Con bien de relleno
Con bien de relleno.

Saquitos de hojaldre con acelga y queso azul

  • Comentar
  • Imprimir

No tener tiempo para cocinar no significa tirar de precocinados a diario: hay recetas complejas que se pueden adaptar. Para muestra, estos sacos de hojaldre rellenos, en el que nos saltamos el paso de elaborar la masa.

Ser millennials multitasking, emprendedores y autónomos –algo con lo que muchos se identificarán– nos deja poco tiempo y energía para todo lo que va más allá del trabajo. Dentro de esta vorágine -de la que no deberíamos estar orgullosos pero tampoco parece opcional-, hay algo a lo que me niego a renunciar: comer bien y disfrutarlo. Existen muchas recetas y facilidades para combatir el “no tengo tiempo” en la cocina sin perder por ello calidad en lo que comemos. Con algo de picaresca y sentido común, incluso, se pueden transformar recetas a priori complejas o laboriosas en algo simple.

Es el caso de esta receta: hace un par de semanas probé un gözleme de acelgas y queso azul en Gerald’s Bar (un sitio al que te recomiendo ir si vas por San Sebastián). El gözleme es una especie de cuadrado relleno popular en Turquía, su masa es suave y el relleno de este en particular muy sabroso, tanto que me pregunté por qué nunca se me había ocurrido combinar acelgas con queso azul. De aquí nace la receta de saquitos: nos ahorramos el paso de hacer la masa recurriendo a una plancha de hojaldre ya lista –cuanto mejor sea su calidad, mejor el resultado– y añadimos unas pasas para darle un pequeño toque dulce.

Veréis que la cantidad de este ingrediente es variable, ya que la intensidad de los diferentes quesos azules que podemos usar -que van de roquefort el cabrales, pasando por la gorgonzola o el stilton- es muy diferente, así que tendremos que adaptarlo al tipo de queso (y a nuestro paladar). Como siempre, se pueden variar los ingredientes: espinacas, huevo cocido, jamón, atún, cebolla, otros quesos, etc. podrían servir para este relleno. La receta está calculada para cuatro saquitos pero puedes dividir la masa en ocho cuadrados y tendrás un bocado más pequeño que bien puede servir para un aperitivo.

Dificultad

Para personas con poco tiempo y ganas de comer bien.

Ingredientes

Para 4 saquitos

  • 1 plancha cuadrada de hojaldre
  • 1 manojo de acelgas (500 g aprox.)
  • Entre 60 y 120 g de queso azul
  • 1 diente de ajo
  • 1 huevo
  • 1 puñado pequeño de uvas pasas (opcional)
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

  1. Lavar bien las acelgas y retirar las pencas (reservarlas en la nevera para elaborar otros platos). Cortar las hojas en trozos.

  2. Laminar el diente de ajo y dorarlo ligeramente en una sartén con aceite de oliva a fuego medio-bajo.

  3. Añadir las acelgas y salpimentar. Retirar transcurridos unos minutos, cuando estén tiernas. Colocar en un bol y dejar enfriar.

  4. Calentar el horno a 220 ºC.

  5. Mientras se calienta, escurrir todo el agua posible de las acelgas con las manos limpias. Mezclar las acelgas con las pasas y el queso azul desmigado.

  6. Cortar el hojaldre en cuatro cuadrados y colocar el relleno en el centro de los mismos.

  7. Pincelar los bordes con huevo batido y llevar las cuatro esquinas hacia el centro para cerrarlos. Pincelar por fuera para conseguir una capa dorada y crujiente.

  8. Hornear durante 20 min.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista