Guiso de judías, almejas y algas
Un guiso ligero y con sabor a mar.

Guiso de judías, almejas y algas

  • Comentar
  • Imprimir

Las fabes con almejas están muy bien, pero hay muchas otras maneras de combinar legumbres y mar. Hoy apostamos por las judías carillas con un caldo rápido asiático aromatizado con algas.

¿Qué decir de los guisos de legumbre con sabor a mar? A mí es algo que al principio me sonaba a marciano, pero poco a poco los he ido apreciando más, hasta sentirme ya en deuda con ellos. Que sí, que todos hemos comido fabes con almejas -si no lo has hecho todavía, no sé a qué estás esperando porque te pierdes una auténtica delicia-, pero al final se trata de darnos un poco de lustre aprovechado que el marisco vuelve a bajar de precio pasada la locura navideña.

Para esta versión, se me ocurrió tirar de recursos orientales. En primer lugar, me chiflan las algas, y la kombu va de perlas a la hora de elaborar sopas. Si, además, la mezclas con dashi no moto -bonito deshidratado y deshecho en polvo que cuando lo hidratas da como resultado un caldo de sabor intenso-, miel sobre hojuelas. Si no encuentras ninguno de los dos productos o te da un poco de cosa, con sustituirlos por caldo de pescado tradicional va que chuta. De todas maneras, te los recomiendo al 100 % porque el sabor es completamente diferente al de nuestro fumet.

Por último, te recomiendo que le eches un vistazo a la estupenda guía para cocer legumbres que elaboramos en El Comidista hace casi un año, sobre todo por si te vienes arriba con la creatividad y decides cambiar las judías carillas por garbanzos u otra legumbre.

Dificultad

Baja, aunque nunca es fácil adivinar si las almejas van a tener arena.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 g de judías carillas secas
  • 16-20 almejas frescas
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla dulce
  • 1 rama de apio
  • 1 l de caldo de pescado (o su equivalente en agua y caldo de bonito en polvo, también conocido como dashi no moto: unas cuatro cucharaditas rasas)
  • 4 puñados de espagueti de mar
  • 1 lámina de alga kombu (opcional)
  • 4 cucharadas de cebollino fresco recién picado

Preparación

1. La noche anterior a la preparación del plato, hidratar las judías en agua y dejarlas al menos 12 horas. Poner también las almejas en remojo de agua con sal e ir cambiándola cada pocas horas para que expulsen la arena en caso de que tengan.

2. Escurrir las judías y ponerlas en una olla con el pimiento verde sin el pedúnculo, la cebolla cortada a la mitad y la rama de apio. Añadir agua hasta cubrirlas y encender el fuego. Cuando rompan a hervir, bajar el fuego para que la cocción sea pausada y cocinarlas suavemente durante al menos una hora y media (pasado ese tiempo, sacar una, probarla y ver si está tierna; en caso de no ser así, dejarlas un cuarto de hora más y probar de nuevo hasta que estén tiernas).

3. Una vez que se hayan cocido las judías, apagar el fuego y dejar que se atemperen. Escurrirlas y descartar el caldo de cocción.

4. Poner una olla a fuego medio-alto, agregar un chorrito de aceite de oliva virgen extra, añadir las almejas y tapar. Retirarlas a medida que se vayan abriendo para evitar que se cocine en exceso. Reservarlas, colar el caldo que han soltado a través de una gasa y devolverlo a la olla.

5. Incorporar el caldo de pescado y añadir la lámina de alga kombu. Dejar cocer suavemente, sin que llegue a hervir, durante 5 minutos. Apagar el fuego y dejar infusionar otros 10 minutos. Retirar el alga kombu y agregar los spaghetti de mar. Volver a encender el fuego y dejarlos cocer alrededor de 10 minutos.

6. Agregar las judías, calentar 5 minutos y servir acompañadas con las almejas, el cebollino y poco de aceite de oliva virgen extra.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista