tomate y vino tinto + untable de pimiento y anacardos + pan integral

Preparación

  1. Encender el horno a 180 grados y distribuir en sus dos bandejas 4 pimientos, 4 patatas medianas, 8 puerros enteros -la parte blanca, reservar la del medio para más tarde y la más verde para hacer caldos-, una coliflor troceada grande y 2 cebollas enteras. Cortar en daditos unos 800 g de calabaza sin piel, 2 cebollas, 4 nabos y 4 zanahorias, aliñar con un poco de aceite de oliva y sal y llevar también al horno.
  2. Mientras, poner en un táper dos tazas y media de cuscús integral. Verter encima dos tazas y media de agua hirviendo con sal al gusto. Cuando se haya hinchado, añadir un chorrito de aceite, ahuecarlo y una vez frío llevar a la nevera.
  3. Cocer 8 huevos a temperatura ambiente durante 9 minutos -en el agua ya hirviendo-y enfriar muy bien en agua helada para que no se sigan cociendo. Reservar en la nevera.
  4. Pasados 15 minutos, remover las verduras cortadas.
  5. Preparar la vinagreta de olivada mezclando cuatro cucharadas de olivada con 120 ml de aceite, vinagre al gusto y pimienta (las aceitunas ya salan suficiente, no es necesario añadir sal).
  6. Preparar la vinagreta de anchoas picando el contenido de dos latas de anchoas en aceite de oliva con su aceite y unos 100 ml más, unos 8 centímetros de la parte del medio del mismo puerro que hemos reservado, pimienta, orégano y zumo de limón. Probar y, si es necesario, rectificar de sal.
  7. Unos 15 minutos después de haber removido las verduras deberían estar listas (si no es así, dejarlas unos minutos más). Cuando estén, llevarlas a una olla con un kilo de lentejas -pardinas, caviar o cualquier variedad que que no necesite remojo-, agua fría unos cuatro dedos por encima de las lentejas, sal, la parte intermedia de los puerros que hemos guardado cortada en rodajitas y ras el hanout al gusto. Llevar a ebullición y, cuando hierva, bajar el fuego. Cocinar lo necesario para que la lenteja se ablande (el tiempo total depende de la variedad y el tiempo que tenga la legumbre). Dejar enfriar y llevar a la nevera: en el momento de servir, cortar ¼ de manzana ácida en dados por cada ración y ponerla por encima.
  8. Pelar y cortar en rodajas ocho cebollas. Dejar que se cocinen a fuego medio-bajo en una olla o cazuela con aceite, un chorrito de agua y sal, removiendo de vez en cuando durante unos 45 minutos.
  9. Unos 50 minutos después de entrar en el horno los puerros estarán listos: cuando ya no quemen, quitar las capas externas y la raíz -se pueden guardar para hacer caldo, al estar asadas le darán un sabor más profundo- y cortar en trozos de unos 8 cm. Aliñar con la vinagreta de anchoas y dejar en la nevera un máximo de tres días (también pueden congelarse sin aliñar).
  10. Después de más o menos una hora, la coliflor, las patatas y las cebollas estarán listas. Cuando ya no quemen, pelar las patatas y la cebolla y trocear. Llevar a ebullición en una olla con 1,2 l de agua o caldo de verduras, sal, pimienta y nuez moscada durante entre 5 y 7 minutos, añadir cuatro yogures naturales, triturar y ajustar de aderezo. Servir con unos piñones y un poco de queso azul.
  11. Cuando la cebolla esté lista, separar un tercio y añadirle 2 dientes de ajo picados. Tres minutos después, añadir un vasito de vino blanco y dejar reducir tres minutos a fuego alegre. Añadir 800 g de calamarcitos y cocinar unos seis o siete minutos a fuego medio-alto, retirar del fuego en cuanto estén tiernos y sacarlos de la cazuela para que no se sobrecuezan.
  12. Después de aproximadamente una hora y 10 minutos, los pimientos estarán listos. Cuando no quemen, pelarlos y añadir 150 g de anacardos crudos -previamente remojados durante una hora en agua fría-, 400 g de garbanzos cocidos, ajo y zumo de limón al gusto, sal, y pimentón.
  13. Separar la mitad de la cebolla restante y añadirle 300 g de champiñones laminados y 2 dientes de ajo picados. Cuando ya tengan color, añadir 8 contramuslos de pollo cortados en tiras -salpimentados- y dorarlos tres minutos a fuego alegre. Añadir 400 ml de leche entera, 300 g de maíz de lata o descongelado, sal y aromáticas al gusto y llevar a ebullición a fuego medio durante unos cinco minutos, destapado para la leche se evapore un poco.
  14. Cortar 2 pepinos, 4 zanahorias y un pimiento en palitos. Estas crudités en un tarro o bolsa de silicona bien cerrada aguantarán bien tres días en la nevera: en ese momento habrá que repetir el proceso con el resto para acompañar el untable el resto de la semana.
  15. Añadir a la cebolla guisada restante, 12 salchichas enteras y 4 calabacines medianos cortados en dados grandes, sal, pimienta y aromáticas al gusto, dando vueltas durante unos minutos para que se doren. Añadir 200 ml de vino tinto y 400 gramos de tomate troceado -en conserva- y dejar que se cocine unos diez minutos o hasta que el aceite se separe del tomate.
  16. Poco antes de comerla -puede ser la noche antes-, preparar la ensalada mezclando 800 g de judías cocidas -lavadas para eliminar el líquido de gobierno-, 200 de espinacas, media cebolla blanca dulce Fuentes de Ebro en daditos y 300 g de migas de bacalao bien desalado (cantidades para cada una de las dos veces que hagamos la ensalada). Aliñar poco antes de comerla para que las espinacas no se pongan pochas.
  17. Preparar las tortillas de queso y el tomate aliñado justo antes de consumirlos.

La lista de la compra

Fruta y verdura

6 pimientos, 4 patatas medianas, 8 puerros, una coliflor grande, 12 cebollas amarillas, 1 cebolla dulce Fuentes de Ebro, 800 g de calabaza (peso sin piel), 4 nabos, 12 zanahorias, 4 limones, 2 manzanas ácidas, 2 cabezas de ajo, 4 pepinos, 4 calabacines, 600 g de espinacas, 1,2 kg de tomates raf, 300 g de champiñones.

Aves

16 huevos, 8 contramuslos de pollo.

Carnicería

24 salchichas de buena calidad.

Lácteos

4 yogures naturales, 150 g de queso azul, 400 ml de leche entera.

Pescadería

1 kg g de calamarcitos (pueden ser descongelados), 600 g de migas de bacalao desalado.

Además

Aceite de oliva, sal, 500 g de cuscús integral, un tarro de olivada, vinagre, pimienta, sal, 2 latas de anchoas, orégano, 1 kilo de lentejas, ras el hanout, 3 litros de caldo de verduras (opcional), nuez moscada, 60 g de piñones, vino blanco, vino tinto, 150 g de anacardos crudos, 400 g de garbanzos cocidos, pimentón, 300 g de maíz cocido (en lata o congelado), una lata de tomate troceado de 400 g, 1,5 kg de judías cocidas, 200 g de queso para fundir, pan integral.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista